Dietoterapia

La dietoterapia es la aplicación del arte de la nutrición a los problemas de la alimentación. Se basa en modificaciones de la alimentación habitual que respondan a las necesidades de cada persona.

Indicaciones de las dietas ricas en proteínas y energía

- Malnutrición proteinoenergética.

- Politraumatismos.

- Problemas relacionados con la cirugía.

- Quemados: por la piel se pierde gran cantidad de proteínas, también necesitan gran cantidad de energía.

- Estados febriles y enfermedades infecciosas pues hay hipercatabolismo.

- Hipertiroidismo, produce hipercatabolismo.

´- Algún cáncer: tumores cerebrales.

- Síndrome de malabsorción: intestino corto.

- Cualquier situación en la que convenga dar una suplementación. Si se come solamente carne, ésta se aprovechará para energía, en sustitución a la que le proporcionarían los hidratos de carbono.

Utilidad de la dietoterapia

La dietoterapia permite utilizar los diferentes nutrientes en la prevención y/o tratamiento ante diversas situaciones patológicas tales como:

- Obesidad.

- Diabetes mellitus.

- Hipertensión arterial.

- Dislipidemias.

- Hiperuricemia (gota).

- Cáncer.

- Enfermedades del tubo digestivo.

- Trastornos metabólicos.

- Trastornos reumáticos.

- Trastornos neurológicos.

- Enfermedades renales.

- Enfermedades pulmonares.

Según la valoración nutricional realizada y de acuerdo al peso ideal, género, edad, estatura, actividad física y factores de estrés se realizan los siguientes parámetros:

- Se debe elaborar un plan de alimentación indicando el número de porciones de cada grupo de alimentos que se deben consumir diariamente y los tamaños de porción que se recomiendan.

- Se calcula el requerimiento calórico y de macronutrientes: carbohidratos, proteínas y grasas.

- Se realiza un ejemplo de menú según el patrón que se recomiende en cada tiempo de comida.

- Se efectúa un listado de alimentos que se deben evitar, aumentar o reducir de la dieta, así como las recomendaciones en cuanto al mejoramiento del estilo de vida en general.

Dieta y nutrición

En la actualidad, la dieta se ha convertido en una de las mejores aliadas para bajar de peso. La misma se lleva a cabo desde principios del siglo XVII.

Entre los diferentes tipos de dietas usted podrá encontrar aquella que le permita bajar de peso y al mismo tiempo, lo nutra. Igualmente, tiene que tener en cuenta que no todas funcionan de igual manera, ya que dependiendo del metabolismo que el individuo posea, éste deberá seguir un tipo de dieta específica.

Se ha realizado una división en cinco tipos de dietas para reducir el peso corporal:

- Dietas bajas en grasas.

- Dietas bajas en carbohidratos.

- Dietas bajas en calorías.

- Dietas naturales.

- Dietas vegetarianas.

Otros métodos muy reconocidos son: quemadores de grasa, cremas bioafirmantes y modeladoras, vitaminas, etc. Tenga en cuenta también que el ejercicio físico y la gimnasia son esenciales para que logre llegar a los objetivos que se haya propuesto.

Dietas bajas en grasas

Las grasas son una fuente de energía que ayudan en el aprovechamiento de las vitaminas y poseen ácidos grasas esenciales para la digestión y diversos procesos orgánicos. Si éstas se consumen en exceso, se almacenan como tejido adiposo y elevan el nivel graso de la sangre, favoreciendo la presencia de enfermedades como hipertensión arterial, problemas cardiacos y arteriosclerosis. Una manera de disminuir el contenido de grasa de los alimentos consiste en sustituir los alimentos ricos en grasa por ingredientes sin grasa o bajos en grasa de las comidas y refrigerios que usted ingiera. Recuerde que las grasas contienen más calorías que las cantidades equivalentes de carbohidratos o de proteínas. Los expertos en nutrición recomiendan que coma más cereales, frutas y verduras, que generalmente contienen poca o nada de grasa y tienden a ser más bajos en calorías que los alimentos grasosos. Coma una dieta equilibrada que sea baja en grasas totales, lo cual significa que en ocasiones podrá comer algunos alimentos grasosos si habitualmente consume alimentos bajos en grasa o sin grasa.

Dietas bajas en carbohidratos

Los hidratos de carbono o carbohidratos proporcionan energía y aportan calorías. La ausencia de éstos provoca una enfermedad denominada hipoglucemia, que es la baja del nivel de glucosa en la sangre. Los carbohidratos se obtienen de las harinas, la miel, los azúcares, las verduras y las frutas. Muchas personas sostienen que este tipo de dieta funciona de maravilla. Varios restaurantes, incluyendo los de comida rápida, ya ofrecen menús que se ajustan a esta dieta. Además, también abundan productos en los supermercados. Las comidas permitidas son las altas en proteínas y grasa natural. Es decir, las carnes, mariscos, huevos, queso, mantequilla, mayonesa y aceites. Además, se pueden añadir tres tazas de vegetales al día. Las comidas prohibidas son las que contienen harina o azúcar, las frutas, el pan, la pasta, el arroz y las papas. Pero los nutricionistas aconsejan no tomar medidas extremas. Es decir, no eliminar los carbohidratos por completo, simplemente optar por los sustitutos más saludables, por ejemplo las tortillas y pan de trigo.

Dietas bajas en calorías

Esta dieta está basada en las calorías que ingerimos y puede ser de dos tipos:

- Compensada, la cual además de reducir las calorías mantiene la proporción de nutrientes en la dieta.

- Descompensada. En la que sólo contamos las calorías ingeridas sin preocuparnos de la proporción de los alimentos.

Este tipo de dieta es de las más aceptadas socialmente y científicamente. Es un sistema de alimentación que no supera las 1.500 cal/día y que normalmente oscila entre 800 y 1.000 calorías/día. Sin embargo, esta dieta presenta aspectos favorables y desfavorables.

Favorables

- Está muy experimentada.

- Da buenos resultados.

- Alimentación semejante a la habitual pero en menor cantidad.

- Fácil mentalización.

Desfavorables

- Dificultad de realización al tener que ser rigurosos con los pesos y medidas.

- Rápida acomodación del organismo a la reducción de la ingesta calórica dificultando la pérdida de peso.

- Es de difícil mantenimiento.

Dietas naturales

Son aquellas dietas que se realizan de manera equilibrada. Consuma alimentos naturales y frescos. Muchas veces por falta de tiempo o por comodidad, recurrimos a comida "chatarra" o a productos enlatados, ya que son más fáciles de conseguir y de manejar. Pero estos productos contienen conservantes y colorantes artificiales que no pueden ser asimilados por el cuerpo.

Los alimentos naturales contienen mayor valor nutritivo. Cuando vaya a consumir verduras o frutas, no olvide lavados bien, pues estos alimentos han estado expuestos a fungicidas y pesticidas. Procure preparar su comida en casa, pues es una excelente forma de comer saludable.

Dietas vegetarianas

Para muchas personas esta dieta es una filosofía de vida y a otras les cuesta mucho adaptarse, especialmente para los que gustan de la comer carne. Puede usarse sólo por un tiempo limitado. La pérdida de kilos dependerá del cambio. Si es brusco perderá varios kilos en un mes, si el cambio no es tan acentuado, no será mucho lo que baje. Aunque esta dieta es muy sana, el hecho que se eliminen los alimentos de origen animal, podría provocar graves carencias de nutrientes y otros males como la anemia.

iStock_000014367611XSmall_kyoshino

Ayuno

Sólo se realiza en medios hospitalarios. Es ayuno total sin privación de agua. Es un método heroico y poco útil. Del combustible utilizado durante este período, el 80 % procede de la grasa y el 20% de las proteínas. Durante 30 o 40 días de ayuno se pueden perder 13 o 14 kg.

DIETA EQUILIBRADA

Para poder verse bien y bajar de peso sin esclavizarse tanto, siga los siguientes parámetros:

- Determine su peso ideal.

- No pase hambre.

- Planifique sus comidas.

- Siga un régimen hipocalórico.

- Planee bien la dieta que va a seguir.

- Complemente su dieta con ejercicios para quemar calorías.

DIETAS ADECUADAS PARA ALGUNAS ENFERMEDADES

Cáncer

Si come mucha fibra se protege contra el cáncer colorrectal. El alcohol y los alimentos muy salados favorecen el cáncer de estómago; el exceso de grasas, el cáncer intestinal; el exceso de alcohol, el cáncer de hígado; el exceso de azúcares y de lípidos, el cáncer de páncreas.

Esofagitis

En estos casos es recomendable tomar una dieta blanda con variaciones, según el grado de dificultad.

Cólico biliar

De forma permanente el enfermo de vesícula biliar deberá seguir un estricto régimen dietético que además de incluir los alimentos como arroz integral cocido, copos de avena cocida, glúcido en todo momento deberán abstenerse de todo tipo de alimentos fritos, carnes de res, pescado, cerdo y productos elaborados a base de ellos. Se deben evitar las bebidas gaseosas, la repostería, los ali­mentos que llevan picante y el alcohol. También se debe evitar a toda costa, el cigarrillo. El enfermo puede consumir todo tipo de frutas exceptuando las que sean cítricas.

Cálculos renales

Si los cálculos son ocasionados por oxalatos, se debe reducir el consumo de espi­nacas, apio, chocolate, espárragos, cítricos, remolacha y té. Si son causados por uratos, se deben eliminar de la dieta los productos ricos en purinas (pescados azules, carnes y vísceras vacunas y de aves) y beber aguas alcalinas o bicarbonato de sodio. Igualmente, se debe disminuir el consumo de espinacas, espárragos, legumbres y champiñones. Si el cálculo es de origen cálcico, el cual es el más común, se debe reducir la dosis diaria de calcio, pero no eliminar del todo.

Enfermedades circulatorias

Se debe evitar a toda costa el azúcar refinado y reemplazarlo por miel. Se recomienda el uso de aceites vegetales sin refinar, productos lácteos descremados, frutos secos, legumbres, saja y cereales integrales. Aumentar el consumo de vegetales crudos y frescos.

Úlcera gastroduodenal y gastritis

Eliminar de la dieta diaria todos los alimentos irritantes, como las especies o los colorantes y evitar la comida muy caliente. Limitar al máximo los productos grasosos. Cuando existe úlcera, es preferible hacer una dieta absoluta o líquida. Son beneficio­sos los alimentos simples y cremosos, como los yogures, los quesos crema, entre otros.

Mucosidades

Conviene descartar la leche vacuna y sus derivados, como manteca y queso, ya que su composición proteica estimula las secreciones mucosas.

Hipertensión arterial

Se debe eliminar de la dieta diaria el con­sumo de sal, el alcohol y otros productos estimulantes como el café y el té. Sin adecuadas las dietas basadas en frutas y verduras, pero todo hecho bajo un estricto control médico.

captura 2013-10-28 a las 15.38.12

LEYES DE LA ALIMENTAClÓN

1. Ley de la cantidad. La cantidad de alimentos debe ser suficiente para cubrir las necesidades calóricas del organismo, Los alimentos que proveen fundamentalmente calorías (energía) son los hidratos de carbono y las grasas. La cantidad de calorías deberá ser suficiente como para proporcionar calor para mantener la temperatura corporal, la energía de la contracción muscular y el balance nutritivo. Desde el punto de vista calórico, una dieta puede ser: suficiente, insuficiente, generosa o excesiva. El requerimiento calórico para cada persona deberá ser determinado por un profesional en nutrición, considerando edad, sexo, con­textura, actividad, situaciones especiales: diabetes, obesidad, desnutrición, etc.

2. Ley de la calidad. Toda dieta deberá ser completa en su composición, asegurando el correcto funcionamiento de órganos y sistemas. En todo régimen deberán estar presentes: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales yagua. De acuerdo a esta ley, los regímenes se clasifican en completos (variados) e incompletos.

3. Ley de la armonía. Las cantidades de los diversos principios que componen la alimentación deberán guardar una relación de proporción entre ellos, de manera tal que cada uno aporte una parte del valor calórico total.

4. Ley de la adecuación, Cada dieta deberá ser la apropiada para cada individuo en particular, considerando: edad, sexo, actividad, estado de salud, hábitos culturales y economía. Ello implica una correcta elección de los alimentos, así como una correcta preparación.

Actividad tísica

Una correcta alimentación debe ir acompañada de la práctica de ejercicios físicos de manera regular, ya que el ejercicio aporta amplios beneficios para su salud:

- Ayuda a disminuir de peso.

- Baja la grasa corporal.

- Desciende el nivel de los triglicéridos.

- Mejora la circulación cardiovascular.

- Disminuye la glucemia.

- Es preventivo en diabetes.

- Desciende el colesterol total.

- Aumenta el buen colesterol o HDL.

- Mejora la presión arterial.

- Mejora el tono muscular y el metabolismo óseo.

Existen dos tipos de ejercicios físicos, aeróbicos: que movilizan grandes grupos musculares; y anaeróbicos: que se realizan contra una carga o resistencia.

Se debe realizar un plan de actividad física el cual debe comenzar con ejercicios aeróbicos como caminatas, marcha en el lugar, baile, natación o deportes en grupo. Igualmente, deben realizarse con una frecuencia de cinco a siete veces por semana, adoptando un estilo de vida disciplinado. El tiempo mínimo es de media hora diaria y la intensidad depende de la frecuencia cardiaca máxima de la persona.

Se recomienda practicar diariamente ejercicios físicos por todos los beneficios que éstos aportan para el bienestar en general. La dieta y el ejercicio, es sin dudas, la asociación perfecta, para preservar, mantener o recuperar la salud.

Estar en forma es importante para tener un corazón sano y huesos fuertes; por eso es bueno hacer algo de deporte cada día r asegurarse de que lo que hagamos nos gusta para lograr ser constante y no dejar de hacerla.

SABÍA QUE…

La disciplina es importante para seguir un régimen de adelgazamiento. Si siente mucha ansiedad de comer algo, coma una fruta, un tomate, tallos de apio, una zanahoria, en fin, algún alimento que no aporte demasiadas calorías. Igualmente, puede tomar un vaso de leche o de yogur pero que sean descremados.

CURIOSIDADES

Desde que el doctor Peter J. D'Adamo publicó su libro “Coma bien para su tipo” en 1996, la dieta del tipo de sangre ha atraído a médicos y seguidores que se han aventurado a probar esta fórmula dietética. Supuestamente, la química de cada tipo sanguíneo necesita determinados alimentos para funcionar óptimamente y así evitar de por vida males como la obesidad, enfermedades cardíacas, diabetes, artritis, alergias y hasta el terrible cáncer.

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados