Germinados o Brotes

La germinación de semillas es una práctica muy sabia que nos viene de la antigua China. Es una de los métodos más rápidos para aumentar el valor nutricional de los alimentos. Con cualquier semilla que esté en buen estado se pueden hacer los germinados o brotes.

Las semillas pueden ser guardadas secas durante años y aun ser aptas para germinar. Los enlaces químicos formados en la semilla para el almacenamiento de los nutrientes durante tanto tiempo son separados en el proceso de a germinación. Adicionalmente hay un desarrollo de Vitaminas A, B. y C. y la formación de clorofila. Se dice que la germinación aumenta el contenido de vitaminas B1 y B2. Niacina, Acido Pantoténico, piridoxin, Biotina y Ácido Fólico. Los germinados son también ricos en minerales tales como: Calcio, Magnesio, Sodio, Aluminio, Potasio, Azufre, Fósforos. Etc. Algunos germinados tienen un contenido alto de vitaminas D y E.

Los germinados son de fácil digestión.

Durante el proceso de germinación el almidón es transformado en una azúcar sencilla. Esta es la razón por la cual muchos germinados pueden ser comidos crudos. Las personas que tienen problemas del colon y que no toleran los granos pueden usarlos en forma germinada y se sentirán mejor.

Las investigaciones han mostrado que los germinados están entre los alimentos con un contenido nutricional más alto, por ración, que cualquier otro alimento disponible. Las legumbres germinadas sirven como sustituto de la carne y dado su bajo costo están a la disposición de cualquier persona que desee usar los germinados y beneficiarse de sus valores nutritivos.

El primer paso en la germinación es obtener buenas semillas. Las semillas que más se usan para germinar son: la alfalfa, conocida como lo reina de los germinados, los frijolitos chinos, lentejas, garbanzos, trigo, girasol, habas, frijolitos rojos, arvejas y soya. Cualquier semilla, si está en buen estado puede germinar. Si se siguen los pasos recomendados usted obtendrá buenos brotes.

COMO GERMINAR.

Para germinar Ud. Necesita lo siguiente:

1-  Frasco de boca ancha de galón o cuarto de galón.

2- Un pedazo de Naylon (tul, malla) paro cubrir la boca de frasco.

3- Ligas o cauchos para sostener el naylon en su lugar

4- Semillas. Le recomendamos empezar con alfalfa, frijolitos chinos o arvejas. Estos son los que germinan más fácilmente. Los frijoles son un tanto difíciles para germinar ya que en lo mayoría de los casos, los granos no son frescos. Poco a poco Ud puede ir experimentando con los otros granos hasta que obtenga buenos germinados

5. Un lugar abrigado, donde no haya corrientes de aire y donde no llegue directamente la luz del sol. Es decir, que sea más bien oscuro.

Procedimiento:

1. Escoja las semillas. Descarte las dañadas. Coloque un cuarto de pocillo de semillas de alfalfa si está usando un frasco de galón. Si decide germinar arvejas, lentejas o frijolitos chinos, puede usar la misma cantidad. Si desea germinar menos, use un frasco de un 1/4 de galón y use las semillas en forma proporcional. Si se germinan demasiadas semillas en un espacio estrecho resultará en el daño de los brotes. Se debe permitir suficiente espacio para que las semillas crezcan bien.

Cubra las semillas con agua y déjelas en remojo lo noche anterior. Añada suficiente agua para que no se sequen en la noche.

2. Después de remojar bote el agua a través del nylon (malla, tul). Enjuague las semillas unas tres veces y en forma suave

3. Coloque el frasco de lado, de manera que permita drenar el agua durante la noche. Cubra con un pañito y deje en un lugar abrigado y con poca luz.

4. Enjuague los germinados tres veces al día. Si Ud. vive en un clima muy caliente puede ser necesario enjuagarlos más veces al día para evitar que se formen ácidos que dan mal olor y sabor a los germinados. Si los germinadas no se enjuagaron lo suficiente para conservarlos húmedos, se resecan y se mueren. Tenga en mente este punto para que sus germinados sean un éxito.

5. Cuando enjuague los germinados dé al frasco movimientos circulares mientras escurre las semillas para permitir que éstas se peguen en forma más uniforme a las paredes del frasco.

6. En tres o cuatro días la alfalfa o frijolitos chinos habrán desarrollado dos hojitas amarillentas. En este momento están los germinados listos para ser expuestos a la luz para que se produzca la clorofila. Se debe colocar el frasco en un lugar donde le llegue indirectamente la luz del sol. Si los pone directamente a la luz del sol se pueden quemar y dañar. Cuando las hojitas se ponen de color verde, los germinados están listos para comer. A veces se requiere todo el día para que esto ocurra. Si hay nevera, guarde los germinados en una bolsita plástica en la nevera y use cada día la cantidad necesaria. Si está germinando arvejas, lentejas, trigo, Garbanzos, etc, cuando el germinado tenga uno longitud de 1 a 2 cms, se recomienda colocar el frasco donde reciba la luz indirecta del sol a fin de que se desarrolle la clorofila. Si no hay nevera para guardar los germinados una vez que estén de color verde consérvelos en el mismo frasco teniendo la precaución de continuar enjuagándolos tres veces al día para que no se dañen. Úselos pronto. No los deje muchos días, pues se dañan. Es mejor  preparar poca cantidad si no hay refrigeración.

7. Cuando se ha desarrollado la clorofila, los germinados están en el mejor momento para ser consumidos, ya que han desarrollado todos los nutrientes que son posibles en cada uno de ellos. Si se deja que los germinados crezcan mucho, disminuye el contenido de Vitamina C. Se recomienda que los germinados sean comidos dentro de tres o cuatro días después de germinados.

8. Adquiera el hábito de germinar. Ud puede tener una huerta en su cocina a un costo muy bajo. Recuerde que los germinados pueden ser comidos totalmente. Su raíz, hojas y conchitas o cáscaras. Cuando los germinados estén en su pico de valor nutricional, saben agradable. Cuando se pasan, toman un sabor amargo.

9. Se recomienda lavar muy bien los frascos y nylons (tul, malla) después de cada germinado para evitar que se dañen los próximos germinados. Lave con agua caliente el nylon (malla, tul), ponga a secar y guarde en un lugar higiénico.

Sugerencias sobre cómo usar sus germinados.

Los brotes o germinados no deberían ser considerados como un suplemento, sino más bien como una parte Importante de la alimentación diaria. Junto con  los demás alimentos saludables.

Los germinados de alfalfa se usan crudos en las ensaladas. Los frijolitos chinos pueden ser usados crudos en las ensaladas, o ser cocidos al vapor por unos minutos. Después de cocidos se pueden aliñar can tomate, cebolla, ajo y sal al gusto. También se pueden añadir los brotes a las sopas cuando ye casi están listas.

Los germinados de lentejas, garbanzos o arvejas son deliciosos cuando se cocinan con el arroz. En estos casos los germinados se añaden al arroz cuando  ya está casi blando. Se topan y se deja que los germinados se ablanden.

Los germinados de trigo pueden licuarse y añadirse a la masa de las cachapas, ponquecas o tortillas. También se pueden usar en la preparación del pan. El trigo germinado es también delicioso en atol o colada de avena. Se añade un poco antes de que lo avena esté lista.

Usted puede desarrollar su talento culinario y preparar los germinados en diversas formas.

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados