Vómitos y Nauseas
Vómitos y Nauseas

El vómito es la expulsión forzada del contenido del estómago a través de la boca. |El vómito, también llamado emesis, es una respuesta sintomática a diversos desencadenantes. Es una expulsión forzosa diferente de la regurgitación -retorno sin esfuerzo del contenido del estómago a la boca-. Aunque es desagradable, el vómito tiene una función importante, porque elimina sustancias perjudiciales para el cuerpo. |El vómito es un proceso complejo que deriva de la interacción coordinada de las vías nerviosas, el cerebro y los músculos del sistema gastrointestinal. El punto desencadenan te del vómito en el cerebro se denomina área postrema. Esta estructura está expuesta a los productos químicos presentes en el torrente circulatorio y el líquido cefalorraquídeo (líquido que rodea el cerebro y la médula espinal). Estudios científicos han demostrado que la estimulación de esta zona por diversos fármacos y toxinas bacterianas, radiación y condiciones fisiológicas induce el vómito. |Algunas vías nerviosas (vías neurales aferentes) inducen el vómito como respuesta al movimien­to, infecciones del oído, tumores, enfermedad de Méniere (caracterizada por vértigo recurrente), olores, estimulación visual, dolor y sabores desagradables. Hay otras vías nerviosas (vías neurales aferentes periféricas) que inducen el vómito en respuesta a irritantes gástricos, distensión de los intestinos y vías biliares, inflamación abdominal e infarto de miocardio (ataque cardíaco). |El acto físico de vomitar está controlado por múltiples zonas del tronco cerebral. Cuando se activan, estas estructuras envían señales a la garganta, el diafragma y los músculos abdominales. El resultado es una contracción simultánea de estos músculos que hace que el contenido del estómago ascienda hacia el esófago y la boca. Durante el vómito, se inhibe la respiración, excepto por las breves inspiraciones entre las descargas. Durante el vómito, también pueden producirse bradicardia (disminución de la frecuencia cardíaca) y cambios en la presión sanguínea.

Causas
Los vómitos pueden ser causados por muchos factores. Los que duran sólo uno o dos días suelen estar producidos por infecciones, medicamentos, toxinas, uremia (acumulación de productos de degradación de las proteínas en el torrente circulatorio) y cetoacidosis diabética (acumulación de toxinas debida a una diabetes no controlada). Los vómitos que persisten durante más de una semana pueden estar producidos por un trastorno médico-psiquiátrico a largo plazo. Las causas de los vómitos son:
- Medicamentos. Los fármacos son la causa más frecuente de vómitos, especialmente durante los primeros días de su utilización. Los fármacos pueden inducir el vómito por estimulación del área postrema o por estimulación directa de las vías periféricas. Los medicamentos que causan vómitos habitualmente son los fémicos para el cáncer, los analgésicos, los medicamentos para el corazón, los diuréticos, las hormonas, los antibióticos, los antiasmáticos, los fármacos gastrointestinales y los medicamentos que actúan sobre el cerebro.
- Infecciones. Las infecciones del sistema gastrointestinal o la sangre pueden causar vómitos. Las infecciones gastrointestinales son más frecuen­tes en lactantes, niños y adultos jóvenes, que suelen presentar más de una infección cada año. Las infecciones que provocan vómitos incluyen infecciones gastrointestinales bacterianas y víricas, otitis media, meningitis (infección de la membrana que rodea el cerebro y la médula espinal) y hepatitis (infección del hígado).
- Trastornos gastrointestinales y abdominales. Las alteraciones del sistema gastrointestinal que producen vómitos son la obstrucción del estómago y el intestino delgado, los trastornos de la motilidad (los músculos del esófago presentan descoordinación o debilidad, lo que produce dificultad para tragar, regurgitación y a veces dolor), la indigestión, los cambios inducidos por radioterapia, la enfermedad de Crohn (enfermedad recurrente y crónica de los intestinos), la úlcera péptica, la inflamación del apéndice, la vesícula biliar o el páncreas.
- Trastornos del sistema nervioso. El cáncer, el infarto (área de tejido muerto debida a la obstrucción del aporte de sangre arterial a la zona), la hemorragia, los defectos congénitos, los trastornos auriculares, la enfermedad del movimiento, la pérdida de peso, los tumores auriculares, la enfermedad de Méniere, los recuerdos desagradables, los vómitos psicogénicos (causados por factores mentales) y los olores o sabores desagradables pueden causar vómitos.
- Alteraciones hormonales y fisiológicas. Las alteraciones hormonales y metabólicas (procesos físicos y químicos en el organismo) que pueden causar vómitos son: hiperparatiroidismo, cetoacidosis diabética, hipertiroidismo (enfermedad debida a un exceso de ingestión o producción de hormona tiroidea), enfermedad de Addison, uremia y embarazo. El embarazo es la causa más frecuente de vómitos asociados al sistema hormonal.
Sintomas
Las náuseas pueden asociarse a vómitos. El paciente contrae los músculos como si fuera a vomitar sin acabar de descargar; puede hiperventilar y tener salivación antes de empezar el vómito. Hay que consultar siempre con el médico si aparece sangre en el vómito.
Otros síntomas asociados al vómito dependen de la causa. Una infección gastrointestinal puede dar lugar a fiebre, dolor muscular y diarrea. Los pacientes con úlcera péptica, obstrucción intestinal, colecistitis o pancreatitis (inflamación de la vesícula biliar o del páncreas) presentan dolor abdominal. Los síntomas de meningitis incluyen rigidez de nuca, dolor de cabeza, cambios en la visión y en el proceso mental.
Prevencion
Los fármacos antieméticos previenen los vómitos. Algunos tratamientos alternativos también son efectivos para reducir las náuseas y pueden impedir los vómitos.
Diagnostico
Los vómitos los puede diagnosticar un médico internista (especialista en medicina interna) o un gastroenterólogo. Hay que disponer de una historia clínica detallada que incluya datos sobre la frecuencia del vómito, su descripción, duración, relación con las comidas y cualquier otro síntoma asociado. La historia ayuda al médico a limitar las posibles causas. Hay que explorar el abdomen del paciente para detectar posibles anomalías, así como establecer las constantes vitales para identificar alteraciones en la frecuencia cardíaca, la presión sanguínea y la temperatura.
Aunque la historia clínica y la exploración física suelen ser suficientes para determinar la causa de los vómitos, también pueden realizarse algunos análisis de laboratorio. Con los análisis de sangre, se descarta la existencia de deshidratación, anemia y desequilibrios electrolíticos.
En algunos casos, son necesarias exploraciones más complejas, por ejemplo radiología, endoscopia, resonancia magnética, ecografía y tomografía computarizada. Además, existen pruebas que permiten observar el vaciamiento del estómago y la presión y la motilidad del estómago y el intestino.
Tratamiento Ortodoxo
Los tratamientos alternativos pueden ser efectivos para aliviar los vómitos, pero no la causa subyacente. Hay que consultar con el médico si los vómitos son recurrentes o duran más de algunos días.
Cambios dietéticos
El mejor planteamiento dietético es comer alimentos que puedan ser digeridos rápidamente. Los alimentos ricos en grasas son difíciles de digerir y suponen un riesgo adicional de nuevos vómitos. La ingestión de una dieta baja en grasas y predominantemente líquida en tomas frecuentes alivia los vómitos. Después de vomitar, el paciente no debe comer durante una hora, y posteriormente empezará con caldo o líquidos. Es importante recuperar los líquidos perdidos por los vómitos. Algunos terapeutas que trabajan con zumos recomiendan beber un zumo de jengibre fresco, manzanas y zanahorias. Se ha demostrado que la suplementación con vitamina B6 reduce las náuseas matutinas en las mujeres embarazadas.
Fitoterapia
Las plantas efectivas para aliviar las náuseas o los vómitos son
:- Infusión preparada con corteza de manzano (Pyrus malus).
- Infusión de jengibre (Zingiber officinalis).
- Aceite o infusión de caña de limón (Cymdogen citratus) .
- Cápsulas de nuez moscada (Myristica fragans).
- Infusión de cúrcuma (Curcuma longa).
Ayurveda
Los médicos ayurvédicos creen que los vómitos son secundarios a un aumento del pitta del estómago. Los remedios para los vómitos son:
- Yogur con cardamomo y miel.
- Leche caliente con cardamomo y nuez moscada.
- Infusión preparada con semillas de comino y nuez moscada.
- Zumo de piña fresca tres veces al día durante un día de ayuno.
- Agua con diez gotas de zumo de lima, media cucharada de azúcar y una cuarta parte de cucharada de bicarbonato sódico.
- Semillas de cardamomo.
- Zumo de jengibre y zumo de cebolla.
- Agua con polvo de pétalos de rosa silvestre, polvo de sándalo, polvo de azúcar y zumo de lima.
Plantas Medicinales para Vómitos y Nauseas
Albahaca
De la albahaca se utilizan sus aromáticas hojas, tanto frescas como secas. Popularmente se cree que, plantándola en materas que se colocan en las ventanas, aleja los mosquitos. Su delicioso aroma invita a usarla en todo tipo de preparaciones culinarias y terapias. Se cultiva en todo el mundo como una planta anual que exhibe tallos que alcanzan entre 20 y 60 cm de altura, con hojas verdes que en ocasiones se tiñen de púrpura y flores de dos pétalos. Existen muchas variedades que difieren en el tamaño de sus hojas, color y sabor. Su cultivo demanda cuidados porque se trata de una hierba exigente; prefiere ambientes cálidos y soleados, bien drenados y fértiles, aunque la tierra donde se siembra no tiene que ser extremadamente rica en nutrientes. Esta hierba es una extraordinaria aliada de la salud. Resulta efectiva tanto deshidratada como fresca, aunque la cantidad que debe utilizarse en cada caso es distinta. Desde el punto de vista farmacológico es carminativa y galactagoga (que provoca el aumento de la secreción de la leche).
Metodo de preparación
Cocimiento o Decocción : Colocar en un litro de agua fría 30 g de hojas de albahaca. Cocinar a fuego lento hasta que hierva. Dejar en reposo 10 minutos. Tomar, a sorbos, una o dos tazas, inmediatamente después de vaciar el estómago.
Anís
Estas son sus propiedades: |- Sobre el aparato digestivo: El anís es el prototipo de las plantas con acción carminativa, aperitiva, tonificante del estómago y digestiva.| Limpia los intestinos de fermentaciones y putrefacciones.| Forma parte de la "tisana de las cuatro simientes", junto con la alcaravea, el hinojo y el cilantro, y de la que Font Quer afirma que no hay flato que se le resista. |A los niños y lactantes les resulta muy eficaz la infusión de anís en casos de gases o de diarreas malolientes. Es una buena costumbre dar infusiones de anís a los lactantes, a modo de refresco. |- Sobre el aparato respiratorio: expectorante. Facilita la eliminación de las mucosidades bronquiales, haciéndolas más fluidas. Conviene a asmáticos y bronquíticos.| Se recomienda especialmente a los que siguen un plan para dejar de fumar, pues actúa como un verdadero antídoto de la nicotina y de los alquitranes del tabaco: limpia los bronquios de mucosidad irritante, y facilita la regeneración de las células de las mucosas. |- Sobre la glándula mamaria: Acción galactógena, es decir, que aumenta la producción de leche. Por eso los ganaderos dan anís a las vacas y ovejas, mezclándolo con el pienso. Curiosamente, el anís se elimina con la leche, por lo que las madres que lactan, al tomarlo benefician también a sus niños.|- Se puede tomar en polvo, en infusión, como condimento alimentario o en preparaciones galénicas como extractos y aceite esencial.
Metodo de preparación
Cocimiento o Decocción Colocar en un recipiente adecuado 30 g de frutos de anís (semillas) y un litro de agua. Se deja hervir y luego se retira del fuego. Se tapa y se deja reposar durante unos 10 minutos y luego se cuela. Tomar, a sorbos, una o dos tazas, inmediatamente después de vaciar el estómago.
Cebolla
Planta herbácea bianual de la familia de las amarilidáceas. El primer año se forma el bulbo y el segundo año entra en la fase reproductiva, emitiendo un tallo o escapo floral de un metro de altura que acaba en un capuchón que se abre y deja al descubierto una inflorescencia de tipo umbela con numerosas flores diminutas. El fruto es de tipo cápsula. El bulbo está compuesto de células que tienen un tamaño considerable, de forma alargada u ovalada, unidas por una sustancia llamada péctico. Las virtudes nutricionales de este bulbo son numerosísimas, sobre todo contra el reumatismo, el exceso de ácido úrico y las infecciones; previene la osteoporosis y protege el sistema cardiovascular, por su riqueza en quercetina, además de mejorar el sistema urinario y la próstata. Posee azufre, fósforo, silicio, hierro, yodo y potasio, además de vitaminas A, B y C. La cebolla estimula el apetito y regula las funciones estomacales (si no se abusa), es diurética y depurativa, actúa contra las afecciones respiratorias, es un gran desinfectante y un laxante suave. De forma externa, se usa contra las picaduras de insectos, las verrugas, como loción capilar contra la caspa y para estimular el crecimiento del cabello, así como para eliminar el picor de los sabañones.
Metodo de preparación
Zumos o Jugos Tomar el zumo puro de cebolla, mezclado con jugo de limón, preferiblemente inmediatamente después de vaciar el estómago (vomitar).
Cilantro
Los frutos contienen un aceite esencial rico en linalol, que es el principio activo al que se deben sus propiedades: - Eupéptica: facilita la digestión, - Carminativa: elimina los gases, - Antiespasmódica, y - Ligeramente tonificante del sistema nervioso, cuando se toma en pequeñas dosis. El cilantro se ha usado como vermífugo, aunque no se ha podido demostrar tal propiedad. En cualquiera de sus preparaciones, está indicado en caso de: - Trastornos digestivos: gastritis, insuficiencia pancreática, digestiones pesadas, inapetencia, flatulencia, - En la convalecencia de enfermedades infecciosas, como tonificante y estimulante del apetito, y - En las halitosis (mal aliento) de los consumidores de ajo y cebolla, y de los fumadores.
Metodo de preparación
Cocimiento o Decocción Hervir en un litro de agua, 15 gramos de semillas secas de cilantro. Dejar reposar tapado durante 10 minutos. Beber a sorbos una taza bien fría, inmediatamente después de vaciar el estómago.
Hinojo
- Se utilizan los frutos, la raíz y las hojas. Se toma en polvo, en decocción, en aceite esencial o en forma de tintura por vía interna. - Es una planta con efecto carminativo, común a muchas umbelíferas con sabor a anís, alivia el dolor intestinal de origen digestivo y las flatulencias; además, estimula el apetito. Es útil en el tratamiento de diversos problemas gástricos en los que interese un efecto estimulante. - Tiene una acción galactógena, es decir, estimula la secreción láctea. - Tiene además una discreta actividad expectorante, por lo que está indicado en el tratamiento de la tos crónica y también como agente saborizante en preparaciones de tipo pectoral. - Posee una acción diurética y se recomienda también cuando existen edemas o - retención de líquidos. - El fruto y el aceite esencial tienen una discreta actividad antiespasmódica. - Por vía externa, la hoja es vulneraria, estimula la motilidad gástrica y es excelente para realizar lavados de los ojos en conjuntivitis o blefaritis, así como en las irritaciones oculares. - El aceite esencial es algo tóxico y puede provocar convulsiones epileptiformes, temblores, salivación intensa, hipertermia, excitación y alucinaciones.
Metodo de preparación
Infusiones Verter sobre 1/2 litro de agua hirviendo 15 g de semillas de hinojo. Dejar reposar unos 10 minutos. Tomar tibio una tacita después de cada comida.
Jengibre
- El rizoma contiene un aceite esencial con diversos derivados terpénicos, responsables de su acción digestiva y carminativa (impide la formación de gases en el aparato digestivo). - Es también sudorífico, y en la India se le atribuyen efectos afrodisíacos. - Se recomienda en los casos de agotamiento, inapetencia y de digestiones pesadas y flatulentas. - Aumenta los movimientos intestinales y el tono, por lo que también está indicado en caso de flatulencia, dispepsia, náuseas y dolores cólicos abdominales. Tiene además una acción sialagoga, estimulante de la salivación, por lo que resulta un buen aperitivo para abrir el apetito. Entra en las fórmulas de composición de numerosos baños bucales, gargarismos y medicamentos de uso dentario. - Por vía externa, se utilizan los emplastos pectorales para el tratamiento del resfriado común o como expectorante. - Una de las indicaciones más probadas y útiles del jengibre es el tratamiento de la cinetosis o mareo del viajero, que se produce en ciertas personas cuando circulan en coche. Este efecto antinauseoso se puede ampliar a los vómitos del embarazo. - Los emplastos aplicados en las sienes pueden aliviar el dolor de cabeza simple y la migraña, también se aplican localmente en el dolor de tipo reumático.
Metodo de preparación
Polvos Medicinales Capsulas: Vómito, nauseas: producidas por el embarazo, se utilizan dosis desde 75 mg a 2 g diarios, por vía oral, en dosis divididas, durante uno a cinco días.
Limón
Fruto comestible del limonero (Citrus limon), un pequeño árbol frutal cítrico perenne que puede alcanzar los 6 metros de altura. El limón tiene un sabor ácido y extremadamente fragante que se usa en la alimentación. Se caracteriza por mejorar la calidad de la sangre, la fluidifica y evita la creación de trombos, aumenta el número de glóbulos blancos que luchan contra las infecciones y la limpia de toxinas gracias a su poder diurético y alcalinizante. La razón es su riqueza en vitaminas, minerales y fitoquímicos. Contiene abundantes minerales, como magnesia, cobre, hierro, yodo, calcio, fósforo, potasio, azufre y cinc. Respecto a las vitaminas, contiene un porcentaje significativo de las del grupo B, pero lo más destacable es su riqueza en vitamina C, 53 mg por cada 100 g, una vitamina fundamental para la resistencia a las infecciones, que aumenta la absorción de calcio, hierro y fósforo, ayuda a evitar la infertilidad masculina y posee propiedades antioxidantes. Lo más interesante del limón, sin embargo, son ciertas sustancias peculiares de efectos terapéuticos, como los terpenos, responsables de su aroma y de sus propiedades anticancerígenas. En la pulpa y la corteza, también hay flavonoides, como la hesperidina, la rutina y la diosmina, que resultan antioxidantes, anticancerígenos y protectores del sistema circulatorio. Una buena idea, sobre todo en caso de gripe o resfriado, es tomar el jugo suavizado con un poco de miel.
Metodo de preparación
Cocimiento o Decocción Vomito: Hervir en un litro de agua fría 40 g de la corteza del fruto del limón; añadirle el jugo de un limón por taza y endulzar con miel. Tomar, a sorbos, una taza inmediatamente después de vaciar el estómago.
Cocimiento o Decocción Vomito: Hervir en un litro de agua fría 40 g de la corteza del fruto del limón; añadirle el jugo de un limón por taza y endulzar con miel. Tomar, a sorbos, una taza inmediatamente después de vaciar el estómago.
Mango
- Se utilizan la corteza del árbol, la raíz, la resina, el fruto y las hojas. - De la CORTEZA y el fruto, se extrae una oleorresina antisifilítica y anticancerígena. - El FRUTO verde es ligeramente astringente; cuando está maduro, es discretamente laxante y depurativo. - Se recomienda como remedio pectoral, por su riqueza en vitamina C. - Las SEMILLAS tostadas o la raíz, en polvo o en tintura, son buenos vermífugos. - Las HOJAS son pectorales, y su decocción se usa como antiséptico bucal y dentario. - La CORTEZA es astringente, indicada en casos de catarro nasal, diarrea, vaginitis, metritis, hemorragias, etc. - En Brasil, la infusión de las FLORES se usa en infecciones y catarros urinarios. - La RESINA es sudorífica, antiguamente se utilizaba para el tratamiento de la sífilis y la diarrea crónica. - La RAÍZ y las hojas se toman en decocción, y las flores en infusión.
Metodo de preparación
Zumos o Jugos Jugo: Náuseas: Colocar en una licuadora 1/2 taza de leche descremada y la pulpa picada de 2 mangos junto con 1 cucharadita de canela en polvo. Licuar todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Tomar un vaso de este batido cuando se sienta el malestar.
Manzanilla
Planta herbácea, anual y ramificada, con pequeñas flores de pétalos blancos y botones amarillos similares a las margaritas. Contiene aceite esencial, flavonoides, mucílagos, ácidos fenólicos y taninos. La manzanilla combina su poder como estimulante digestivo con una acción sedante natural, que la convierte en un remedio excelente para aliviar las indigestiones acompañadas de dolor abdominal y espasmos gastrointestinales. Asimismo, es una buena solución contra los cólicos, ayuda a poner freno a las diarreas, alivia la sensación general de malestar, las náuseas y los vómitos. Está indicada también en alteraciones hepatobiliares, empachos e intoxicaciones alimentarias. Asimismo, al destacar como planta sedante, aplaca los nervios y serena el ánimo. Por este motivo, resulta muy eficaz para facilitar el sueño en los niños y bebés, para mitigar los dolores de la menstruación y las náuseas del embarazo, así como la jaqueca nerviosa y la irritabilidad. La manzanilla también posee una acción emoliente, calmante y antiséptica, por lo que, en uso externo, alivia las irritaciones cutáneas, los eccemas y las picaduras. Para preparar una infusión para las digestiones pesadas, se hierve durante dos minutos una cucharadita y media de postre de las flores en una taza de agua; se cuela y se deja reposar 10 minutos; se toma caliente justo después de comer.
Metodo de preparación
Infusiones Vómito: Verter 1 litro de agua hirviendo sobre 30 g de sumidades florales de manzanilla. Tomar 1 taza de esta infusión bien fría cada vez que vacíe el estómago.
Mejorana
Los principios activos de la mejorana residen en su esencia, rica en sustancias terpénicas como el terpineol. Esta esencia posee las siguientes propiedades: - Antiespasmódica y digestiva: Muy Útil contra la flatulencia (efecto carminativo), los espasmos nerviosos del estómago y las digestiones pesadas. - Sedante: Se recomienda para combatir la excitación psíquica, el nerviosismo y el insomnio. Es un buen remedio contra la ansiedad. - Hipotensora: Disminuye el tono del sistema nervioso simpático, responsable de la contracción de las arterias, y además, es diurética. - Expectorante y pectoral. - Antirreumática: Aplicada externamente, la esencia calma los dolores reumáticos y las contracturas musculares. En fricciones, o en el agua de baño, tiene además efecto tonificante. - Se utiliza en la gastritis y las inflamaciones de la mucosa bucal y faríngea. - También se utiliza en cosmetología por sus propiedades antioxidantes, y en la cocina como especia. - No se aconseja en caso de hematuria o enfermedades renales graves.
Metodo de preparación
Cocimiento o Decocción Vómito: Colocar en un recipiente adecuado 20 g de sumidades florales de mejorana en un litro de agua. Se deja hervir y luego se retira del fuego. Se tapa y se deja reposar durante unos 10 minutos y luego se cuela. Endulzar con miel y beber a sorbos una o dos tazas, inmediatamente después de vaciar el estómago.
Menta
Propiedades: Contiene del 1 % al 3% de una esencia de composición muy compleja con más de 100 componentes, entre los que destaca el memol, un alcohol al que se deben la mayor parte de sus propiedades: digestiva, carminativa (elimina los gases y las putrefacciones intestinales), colerética, antiséptica, analgésica, tonificante y afrodisíaca en dosis elevadas. La esencia contiene unos polifenoles de acción antivírica frente al virus de la hepatitis A. - En uso interno: Se recomienda en dispepsias, gases intestinales, cefaleas y jaquecas, espasmos y cólicos digestivos, atonía gástrica (estómago caído) , hepatitis vírica (tipo A) y agotamiento físico. - Externamente, las fricciones con esencia en disolución alcohólica (alcohol mentolado) alivian los dolores reumáticos y musculares, así como las neuralgias.
Metodo de preparación
Cocimiento o Decocción Vómito: Colocar en un recipiente con dos tazas de agua (500 cc), 20 g de hojas frescas de menta, se deja hervir y luego se retira del fuego. Se tapa bien y se deja reposar durante 5 minutos y luego se cuela. Si lo desea puede endulzar con miel. Tomar, a sorbos, una o dos tazas, inmediatamente después de vaciar el estómago.
Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados