Tinturas Medicinales

Las tinturas son obtenidas por inmersión de la planta en alcohol etílico de 70 grados, en agua, éter, vino o vinagre. Según el líquido que se utilice, reciben el nombre de tinturas acéticas, vínicas, etéreas, alcohólicas o acuosas. Las alcohólicas se elaboran con determinadas partes de las plantas secas en partes adecuadas; generalmente una parte de la planta triturada por cada 5 de alcohol; por ejemplo, sobre 20 gs de la planta se echa 100 cc de alcohol. Con la botella bien cerrada se deja reposar 10 días o más. Agitase durante el día cada 5 horas, y finalmente se exprime y se filtra por medio de papel filtro.  

Las tinturas se suelen usar en forma muy diluidas, de entre 15 a 25 gotas en unas 4 cucharadas (1/4 de taza) de agua, y se toman 3 o 4 veces al día, ½ hora antes de cada comida.

Las tinturas se utilizan como la base para la elaboración de los preparados homeopáticos. También se utilizan para preparar fricciones.

Importante

Cuando sea necesario utilizar alcohol etílico de grado diferente al de 96º, se recurre al siguiente y rápido procedimiento; se mide la cantidad de alcohol de  96º necesario, según la siguiente tabla y se le añade agua destilada suficiente hasta completar un litro.

 

 

 

Grado alcohólico deseado          Cantidad de alcohol  etílico de 96º a medir 
                     20º                                    210
                     30º                                  310
                     40º                                  410
                     50º                                  510
                     60º                                  615
                     70º                                  720
                     80º                                  830

 

 

USO DE LA TINTURA

Uso Interno

Las tinturas fabricadas por uno mismo tienen la ventaja de poder contar con una materia prima excelente y un proceso que garantiza una magnífica calidad, pero desconocemos la concentración de principios activos pues las plantas no siempre tienen la misma cantidad, dependiendo de la época, lugar de recolección, proporciones al preparar la tintura, etc, por lo lo que a la hora de ingerirlas siempre hay que mantener muy presente el principio de precaución y de la dosis mínima.

Diluida en agua: se puede empezar por entre 2 a 5 gotas, varias veces al día (por ejemplo 3 veces) disueltas en un poco de agua, infusión, zumo.... y se puede llegar hasta 20-25 gotas por toma o incluso más, dependiendo de múltiples factores, y de si vemos que apenas notamos el efecto en dosis menores. En algunos casos puntuales se pueden llegar a tomar unas pocas gotas cada pocos minutos (por ejemplo tintura de jengibre en caso de acidez estomacal hasta que se pase).

Uso externo

Las tinturas pueden ser un excelente complemento en uso externo y las posibilidades de aplicación son diversas.

Se pueden usar directamente o mezcladas con otros elementos para desinfectar, masajear un área dolorida, en un baño, añadidas a preparaciones cosméticas, para problemas de piel, cabello, como enjuague bucal, gargarismos... etc.

También se pueden utilizar a modo de compresa. Las compresas se pueden preparar de muchas maneras, bien empapando un paño en la tintura pura, o en la tintura diluida en agua, infusión, vinagre... Podemos tapar la compresa con un paño seco para potenciar su acción.

Resultado de imagen para tinturas medicinales

PROPIEDADES DE LAS TINTURAS

Las propiedades de una tintura son las mismas que las de la planta fresca o seca, así que si queremos saber para qué sirve sólo tenemos que guiarnos por las características medicinales de la planta en cuestión.

PRECAUCIONES

No hay que caer en el miedo infundado a los preparados de plantas, al menos no más en general del que deberíamos tenerle a cualquier medicamento de venta libre cargado de posibles efectos secundarios, pero tampoco en la inconsciencia de pensar que los remedios naturales son inocuos. Las tinturas como concentrados muy activos de las virtudes de las plantas, pueden ser tóxicas si se sobrepasan las dosis adecuadas. Así pues, tendremos muy en cuenta las recomendaciones sobre toxicidad de cada planta y seremos conscientes de que una tintura tiene mayor potencial de toxicidad al ser un concentrado.

No todas las plantas son adecuadas para preparar en tintura, algunas pueden ser muy tóxicas, por lo tanto antes de hacer una tintura hay que asesorarse bien.

Tampoco es recomendable, a no ser que un médico lo indique, complementar el uso de medicamentos con las tinturas, pues es poca la información y los estudios que hay sobre interacciones.

La cantidad de alcohol que ingerimos con la tintura es realmente baja, sobre todo si tenemos en cuenta que sólo se toman por gotas, que además no son alcohol puro, sino que solamente tienen una proporción del mismo. No obstante, aquellas personas que no deban tomar alcohol, deben evitar las tinturas.

Bibliografia  Consultada

- Salud de la Botica del Señor, María Treben, Editorial Ennsthaler, 2012
- Secretos y Virtudes de las Plantas Medicinales, Selecciones del Reader's Digest, 1981
- Plantas y Flores Medicinales, Aldo Poletti, Ediciones Parramón, 1983

- La salud por la naturaleza. Dr. E. Schneider. 9a Edición. Asociacion publicadora Interamericana. Argentina, 1990.

- Font Quer.P. Plantas medicinales. El Discorides renovado. Labor, 1992.
 

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados