Ayurveda

El Ayurveda es el cuerpo de doctrina médica originario y propio de la India o, mejor dicho, de la península del Indostán, que tiene como uno de sus instrumentos terapéuticos el yoga, del que se ha hablado en el capítulo anterior. Como la totalidad de las doctrinas médicas de origen oriental, el Ayurveda no es sólo una forma de terapéutica, sino que es una interpretación de la vida y del Cosmos, el cual se encuentra en equilibrio al igual que el ser humano, por lo que la enfermedad se entiende como una manifestación de desequilibrio.

La palabra ayurveda, en sánscrito, el antiguo idioma culto de la India, significa «ciencia de la vida», y no se limita sólo a ser un conjunto de métodos para el tratamiento de las enfermedades, sino que tiene como objetivo la conservación de la salud y la prevención de la enfermedad mediante la búsqueda del bienestar físico y psíquico.

El a yurveda: un método terapéutico y una filosofía

Se considera que el Ayurveda es la ciencia médica más antigua de la que se tiene noticia, anterior a la medicina tradicional china incluso. Aunque existen diversas variantes, la más conocida v de la que se va a hablar aquí es el Maharishi Ayurveda, en recuerdo del científico hindú Maharishi Mahesh Yogy, quien realizó un gran esfuerzo para adaptar estas enseñanzas al modo de pensar ya las necesidades occidentales.

El Ayurveda arranca de las enseñanzas de la filosofía y la religión hindúes, que pueden considerarse una Cosmogonía, al igual que sucede en la medicina tradicional china, ya que no conciben al hombre aislado, sino como una parte del Cosmos con el cual debe estar en equilibrio.

En primer lugar, el estudio del hombre define su tipo constitucional y su situación actual para, a continuación, procurar el reequilibrio de la energía vital, estabilizar este equilibrio y llevar el estado de salud al mejor punto posible, de forma que el hombre disfrute de una larga vida, alejada de enfermedades y sufrimientos. Para ello, el ayurveda consta no solo de ejercicios y terapias físicas, sino que, además, contiene un cuerpo de doctrina filosófico considerable, que se aprende y se asume mediante la meditación. El Ayurveda es, pues, un conjunto de terapias mentales y físicas.

Salud y enfermedad

La medicina hindú contempla todos los aspectos de la vida y su armonía, pues todo está interrelacionado: conciencia, sentimientos, cuerpo y entorno, y nada puede ser tratado aisladamente para conseguir el equilibrio de todo el conjunto.

El equilibrio es sinónimo de salud, la cual no es solamente la ausencia de enfermedad, sino una sensación de bienestar físico, estabilidad y satisfacción, que hacen que el ser humano se perciba a sí mismo como un todo en armonía con el Cosmos.

Las funciones físicas, espirituales y mental están gobernadas por tres energías, los doshas (palabra que significa mal, falta), cuyo desequilibrio produce la pérdida de la salud. El desequilibrio de estas fuerzas puede estar producido por hábitos perjudiciales para el individuo, por dietas inadecuadas, estrés, pensamientos negativos, sentimientos alterados, etc  Si el organismo no es capaz de restablecer el equilibrio, se manifiesta la enfermedad.

El desequilibrio produce una acumulación de toxinas o ama, cuya manifestación es la enfermedad.

Las tres fuerzas

Las tres fuerzas reguladoras se denominan Vata, Pitta y Kapha, y se encuentran en el interior de cada individuo en distintas combinaciones. A su vez, cada dosha se compone de cinco subdoshas, lo que permite afinar el diagnóstico y el tratamiento de cada enfermedad. Cada una de las tres fuerzas ejerce su influencia en los tres niveles: espiritual, mental y físico, y alcanza a todas y cada una de las células del cuerpo.

Las fuerzas se forman a partir de combinaciones de los cinco elementos que, según la filosofía Hindú, forman el universo: éter, aire, agua, fuego y tierra.

Vata. Compuesta por éter y aire, tiene las características de estos dos elementos: es ligera, móvil, sutil, fría, seca y áspera. Controla el sistema nervioso, la musculatura, la circulación, la respiración y las vías excretoras. Es la fuerza que controla la actividad mental, la percepción y la claridad de pensamiento.

Pitta. Compuesta por fuego, es cálida, ligera, fluida, cortante, punzante. Controla el metabolismo, la temperatura corporal, el aparato digestivo, la piel y la formación de la sangre. Está ligada a la inteligencia y los sentimientos.

Kapha. Compuesta por agua y tierra. Es pesada, fría, estable y lenta. Controla la estructura celular, el esqueleto y las articulaciones, y proporciona estabilidad psicológica y una poderosa memoria.

El funcionamiento armónico de los tres dosha proporciona salud, resistencia a la enfermedad y vitalidad, y esta armonía sólo puede conseguirse desarrollando la fuerza espiritual, y la salud física y mental de cada individuo.

Los dosha resultan influidos negativamente por:

• Sobreexcitación de los sentidos, tan corriente en la vida moderna occidental urbana.

• Uso incorrecto del cuerpo y de la mente, sobreesfuerzos físicos y mentales, también habituales en la competitividad de la vida actual.

• El clima, la meteorología, la alteración de los ritmos de vida nocturnos y diurnos, que no tienen en cuenta los ritmos internos del cuerpo.

La diagnosis ayurvédica

El desequilibrio sigue un curso que el Ayurveda divide en siete fases, desde que las fuerzas se alteran, hasta que la enfermedad resultante se torna crónica, En las primeras cuatro fases, si son reconocidas, es posible detener el curso de la enfermedad y evitar que se manifieste.

Los dosha determinan, como se ha dicho, la constitución física y psicológica del individuo, su aspecto externo y el funcionamiento de sus órganos internos, su intelecto y su personalidad.

Mediante diversos tests realizados por el individuo, o por la observación de sus rasgos físicos, de su personalidad, de sus hábitos alimenticios y excretores, puede establecerse cuál es la fuerza dominante en cada individuo, que casi nunca es un tipo puro, sino combinaciones de las tres fuerzas dominantes, con mayor menor proporción de cada una de ellas.

Con el establecimiento de los tipos constitucionales, la doctrina ayurvédica determina a qué enfermedades es propenso el individuo y cuál es la mejor manera de prevenirlas en todos los aspectos. Si ya se han producido, busca el mejor modo de devolver al individuo el equilibrio y la salud perdidas.

Básicamente, el ayurveda es un método para potenciar la auto curación, cuidando todos los aspectos de la vida: el cuerpo, la mente, el modo de vida y el entorno en que se desarrolla, ¿Qué debe poner el individuo de su parte? La respuesta es simple: debe realizar ejercicios para conocerse mejor a sí mismo, observar un modo de vida sano y adecuado a su tipo constitucional, mantener una dieta sana y equilibrada, y respetar la naturaleza, de la que el ser humano es sólo un componente más.

Terapia ayurvédica

El primer paso es el establecimiento del tipo constitucional y el diagnóstico de posibles alteraciones y desequilibrios, a cargo de un médico ayurvédico, el cual examina al paciente y también le interroga acerca de sus hábitos, talante, comportamiento, enfermedades pasadas y afecciones actuales.

A continuación se suele proceder a una dieta de depuración y a unas sesiones de masajes. Se sigue con una dieta equilibrada, nuevas sesiones de masaje, ejercicios de respiración, de yoga, relajación y meditación.

Indicaciones del a yurveda

- Trastornos funcionales y neurovegetativos: insomnio, migrañas, dolores de cabeza, taquicardias y bradicardias.

- Trastornos menstruales y genitales.

- Alteraciones cardiocirculatorias: hipertensión arterial.

- Afecciones digestivas,

- Trastornos metabólicos,

- Enfermedades articulares.

- Enfermedades alérgicas.

La lista de las indicaciones del Ayurveda es mucho más extensa, pero las características de esta terapia permiten que proporcione ayuda en prácticamente cualquier situación. Sin embargo, esta no es una terapia que prometa resultados milagrosos en poco tiempo, ya que su base es el esfuerzo personal sostenido y perseverante.

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados