Digitopuntura (Acupresión)

AI igual que la acupuntura y la moxibustión, la digitopuntura forma parte del conjunto de métodos terapéuticos clásicos de la medicina tradicional china, y su origen se pierde en la noche de los tiempos, pues cabe suponer que el empleo de las manos y los dedos es anterior al uso de instrumentos. A diferencia de las anteriores, la digitopuntura no requiere instrumentos punzantes o incandescentes para producir su efecto curativo y, con pocos conocimientos, es posible aplicada a uno mismo.

Como ya se ha comentado en diversos apartados de esta página Web, el masaje constituye un punto muy importante dentro de las técnicas de tratamiento de la medicina tradicional china y no es descabellado suponer que el uso de las manos y de los dedos es anterior al uso de las agujas de acupuntura, las cuales ya son descritas en tratados con varios miles de años de antigüedad. Sin embargo, las primeras noticias escritas de la digitopuntura son mucho más recientes, alrededor de los siglos V a VII a. de c., en un tratado en el que se describen utensilios de piedra para golpear y dar masaje en ciertas partes del cuerpo. A dichos instrumentos se les denomina agujas de piedra y, con ciertas modificaciones, algunos han llegado hasta nuestros días y se usan actualmente, como por ejemplo los rodillos de madera, que han conocido recientemente una extraordinaria revitalización, empleándose en el auto masaje de distintas partes del cuerpo, como la espalda y las plantas de los pies.

¿EN QUÉ CONSISTE LA DIGITOPUNTURA?

El masaje chino o digitopuntura, conocido como Tui-na, que puede traducirse literalmente como «presionar y empujar», a diferencia del masaje general, no emplea toda la mano sino sólo los pulpejos de los dedos pulgares, reforzados por los otros dedos en determinadas maniobras. Para su uso correcto se requiere un buen conocimiento de la anatomía corporal, un dominio completo de los puntos de acupuntura y un entrenamiento prolongado de las manos del masajista. En general, se emplea como adyuvante de las técnicas de la acupuntura y la moxibustión. No es, pues, una técnica fácil, pero con entrenamiento y perseverancia suficientes, uno mismo puede aprenderla para aplicársela a sí mismo.

DESARROLLO DE UNA SESIÓN

Como ya se ha repetido diversas veces a lo largo de esta obra, el habitáculo en el que se vaya a proceder al masaje debe ser agradable, relajante, y con una temperatura que permita que el paciente se sienta cómodo y no tenga frío en el transcurso de la sesión, a pesar de estar sólo cubierto parcialmente por una sábana. Se debe procurar que el paciente se encuentre tranquilo y confiado en el terapeuta

En primer lugar, se debe aplicar un masaje general sistemático, que empieza en el centro de la frente, sigue hacia los lados por la raíz del cabello hasta el cuello, hombros y desciende por los brazos. A continuación, se vuelve a empezar por el mismo punto, pero al llegar a la nuca se desciende a lo largo de la columna vertebral, sigue por la cadera y continúa por las piernas.

Los primeros toques se realizan de forma liviana, superficial, y lenta, para progresar hacia una mayor presión, más profunda y más rápida. Los síntomas se tratan por orden según su importancia y su urgencia.

Las enfermedades localizadas se tratan con técnicas concretas de aplicación local sobre los puntos correspondientes. Las enfermedades diseminadas y crónicas requieren un tratamiento a lo largo y ancho de todo el cuerpo, que seguirá el siguiente orden: de la cabeza al cuerpo; de la espalda a la frente; del tronco a las extremidades; de las extremidades superiores a las inferiores y del lado izquierdo al derecho.

MANIOBRAS DEL MASAJE CHINO (DIGITOPUNTURA)

Presión

Esta maniobra puede ejecutarse de varias maneras diferentes, según el propósito, la zona a presionar y la edad del sujeto.

Pellizco

Se forma una pinza con el pulgar y los demás dedos, y a continuación se tira de la piel, levantándola y soltando a continuación; se repite el movimiento hasta que la zona enrojece.

Retorcimiento

Se utilizan los pulgares de ambas manos, contrapuestos a los demás dedos, a la vez, formando una pinza extensa que pellizca y, además, retuerce y hace como si intentara arrancar. Se aplica fundamentalmente en la espalda.

Presión rápida y rítmica

Se efectúa con el pulgar, con la palma de la mano o con el dorso de la misma una vez se ha cerrado el puño, de forma suave al principio, para incrementarse progresivamente. Se aplica a la frente y las sienes, al pecho, a la espalda y al abdomen.

Pinzamiento fuerte

Como el pellizco, pero con mayor presión, para resolver situaciones de emergencia.

Frotamiento

Similar a la presión, pero más liviano; se utiliza para tratar contusiones y dolores localizados.

Golpeteo ligero

Se efectúa con las puntas de los dedos o la palma de la mano, especialmente para tratar la columna en caso de lumbago o lumbociática.

Todas estas maniobras y sus indicaciones han sido descritas más extensamente en un apartado anterior. La maniobra básica de la digitopuntura es la presión con el pulgar, que  se efectúa sobre puntos concretos que, en general, coinciden con los de la acupuntura, y se sitúan sobre los mismos canales o meridianos. A continuación, se enumeran algunos ejemplos:

Para el tratamiento de los calambres musculares de las extremidades inferiores se presiona con el pulgar sobre un punto situado en el espacio entre el primer y segundo dedo del pie.

 Para el tratamiento de la cefalea se comprime el lóbulo de la oreja entre el pulgar y el índice en ambos pabellones auriculares, o se presiona con el pulgar en un punto situado en el borde inferior del occipital a unos tres dedos de la línea media y a ambos lados.

Para el tratamiento de la ciática y el lumbago se presiona al final de la columna, entre la segunda y la tercera vértebra lumbar, en un punto situado a unos tres dedos de la línea media, a ambos lados, y con ambos pulgares a la vez.

INDICACIONES Y RECOMENDACIONES

Entre las múltiples indicaciones de la digitopuntura podemos contar:

• Afecciones del tracto respiratorio supe­rior e inferior: amigdalitis, laringitis, asma, resfriados, sinusitis.

• Problemas digestivos: falta de apetito o apetito excesivo.

• Problemas musculares: cansancio, calambres.

• Problemas articulares y vertebrales: dolores del hombro, codo, muñeca, rodilla, etc.; lumbago y ciática.

• Afecciones neurológicas: dolores de cabeza, migrañas.

• Afecciones psicosomáticas: insomnio, somnolencia, depresión, estrés.

 

La digitopuntura se emplea corrientemente para tratar afecciones localizadas del organismo, generalmente de origen traumatológico y neurológico, pero también puede utilizarse para resolver otro tipo de afecciones y problemas, ya que la lista anterior no es exhaustiva.

De cualquier modo, antes de usar esta técnica terapéutica o cualquier otra, es necesario contar con un diagnóstico, lo que asegurará que una mejoría de los síntomas no oculta una evolución grave y silenciosa de la enfermedad que los provoca.

La digitopuntura no debe practicarse mientras dura el proceso de la digestión y no está recomendada en mujeres embarazadas y en pacientes portadores d enfermedades cardiovasculares.

RECOMENDACIONES PARA APLICAR LA DIGITOPUNTURA...

Al aplicar la Digitopuntura, parta del concepto que se trata de un método sencillo; no obstante, es fundamental que tome en cuenta las siguientes recomendaciones:

- Corte sus uñas (especialmente las de los pulgares) de manera que las mismas no sobresalgan y puedan lesionar la piel al aplicar el masaje indicado.

- Al ejercer la presión en un punto clave, hágalo con firmeza (de una forma que realmente sienta la presión ejercida). Desde luego, no con tal fuerza que pueda provocar un dolor (o hacer más intenso el que ya se esté manifestando).

- Concéntrese en lo que está haciendo. Usted está trasmitiendo energía a órganos vitales del cuerpo; no permita que la intensidad de energía se debilite o que quede interrumpida al distraerse innecesariamente con estímulos ajenos al procedimiento en el que está involucrado.

-  Al presionar, mantenga la presión ejercida por unos segundos (no se limite a tocar solamente; por lo general, lo recomendable es contar hasta 10). Ahora bien, presione únicamente una vez, al menos durante las primeras sesiones de Digitopubtura.

- Una vez que usted identifique un punto clave en su cuerpo (recuerde que la posición de los órganos varía siempre algo de un individuo a otro), anótelo en un esquema especial. En sesiones futuras de digitopuntura con esa persona (o con usted mismo), ejerza siempre la presión en ese punto específico.

- Si está aplicando la digitopuntura a otra persona, observe las reacciones de su rostro a medida que ejerce presión sobre los puntos claves. Es la única manera de determinar exactamente cuáles son los puntos específicos para ejercer la presión digital.

- No se desespere si los resultados de la digitopuntura no se manifiestan inmediatamente. Si una dolencia lleva ya determinado tiempo afectando al cuerpo, es lógico que tome más tiempo en ceder ante los estímulos de la presión digital.

NOTA

Toda sesión de digitopuntura comienza con un masaje general de todo el cuerpo, primero de forma suave y luego más enérgica. Esta técnica terapéutica tiene múltiples indicaciones, sola o asociada a otras terapias naturales, especialmente la acupuntura y la moxibustión.

La digitopuntura aplica sus maniobras de masaje de presión sobre los meridianos que gobiernan el flujo de energía de los órganos.

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados