Vino Medicinal

Se obtiene macerando en un Litro de vino blanco o tinto (según el caso), 15 días a 3 semanas, el material vegetal troceado. Al final, parte de este macerado, una vez colado o filtrado, se mezcla con vino de otra botella y se consumirá por copitas.

Es importante destacar que los vinos medicinales se elaboran con plantas secas debido a que las frescas pueden enmohecerse con facilidad, además cabe destacar que el alcohol es un excelente disolvente y conservador al mismo tiempo.

Receta de vino medicinal tónico

Receta de vino medicinal tónico, elaborado con alcohol pero que permite conservar todas las propiedades medicinales y beneficios de las hierbas con las que se ha elaborado.

A la hora de disfrutar de los diferentes beneficios naturales que nos aportan las plantas medinales podemos encontrarnos con las denominadas como tinturas alcohólicas, o bien con otras opciones como los vinos medicinales (como por ejemplo es el caso del vino de romero).

Es cierto que el consumo de este tipo de preparaciones medicinales elaboradas con alcohol no está en absoluto recomendado en personas con problemas hepáticos (hígado graso, cirrosis…), o cuando el consumo de alcohol esté contraindicado.

El uso del alcohol en este tipo de vinos medicinales es debido a que el alcohol se convierte en un mejor solvente para determinados constituyentes de las plantas, muchísimo más que el agua, además de actuar como conservante.

Los preparados elaborados con vino no poseen una vida tan duradera como las tinturas, y aunque no son igualmente tan concentradas como éstas sí resultan más agradables al sabor e incluso más eficaces en determinados casos.

Le proponemos la elaboración de un vino tónico medicinal, fácil de preparar en casa y elaborado a base de plantas y hierbas medicinales, y además muy beneficioso para calmar el estómago.

Ingredientes principales

  • 500 ml. de vino de Oporto
  • 1 ramita de romero
  • 1 nuez moscada
  • 3 cm. de raíz de jengibre
  • 3 cm. de corteza de canela

Preparación del vino tónico medicinal

Sumerge las hierbas en el vino y tapa la botella con un corcho. Coloca en lugar fresco y deja en reposo durante dos semanas.

Pasado este tiempo filtra el vino medicinal y añade un poco de vino de Oporto, mezclándolo bien.

 

Vino de romero: Es muy conocido de tiempos atrás debido a sus grandes propiedades cardiotónicas y digestivas. Su elaboración es muy sencilla. Basta con macerar hojas de romero secas y limpias en la proporción de 30% (300 g de hojas por litro), durante 9 días en lugar oscuro y removiéndolo cada día. Luego se filtra y se toma a razón de una copita después de las comidas.

Vino digestivo dulce: Para prepararlo utilizaremos un litro de vino generoso y dulce tipo moscatel o Jerez. Dentro se introducen 100 gramos de hierba luisa, 100 gramos de hierbabuena, 50 gramos de flores de manzanilla y una cucharadita de semillas de  hinojo, todas ellas secas y limpias. Se deja macerar en lugar oscuro durante 21 días removiendo de vez en cuando. Se filtra. Se toma una copita después de las comidas.

 

 

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados