Masajes

La palabra masaje deriva del término griego massein, que significa «amasar» y, aunque esta palabra puede ofrecer diversos significados e interpretaciones, en las líneas siguientes nos referiremos exclusivamente a los procedimientos que aplican las manos o utensilios simples sobre la superficie del cuerpo para producir efectos terapéuticos, aliviando o curando determinadas dolencias.

Los masajes se conocen desde la antigüedad, y probablemente arrancan de la costumbre que todavía hoy muestran diversas especies de primates superiores de comunicarse mediante gestos sobre el cuerpo de sus congéneres, y que también se observa en otros animales menos evolucionados. En efecto, el contacto es una forma de comunicación sin palabras, lo que abre posibilidades infinitas, no solamente terapéuticas. Por otra parte, cuando nos damos un golpe, casi instintivamente nos frotamos la zona dolorida para aliviar el dolor. Por tanto, el masaje viene a ser un perfeccionamiento de una conducta prácticamente instintiva.

EFECTOS DEL MASAJE SOBRE EL CUERPO

Existen diversos tipos de masaje, con objetivos y técnicas concretos, que se aplican en determinadas situaciones, o que se practican sobre ciertas partes del cuerpo. Algunas de estas técnicas se describen en otros capítulos del presente libro, pero aquí nos centraremos en los efectos del masaje clásico.

Los efectos del masaje se pueden clasificar a grandes rasgos en los siguientes apartados:

Piel Y tejido conjuntiva subcutáneo

Mejora su irrigación y con ello su nutrición, lo que favorece el mantenimiento de su vitalidad, consistencia y elasticidad.

Músculos

Mejora el tono muscular, es decir, el estado parcial de contracción muscular involuntaria que siempre tienen nuestros músculos, tanto cuando el tono es excesivo como cuando e demasiado bajo.

Árbol circulatorio

Activa la circulación sanguínea, ya que favorece el flujo de sangre desde la piel y lo músculos a la circulación sanguínea general, y viceversa.

Órganos internos

Muchos trastornos internos se manifiestan de forma refleja en la piel y en los músculos, produciendo zonas cutáneas dolorosas y contracturas musculares que son aliviadas por el masaje. Sin embargo, hay que tener claro el diagnóstico y haber descartado afecciones graves antes de proceder al masaje, ya que, de lo contrario, se podría enmascarar el diagnóstico, y retrasar un tratamiento que debería haber sido urgente.

Estado de ánimo

El masaje, por el mero hecho del contacto corporal que comporta, produce un efecto placentero, relajante y euforizante.

MOVIMIENTOS BÁSICOS DEL MASAJE

Los movimientos básicos del masaje, denominados maniobras, deben ejecutarse de una manera específica, es decir, con una cierta técnica. Cada maniobra posee un efecto determinado sobre el organismo.

ROZAMIENTOS

También llamado effleurage, es el movimiento más leve con el que la mano toma contacto con la piel, preparando las maniobras siguientes. Se realiza con las puntas de los dedos unidos y el pulgar separado, con ambas manos a la vez, con una sola, o con las dos alternativamente, y de abajo a arriba, es decir, en el mismo que el de la circulación venosa de retorno al corazón. Cuando se nota un cierto calor en la piel, el movimiento debe hacerse más fuerte, y se ejecuta más lentamente y con toda la mano. El recorrido puede ser longitudinal, sobre la espalda y las extremidades inferiores, y oval en los hombros, rodillas y abdomen.

El ritmo con que son efectuados los razonamientos determina sus efectos: si es lento, el efecto es relajante, y si es rápido, estimulante.

En todos los casos, consigue activar la circulación sanguínea y mejorar el tono muscular.

DESLIZAMIENTOS

Se ejerce más presión que en los rozamientos y se realizan con el borde interno de la mano, con el talón de la mano (base de la palma) o con el dorso de los dedos cuando el puño está cerrado. Para aumentar la presión no debe hacerse más fuerza con los brazos, sino apoyar sobre ellos el peso del cuerpo.

Si el ritmo es lento y continuo, se obtiene un efecto relajante. Si lo que se pretende es que la musculatura entre en calor antes de un esfuerzo físico, el ritmo será más rápido, para aumentar la irrigación sanguínea y el tono de los músculos, tal como hemos visto que hacen los masajistas con numerosos deportistas antes de entrar en competición.

AMASAMIENTOS

Se realizan después de los deslizamientos, o se intercalan entre dos tandas de los mismos. Se ejecutan formando una pinza entre el pulgar y los demás dedos, que prende con fuerza en los músculos y realiza un movi­miento como de an1asar pan, a un ritmo lento y constante. Con esta maniobra, ejerciendo presión o torsión, se estimula el drenaje profundo de las masas musculares.

FROTAMIENTOS

Se practican con el pulgar, las yemas de los demás dedos, juntas o no, con el talón de la mano, o con los nudillos, efectuando un movimiento circular sobre la zona a tratar. Sigue a los frotamientos y deslizamientos y se continúa con ellos, con el objeto de relajar la musculatura.

PRESIONES

Se realizan con el pulgar o con el talón de la mano, a un ritmo muy lento y de forma estática, siguiendo a deslizamientos o amasamientos. En general se usan para distender contracturas o aliviar contusiones.

PINZAS ROTATORIAS

Se colocan los dedos formando una pinza, como en los amasamientos, y se pinza un pliegue de piel y tejido graso, moviendo sucesivamente los dedos llevando la piel hacia el pulgar y siguiendo un recorrido como reptante sobre la superficie a tratar. Se aplican para tratar la celulitis, especialmente en muslos, cintura, caderas, etc.

CACHETES

Solo se aplican en las extremidades inferiores, haciendo bambolear los muslos o las pantorrillas entre las palmas de las manos a ritmo rápido; todos hemos podido observar en múltiples ocasiones este tipo de masajes en atletas antes o después de las competiciones.

 

INDICACIONES DE LOS MASAJES

Los masajes están especialmente indicados para aliviar y resolver lesiones del aparato locomotor: esguinces, contusiones, contracturas musculares, etc., pero también para aliviar dolores de cabeza, especialmente los relacionados con la tensión.

Por otra parte, constituyen una excelente preparación antes de iniciar la práctica de un deporte, y una magnífica manera de descansar y relajar los músculos tras la práctica del mismo.

Además, cuando los masajes están bien ejecutados, no tienen efecto secundario ninguno, al contrario de lo que sucede con la mayoría de los analgésicos que se emplean para eliminar los dolores reumáticos y las cefaleas.

El masaje, tal como se ha descrito, parece y es una técnica relativamente simple, pero es conveniente iniciarse en su práctica con la ayuda de una persona cualificada.

aceites-esenciales.jpg (411×292)

 

LUBRICANTES

Los lubricantes a usar en los MASAJES son de valor determinante en los efectos a conseguir, los más importantes son:

- Aceite de ajonjolí virgen:

Produce una mejoría en la circulación local y un gran relajamiento muscular disminuye la inflamación con calor y dolor, acelera la curación de las quemaduras.

- Aceite de oliva:

Mejora el estado y tono de los músculos, también la activad de todas las mucosas

- Aceite de maní:

Previene la aparición de la artritis si se usa en masajes una vez a la semana; contribuye también a su curación; aquí el uso es más frecuente y es una parte de su terapia, mejora la energía del cuerpo y la fracción que se absorbe ayuda a mejorar el estado del hígado y los riñones, estimula la circulación superficial y el tono estructural superficial, por lo que es excelente para conservar la elasticidad de la piel, ayuda a la nutrición muscular y de tendones.

-  Manteca de cacao:

Se usa en masajes en los pacientes con parálisis cerebral, habitualmente alternándolo por días con una combinación de aceite de oliva y maní; el primer día, por ejemplo, el masaje con manteca de cacao y el segundo día con la mezcla de aceites ya mencionados puede alternar con aceite alcanforado también.

- Tintura da mirra:

Mezclada con el aceite de maní tibio se usa para tratar zonas con induraciones (endurecidas).

Aceite de ricino:

Se usa artritis, dolores de espalda, espasmos y. contracturas musculares y en general en enfermedades reumáticas.

Se aplica manteniendo el área caliente, puede ser con una lámpara de rayos infrarrojos, se realiza el masaje suave,' para que ayude a penetrar.

La mano que masajea, también debe estar protegida del calor con aceite de ricino.

- Una mezcla de excelentes resultados es el aceite de oliva con el de maní, así se utiliza en problemas: reumáticos, enfermedad de Parkinson, esclerosis múltiple, problemas renales, traumatismo por accidentes, síndrome del climaterio, en general en el paciente intoxicado, para mejorar el estado general del cuerpo y de la piel.

 

07797-hacer-aceites-masajes-caseros.jpg (300×200)

 

MANEJOS ESPECIALES DEL MASAJE

1)- BURSITIS DE LA AFtTICULACION-HUMER0-ESCAPULAR:

Aunque aquí el dolor está 'referido al hombro, muchas bursitis mejoran rápidamente, al masajear el punto de "gatillo" de dicho problema, que se suele encontrar en el antebrazo del mismo lado, en su cara dorsal sobre el radio o casi a la altura de la unión del tercio distal y el medial (un poco distal al mismo), allí se siente un nódulo, como si se cruzaran tejidos en diverso sentido; dicho punto es doloroso a la presión.

El masaje se suele efectuar con el dedo pulgar, la presión ejercida debe ser suficiente para producir dolor, pero evitando que el mismo sea una tortura.

Uno o dos minutos de trabajos eh esta zona, además del, masaje regional del hombro suelen ser suficientes por sección.

2)- VERTIGOS: Masajear vigorosamente la prominencia ósea que está detrás de las orejas, (apófisis mastoidea), esté se realiza en sentido circular siguiendo las agujas del reloj.

Recordar que siempre hay que buscar la causa del vértigo y no conformarse con el tratamiento sintomático, por este motivo, si a pesar de este masaje, persisten los vértigos, es preciso recurrir al médico.

Este remedio es muy eficaz y producirá alivio o desaparición de los síntomas en la mayor parte de los afectados.

3)- HIPERTENSIÓN ARTERIAL: Se utilizan masajes de tipo sedante y asimiladores en las regiones cervicales y dorsal superior diariamente, de 10 a 15 minutos de duración; mayores efectos se tendrán; si el mismo se realiza con aceite de oliva. Se puede masajear el cuello suavemente.

Recordar que simultáneamente el paciente debe tener una dieta sana, rica en hortalizas y frutas. Pobre en grasas y baja en sal; nada de alimentos fritos. Realizar ejercicios físicos al aire libre es otro requisito.  

4)- REFRIADOS NASALES: Aquí se realizan los masajes de tipo relajante y descongestionante de la zona de los senos paranasales; seguidamente realizar el masaje en el área cervical y finalmente realizar masajes relajante del área de que está detrás de la oreja, incluyendo los músculos de esa zona.

Recuerde que conviene alcalinizar de inmediato al paciente en estos casos y drenar el intestino.

5)- PARALISIS CEREBRAL: En estos casos se realiza masaje general descongestionante y paravertebral profundo, utilizando aceite de oliva alterno con manteca de cacao; esto es eficaz, si se realiza con música de fondo adecuada mucho mejor.

 

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados