Compresas

Las compresas son uno de los tratamientos hidroterápicos sencillos, efectivos y faciles de aplicar en el hogar.

A diferencia de las envolturas, las compresas, formadas por una tela mojada y plegada varias veces, no se aplican más que sobre ciertas partes del cuerpo: tronco, pecho, espalda, etc. Por lo tanto, su efecto es local. El paño intermedio y la cubierta de lana cu­bren, o bien todo e! cuerpo o partes de él. 
La compresa se aplica generalmente fría y hay que renovada cada vez que se calienta. Si se la mantiene correctamente fría, contie­ne los procesos inflamatorios y produce una acción calmante sobre las funciones de la pie! y sobre los nervios. Cuando se la deja puesta más tiempo, incluso hasta que se se­ca, produce un efecto estimulante sobre la circulación y las funciones de la pie!, y pro­duce un recalentamiento. 
El tiempo normal de aplicación oscila en­tre media y una hora. Normalmente hay que renovar las frías cuando se calientan y las calientes cuando se enfrían. 

Compresa sobre estómago y vientre

Aplicación. Para aplicar esta compresa se precisa una tela de algodón plegada de dos a seis veces, capaz de cubrir completamente desde el estómago hasta el bajo vientre. El paño intermedio y el externo de lana, como de costumbre, tienen que ser mayores que el paño húmedo.

Esta compresa puede aplicarse fría o caliente, con adición de vinagre o sin él.

Indicaciones. El efecto es muy similar al de la envoltura de los riñones. Afecta, pues, principalmente a los órganos de la digestión, el aparato urinario y las glándulas sexuales. Está indicada en las úlceras de estómago, cólicos intestinales, flatulencias, afecciones de la vesícula biliar, cistitis crónica, trastornos de la menstruación y síndrome de Roemhe!d (síndrome cardiogástrico).

 

Compresa sobre la parte anterior del cuerpo

Aplicación. Se coloca desde las axilas a la mitad de los muslos, en la cara anterior del cuerpo. Plegar varias veces e! lienzo y sumergido en agua fría (o muy caliente), escurrido enérgicamente y aplicado de inmediato. Los paños secos tienen que cubrir como plenamente el cuerpo.

Indicaciones. La compresa sobre el tronco cumple casi las mismas funciones que la media envoltura. Se indica sobre todo como «gran compresa del corazón» para calmar la excitación nerviosa de! corazón. También es eficaz contra las flatulencias.

Las compresas muy calientes, aplicadas repetidamente, resultan eficaces contra la angina de pecho. Pueden completarse con baños muy calientes de brazos.

 

Compresa sobre la parte posterior del cuerpo

Aplicación. Se aplica de la misma manera que la anterior, pero sobre la parte posterior del cuerpo. Una vez preparado y mojado el lienzo, hacer que el paciente se tienda encima de él y envolverlo con los otros dos paños secos, desde los hombros hasta las corvas. La duración es, también, de media a una hora. En caso de recalentamiento demasiado rápido, renovar la compresa una o dos veces.

Indicaciones. Esta compresa, fría, produce una acción calmante sobre los nervios espinales, sobre todo en caso de neurosis sexuales. Caliente y con harina de mostaza (no dejada puesta demasiado tiempo), es eficaz contra las distensiones musculares, lumbago, asma bronquial, tos ferina y poliomielitis.

Las compresas son gasas o determinados tejidos que se empapan en ciertas sustancias vegetales o liquidas obtenidas por infusión o cocimiento de una o varias plantas medicinales. Son utilizadas en casos de derrames o contusiones. Aunque se utilizan más las compresas calientes, también existen frías o tibias. En caso de utilizarse compresas calientes, si éstas se enfrían deben ser renovadas. Se aplican externamente sobre cualquier parte del cuerpo.

Las compresas de cola de caballo se aplican a úlceras de difícil curación y a heridas, y se obtienen por infusión de 30 g de planta por cuarto de litro de agua caliente. Las compresas de caléndula son muy buenas para las contusiones, las heridas o las magulladuras, que cicatrizan lentamente. Para ello se vierte medio litro de agua hirviendo sobre dos cucharaditas de caléndula y se deja reposar durante quince minutos. Deben aplicarse frías.

Para las inflamaciones de los ojos, se pueden utilizar las compresas de rosas. Los pétalos se maceran durante un día entero a temperatura ambiente. También se usan frías.

 

Tipos de compresas de hierbas medicinales y prescripciones

Las compresas de hierbas medicinales tienen la ventaja de que según el problema a tratar se preparan con plantas más específicas, por lo que a continuación exponemos una lista de las plantas y su uso terapéutico con la compresa.

  • Compresas analgésicas (alivian dolores): Para los dolores  musculares y articulares las plantas medicinales serían el lúpulo, el Harpagofito, muérdago, etc. En caso de dolores  por cistitis, cólicos e incluso molestias  menstruales es recomendable la compresa de tomillo.
  • Compresas antisépticas, cicatrizantes y para los furúnculos: En este caso se pueden usar tanto para heridas como para llagas cualquiera de estas hierbas terapéuticas: Agrimonia, aliso, caléndula, linaza, alholva o fenogreco, cola de caballo, hiedra o regaliz.
  • Compresas antirreumáticas: Esta compresa estaría hecha a base de hierbas medicinales como la  centella, mostaza, jengibre, ruda u ortiga.
  • Compresas para aliviar traumatismos: En este caso lo mejor es la combinación de estas hierbas medicinales: Árnica, romero y tomillo. Con el árnica se reducen los hematomas fácilmente, ayuda a la recuperación de dislocaciones, distensiones, contusiones,  inflamación por golpes y lesiones en general. Con el romero y el tomillo se refuerza el riego sanguíneo de las zonas afectadas acelerando su recuperación.

 

Técnica de aplicación de las compresas:

Las compresas se realizan de la siguiente forma:

1.  Impregnar un pedazo de gasa o franela en una tisana, jugo, tintura u otro preparado líquido.

2.  Aplicarlo sobre la zona de piel afectada durante un tiempo que depende de cada planta (de 5 a 10 minutos por lo general).

3.- Si la gasa o franela se seca, volverla a impregnar. Es mejor renovar las compresas a menudo y aplicarlas varias veces diarias, a mantener la misma durante- mucho tiempo.

Nuestros consejos

Algunas hierbas pueden machar la piel y pueden ser un poco engorrosas de quitar pero con zumo de limón se puede eliminar fácilmente. 

Si quiere saber más sobre compresas o cataplasmas, aplicaciones, contraindicaciones y más, en nuestra sección y sus actualizaciones sobre el tema encontrará lo que necesite.

Y si quiere saber más sobre plantas medicinales y otras aplicaciones le recomendamos nuestra sección de "plantas medicinales".

Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados