Apiterapia

La apiterapia es la parte de medicina alter­nativa, que utiliza el veneno de abeja para el tratamiento de las enfermedades, siempre teniendo en cuenta la teoría de meridianos y los puntos para su aplicación.

La apiterapia es una terapia muy fuerte, seria y eficaz. Si se aplica de manera profesional, la abeja es un aliado inigualable, ya que todo lo que ésta produce, es bueno. Miel, polen, jalea real, cera, propóleos, el veneno de sus cuerpos, los panales. Con la experiencia que ello requiere se puede poner mucho veneno en una sola sesión, incluso en aquellos pacientes que refieren alergia, con cuidado, y haciendo previas pruebas, se ha aplicado con éxito en múltiples ocasiones esta téc­nica milenaria.

- El polen de abeja es un derivado de la parte más vital de la planta. Es la fuente primaria de proteínas para "abejas ocu­padas". Los científicos han demostrado que es el único alimento completo, ya que contiene todas las vitaminas y minerales que necesita el ser humano. Se utilizó mucho entre los atletas de alta competición.

- El propóleo es un producto elaborado por las abejas con la resina de los árbo­les para mantener la colmena estéril. Es un bactericida, antiviral y antifunigal muy potente. Es utilizado para el dolor de garganta, pero también como tópico para lesiones en la piel. Galenos chinos y rusos dirigen procesos clínicos haciendo uso de éste, en tratamientos para el hipercolesterol.

- La jalea real es el mejor ejemplo de "tú eres lo que comes". Esta es la sustancia con que se alimenta la abeja reina (larva), que le permite convertirse en un insecto genéticamente completo (fértil).

- La cera de abeja es la base para la elabo­ración de las más finas cremas faciales, ya que es el más fino emulsificador conocido. A causa de que la cera posee pequeñas cantidades de polen, como medicamento interno, también se utiliza como "vacuna" contra la alergia al polen.

PROPIEDADES DEL VENENO DE LAS ABEJAS

Entre algunas propiedades del veneno de las abejas, podemos encontrar que éste:

- Eleva los componentes de la sangre.

- Es analgésico.

- Baja la tensión arterial.

- Tiene funciones de vacuna y defensa.

- Es antibiótico, el más potente que existe en la actualidad.

- Es antiinflamatorio.

- Es circulatorio.

- Es anticoagulante.

- Sube las defensas.

- Está indicado en todo tipo de lesiones, accidentes, y procesos degenerativos.

- Se utiliza para el tratamiento de los hue­sos. Artrosis, reuma, esguinces, fracturas, hernias discales.

HISTORIA DE LA APICULTURA

La historia de la apicultura se remonta a los primeros asentamiento s de población humana. Existen evidencias de que la miel ya se utilizaba como alimento durante el Mesolitico, alrededor del 7000 a. C. Durante la antigüedad, el uso de la miel no se limi­taba a la alimentación; era común su uso religioso en forma de ofrenda a los dioses, o para embalsamar cadáveres de algunas personalidades, taponando los orificios de entrada al cuerpo con miel y cera, así como otras aplicaciones médicas de prevención de enfermedades y como antiséptico.

El uso medicinal de la miel de abeja se remonta a la Antigua China, a Hipócrates, a los escritos de la Biblia y el Corán, hasta nuestros días. A pesar de la fuerte tradición casera, la apiterapia recién va en busca de la investigación del veneno de abeja en Estados Unidos. Este no es el caso de Asia Japón, Corea, China), Rusia, Europa del Este (Alemania, Suiza, Francia). Durante los últimos sesenta años más de 1.500 artículos sobre veneno de abeja han sido publicados dentro de libros científicos.

FUNCIÓN V DESCRIPCIÓN DEL VENENO DE LA ABEJA

El veneno de abeja entero se puede dividir en pequeñas fracciones moleculares (meli­tina, apamina, adolapina, fracción Oa) y en fracciones moleculares altas (fosfolipaso, A2, hyaluronidaso, MCDP):

- La melitina representa el 50% del peso seco del veneno de abeja; es citotóxico, mastocítico, proteína estabilizadora de membrana con un poderoso bactericida y antiflamatorio.

- La adolapina tiene un efecto analgésico. Inhibe la conversión del ácido arácnidonico a prostaglandino E2 mejor que la aspirina. Actúa como antiinflamatorio o como analgésico.

- La apamina inhibe la actividad comple­mentaria (C3) produciendo anti inflamación sin afectar el sistema de defensa inmunológica. También obliga a la pro­teína de la bomba de potasio que blo­quea la membrana a transferir el potasio a las uniones neuromusculares. Este es, tal vez, el componente operativo en el tratamiento de esclerosis múltiple. La apamina también posee efectos betaadrenérgicos no bloqueados entera­mente por la droga Propanolol, y efectos antirrítmicos en corazones que poseen arritmias intrínsecas.

- La hialuronidasa disuelve el ácido hialu­rónico que conecta las células haciendo más permeable el tejido o el espacio extra celular. Eso facilita el transporte de las sustancias curativas y la eliminación de los desechos o sustancias tóxicas del área dañada.

POSIBLE REACCIÓN ALÉRGICA

La única contraindicación del veneno de abejas es la reacción alérgica, si bien el por­centaje de población alérgica a ese veneno es muy bajo. Pero no hay que confundir la reacción alérgica con la lógica hinchazón local y enrojecimiento típicos de una pica­dura de abeja.

La reacción alérgica presenta los siguientes síntomas:

- Picor abundante en diferentes partes del cuerpo, incluyendo las palmas de las manos y el cuero cabelludo.

- Enrojecimiento de otras partes de la piel diferentes al del lugar de la picadura. Si esta reacción continúa y a los cinco o diez minutos de la picadura el paciente encuen­tra dificultad para respirar y ocurre una bajada de tensión se está ante un shock anafiláctico, por tanto, es indispensable acudir de inmediato a un centro médico o utilizar un medicamento apropiado si se dispone de él. Para evitar esa posible reacción se realiza previamente un test de alergia inyectando una pequeña cantidad del veneno a la persona que se va a testar. Si no hay reacción se utilizan más picadu­ras. En caso contrario, hay que efectuar un procedimiento de inmunización pare­cido al que de manera natural reciben los apicultores en su práctica diaria.

INTERACCIONES CON EL VENENO DE ABEJA

No conviene tomar medicamentos mien­tras se está realizando esta terapia. Además, se deben respetar las horas de la digestión. Tampoco se puede utilizar en caso de pade­cer las siguientes enfermedades:

- Diabetes.

- Tuberculosis.

- Anemia.

- Sífilis.

- Gonorrea.

- Enfermedades infecciosas agudas.

- Úlcera gástrica.

- Tumores malignos.

- Cardiopatías.

- Tampoco se deben someter a ella, muje­res embarazadas o que tengan el período menstrual.

ADVERTENCIA: se debe suprimir la ingesta de alcohol ya que contrarresta el efecto curativo del veneno de abeja.

 

LA MIEL

La miel podría considerarse el alimento per­fecto, porque, además de su delicioso sabor, tiene propiedades no sólo nutricionales sino medicinales. Las abejas, laboriosas como nadie, se podrían considerar como los más sabios alquimistas de la naturaleza.

La miel es un producto sano y puro, que nos brinda la naturaleza. Puede comerse sola, formando parte de deliciosos platos o endulzando algunas bebidas.

Los divinos y curiosos griegos encontraron en ella propiedades antisépticas, calmantes, tonificantes, diuréticas y laxantes. Incluso en la cultura egipcia formaba parte de los elementos rituales utilizados para la momi­ficación, además de que se le incluía entre los alimentos que el difunto llevaba para no pasar hambre durante su viaje hasta el más allá.

La miel puede contener hasta un 78% de azúcar. Es de muy fácil digestión y asimila­ción para el cuerpo humano, puesto que ya ha sido procesada por las abejas mediante la secreción de sus glándulas salivales.

PRODUCCIÓN DE LA MIEL DE ABEJAS

Las abejas extraen la miel de las plantas y las flores. Desde que cumplen veintidós días de vida hasta que mueren, las abejas salen de las colmenas para recolectar néctar, agua, polen y propóleos. Desde el momento en que los nectarios de la flor secretan el néc­tar hasta que se puede degustar el producto final, pasan por una infinidad de procesos desconocidos.

El néctar es un líquido azucarado que mana de manera natural hacia el exterior de las flores, en forma de gotas muy pequeñas. Las abejas liban de ese néctar y lo procesan dentro de su cuerpo para luego almacenarlo dentro del panal.

LA MIEL COMO FUENTE DE VITAMINAS

La miel es un alimento de gran valor. Contiene la mayoría de las vitaminas que necesita nuestro organismo. Debido a sus componentes, se encuentra clasificada en el grupo de los alimentos hidrocarbonados, es decir, los que están formados por hidró­geno, carbono y oxígeno, elementos que proporcionan calorías al organismo, lo cual se traduce en energía.

La vitamina C nos previene de catarros e infecciones, y desempeña un papel muy importante en el proceso de formación de la hemoglobina. La vitamina A es necesaria para el crecimiento y el desarrollo de las células y los tejidos. La vitamina D contri­buye al funcionamiento normal del corazón y de los órganos sexuales. Las vitaminas del grupo B evitan muchas enfermedades como diabetes y promueven un normal desarrollo de las células nerviosas v cardiacas. La miel es un producto perfecto para evitar la avitaminosis. Esta es una enfermedad muy grave en los niños, pues puede provocar retrasos en el desarrollo mental y físico, o menor resistencia a las enfermedades.

Tal vez las malas noticias son para las per­sonas que cuidan su dieta contando calorías, porque 100 gramos de miel contienen 325 calorías; sin embargo, esto es especialmente recomendable para quienes requieren dosis adicionales de energía, como deportistas, personas que realizan actividades con altas exigencias físicas e intelectuales, niños y ancianos. Aunque la miel es asimilada per­fectamente por la gran mayoría de las per­sonas, pueden darse algunos casos en que se presente alguna reacción adversa.

CUALIDADES MÁGICAS

Aparte de su dulce sabor, del innegable placer al saborearla, la miel es utilizada de muy diversas formas por sus propiedades medicinales y cosméticas.

Sus propiedades cicatrizantes y humectantes la convierten en el ingrediente número uno de cremas y ungüentos para la piel. A conti­nuación, algunos consejos que le ayudarán:

- Diluya en leche tibia un poco de miel. Esta una excelente loción para aplicar en el rostro y el cuerpo; mezclada con yema de huevo y unas gotas de aceite de almendras sirve para cutis secos o con jugo de limón es excelente para cutis grasoso s convirtiéndose en una excelente mascarilla limpiadora y preventiva de las arrugas.

- Si mezcla la miel con una infusión de berros, sirve para atenuar las manchas en la piel.

- La miel combinada con glicerina y jugo de limón ayuda a aliviar irritaciones y quemaduras causadas por la insolación.

Se recomienda hacer gargarismo s con una cucharada de miel diluida en medio vaso de agua tibia, en caso de irritación en la garganta producida bien sea por gripe, inflamación o lesión o ulceraciones en la boca. Si tiene tos, gracias a los monosacá­ridos, la miel tiene un efecto expectorante y antitusígeno.

En casos de fiebre, la combinación de miel y jugo de limón también se reco­mienda, tomándose varias cucharaditas durante el día.

Para las personas que sufren de úlcera gás­trica es aconsejable tomar una cucharadita de miel pura en las mañanas, dejándola diluir bien en la boca antes de tragarla; luego, debe esperarse al menos una hora antes de ingerir cualquier otra cosa.

También tiene efectos positivos sobre el corazón, ya que favorece la producción de fosfatos orgánicos que regulan el ritmo cardíaco y estimulan el riego coro­nario. De la misma manera, influye sobre las enfermedades reumáticas, estimula el metabolismo hepático, por lo cual tiene un efecto desintoxicante en todo el orga­nismo, y es un extraordinario reconsti­tuyente.

CONSEJOS PARA TODA CLASE DE ENFERMEDADES

El valor y la pureza de la miel ayudan a pre­venir enfermedades y a combatirlas:

Para las afecciones respiratorias y pulmonares

Prepare una mezcla con 200 g de miel pura con agua hervida v el jugo de cinco limones. Ingiera en tres dosis durante el día y agregue una cuarta a la noche duplicando la cantidad de cada dosis. Excelente remedio contra la el catarro y la bronquitis.

Para las afecciones estomacales e intestinales

Ingiera miel sola o disuelta con agua pura, tres veces al día, hasta alcanzar una dosis de 150 a 250 g por día. Las tomas deben ser hechas dos horas antes del desayuno y una hora antes del desayuno. Es aconsejable que el agua esté templada, pues el agua fría es nociva para las afecciones del estómago. Cuando exista úlcera estomacal, se deben ingerir 150 g de miel, tomada en una sola dosis en horas de la mañana y luego ir aumentando la dosis hasta llegar a los 400 g diarios. Este tratamiento se debe realizar durante un mes, interrumpir durante una semana y luego volver a empezar. Al reto­marlo debe agregar a la miel jugo de cuatro limones durante una semana. En la segunda semana, duplicar la cantidad de limones. Este tratamiento se debe hacer a la par del tratamiento indicado por el médico.

Para las afecciones de la garganta. Consuma 150 g de miel pura por día. Hágalo en pequeñas cantidades y manténgala en la garganta todo el tiempo que le sea posible.

Complete el tratamiento haciendo gárgaras con una mezcla de agua hervida, dos cucha­radas de miel y el jugo de tres limones, dos veces al día. Si sufre de enfriamientos, beba un vaso de leche caliente con una cucharada grande de miel y jugo de limón. Si tiene gripe, hierva 100 g de miel con agua y el jugo de cuatro limones. Tómelo en cuatro porciones al día.

Para la anemia

Consuma diariamente 100 g de miel pura. También reemplace el azúcar por miel, para endulzar sus bebidas.

Para las afecciones reumáticas

Tome tres cucharadas de miel, todas las mañanas. Debe tomarse en ayunas.

Para los cálculos

Ingiera 200 g diarios de miel, divididos en dos porciones. Combínela con dos vasos de jugo de limón puro, diarios, sin azúcar. Es aconsejable que beba agua mineral en abun­dancia. Para las afecciones renales menores, es aconsejable disolver 150 g de miel en un té de hierbas medicinales y beberlo tres veces al día. Cuando las infecciones son muy fuertes, agregue el jugo de dos limones y una cucharada de aceite de oliva.

Para la presión arterial

Consuma 200 g de miel pura disuelta en agua, dos veces al día. Este remedio es indicado en casos de hipertensión o hipo­tensión.

Para la arteriosclerosis

Ingiera de 100 a 120 g diarios de miel, durante unas tres semanas. Complemente con el consumo de ajo y cebolla crudos, y cuide su alimentación, suprimiendo las gra­sas y las carnes rojas.

Para la piel

Si su piel se encuentra irritada, aplíquese una mezcla de aceite de oliva con miel pura sobre las partes afectadas, tres veces al día. Para los sabañones y las quemadu­ras, aplíquese la miel directamente o en forma de compresas. Esto detiene el peli­gro de una infección y ayuda a una rápida cicatrización.

 

CÓMO SE EXTRAE LA MIEL

La miel se extrae de sus panales, por medio de un dispositivo mecánico denominado extractor, después de haber retirado los cuadros de las colmenas. El buen apicultor retirará sólo la miel totalmente operculada y, una vez en el obrador, procederá a su extracción. Los cuadros deben tener una temperatura adecuada para que la miel salga con facilidad. Hay que tener en cuenta que, si se retiran los cuadros en días muy caluro­sos y se empieza a centrifugar de inmediato, la miel sale con facilidad.

El primer procedimiento es el desopercu­lado; con un cuchillo se cortan los opércu­los que cubren la miel. Estos panales pasan a un extractar que, por centrifugado, deja los panales limpios para volver a ser utili­zados por las abejas. La miel que fluye de la centrifugadora, se filtra y se deja reposar unos días en unos bidones llamados madu­radares para que decante. Esta operación es necesaria para retirar de la miel todas las impurezas de cera que pueda llevar. Una vez decantada, es envasada directamente del madurador.

- Todos los componentes de la miel son sensibles al calor; un calentamiento, incluso a baja temperatura, desnatura­liza las proteínas que forman vitaminas, hormonas, enzimas, etc., destruyendo las propiedades del producto y convirtién­dolo en un simple edulcorante.

- Si ha comprado miel cristalizada o la ha cristalizado en casa, no la caliente, tómela sólida. La miel cristalizada no necesita de envases antigoteo ya que nunca gotea.

- Si es posible compre la miel directamente al apicultor. La mayor garantía de calidad es la confianza.

- Consuma productos locales, así favore­cerá la polinización de su entorno.

SABÍA QUE…

- Todos los componentes de la miel son sensibles al calor; un calentamiento, incluso a baja temperatura, desnaturaliza las proteínas que forman vitami­nas, hormonas, enzimas, etc., destruyendo las propiedades del producto y convirtiéndolo en un simple edulcorante.

- Si ha comprado miel cristalizada o la ha cristalizado en casa, no la caliente, tómela sólida. La miel cristalizada no necesita de envases antigoteo ya que nunca gotea.

- Si es posible compre la miel directamente al apicultor. La mayor garantía de calidad es la confianza.

- Consuma productos locales, así favorecerá la polinización de su entorno.

 

CURIOSIDADES

Las abejas poseen un sexto sentido que les hace detectar con exactitud el lugar donde hay dolor o inflamación en el interior de nuestro cuerpo. Por ello, ellas deciden picar si saben que ayudarán al paciente. Cuando ellas pican, saben con antelación que morirán y sólo darán su vida por usted si detectan anomalías que ellas pueden curar. Y no se equivocan. Pero para ello, primero proceda a realizarse una prueba de alergia para descartar una posible alergia.

Estudios recientes realizados en Europa y Estados Unidos, y sobre todo en los países del este y la China, dan testimonio de los efectos terapéuticos incontestables de todo lo que las abejas nos dan. Esta técnica toma cada día más importancia dentro de la medicina alternativa.

 

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados