Ansiedad
Ansiedad

Es la respuesta del organismo a la percepción de una amenaza o de un peligro. Este problema es mucho más común de lo que antes se creía, y afecta tanto a adolescentes como a personas de mediana edad, e incluso, hasta edad avanzada. El trastorno de la ansiedad puede ser agudo o crónico. El agudo se manifiesta en episodios conoci­dos comúnmente como ataques de pánico. Un ataque de pánico es un episodio en el cual la reacción natural de "lucha o huida" del organismo se presenta en un momento inoportuno. La respuesta es una reacción compleja e involuntaria que prepara al organismo para afrontar una situación de emergencia. El estrés aumenta la producción de hormonas adrenales, en especial adrenalina. |La ansiedad se relaciona con el miedo, pero no son lo mismo, ya que este último es la respuesta directa y centrada de un acontecimiento o un objeto específicos de los que una persona es consciente. Muchas veces la ansiedad tiene su origen en una persona que produjo dolor y temor en el pasado. No siempre un estado ansioso indica que este miedo se debe a circunstancias actuales.

Causas
La ansiedad se caracteriza por la presencia de ciertos síntomas:
- Somáticos: como dolor de cabeza, mareos, náuseas, vómitos, diarrea, vértigo, sudoración, dificultad para respirar, sensación de opresión en el cuello, en el pecho, en los hombros y las manos.
- Ciertas drogas, tanto alucinógenas como medicinales, pueden llevar a que se presenten síntomas de ansiedad, ya sea debido a los efectos secundarios o abstinencia de la droga. Tales drogas comprenden: broncodilatadores para el asma, cafeína, alcohol, nicotina, depresivos tricíclicos, remedios para el resfriado, descongestionantes, medicamentos para la tiroides, pastillas para dietas, cocaína, anfetaminas, medicamentos para el trastorno de hiperactividad y déficit de atención.
- Una dieta deficiente también puede contribuir al estrés o a la ansiedad.
- La ansiedad por el desempeño es un tipo de ansiedad relacionada con situaciones específicas, como tomar un examen o hacer una presentación en público.
- Pensamientos recurrentes, miedos o ideas mórbidas, confusión e incapacidad para concentrarse.
- El trastorno de estrés postraumático (PTSD, por sus siglas en inglés) se desarrolla después de un evento traumático como la guerra, una agresión física o sexual o un desastre natural.
- El trastorno o los ataques de pánico involucran un miedo inexplicable y repentino, respiración rápida y aumento de las palpitaciones.
- En casos muy poco comunes, un tumor de la glándula suprarrenal (feocromocitoma) puede ser la causa de ansiedad.
- Tensión nerviosa, sensación de pérdida, sentimientos de irrealidad
Sintomas
La ansiedad y preocupación se asocian a tres o más de los siguientes síntomas:
- Nerviosismo, inquietud o impaciencia.
- Fatigabilidad (cansancio) fácil.
- Dificultad para concentrarse o poner la mente en blanco.
- Tensión muscular, temblor, cefalea (dolor de cabeza), movimiento de las piernas e incapacidad para relajarse.
- Alteraciones del sueño: dificultad para conciliar o mantener el sueño o sensación al despertarse de sueño no reparador.
- Sudoración, palpitaciones o taquicardia, mareos, problemas gastrointestinales, sequedad de boca, hiperventilación (aumento del número de respiraciones por minuto).
- Irritabilidad.
- La ansiedad, la preocupación o los síntomas físicos provocan un malestar significativo o deterioro en las relaciones familiares, sociales, laborales o de otras áreas importantes de la actividad de la persona.
- La depresión frecuentemente acompaña a los trastornos de ansiedad y, cuando esto sucede, también debe atenderse. Los sentimientos de tristeza, apatía o desesperanza, cambios en el apetito o en el sueño así como la dificultad en concentrarse que frecuentemente caracterizan a la depresión pueden ser tratados con efec­tividad con medicamentos antidepresivos o, dependiendo de la severidad del mal, con psicoterapia. El tratamiento puede ayudar a la mayoría de las personas que sufren de depresión.
Mucha gente que sufre de trastorno agudo de ansiedad siente temor de estar sola y de visitar lugares públicos porque teme que se le presente un ataque de pánico. Desde luego, esto aumenta su ansiedad y restringe su vida. Algunos sicólogos piensan que, por lo menos en algunos casos, los ataques de pánico son autoinducidos; es decir, con­sideran que el miedo a presentar un ataque precipita su ocurrencia.
Los ataques de pánico se suelen presentar de manera inesperada y con gran intensidad, en cualquier hora del día o de la noche. Éstos pueden durar desde unos pocos segundos hasta media hora. Los factores desencadenantes suelen ser el estrés o algunas emociones, aunque hay alimentos, drogas y enfermedades que pueden incidir en su aparición.
Prevencion
- Incluya en su dieta albaricoque, aguacate, bróculi, espárragos, bananos, frutas secas higo, pescado, ajo, legumbres, nueces y semillas crudas, granos enteros, yogur y productos de soya, ya que estos alimentos proporcionan valiosos minerales, cuyas reservas se agotan a causa del estrés.
- No consuma café, té negro, chocolate ni productos que contengan cafeína.
- Ponga en práctica diferentes técnicas de respiración, para manejar los ataques de ansiedad. Inspire lentamente mientras cuenta hasta cuatro, sostenga la respiración mientras cuenta hasta cuatro y espire lentamente mientras cuenta hasta cuatro. Luego no haga nada mientras vuelve a contar hasta cuatro. Repita esta secuencia hasta que el ataque ceda.
- Evite los alimentos que contienen azúcar refinado u otros carbohidratos simples.
- En lugar de las tres comidas tradicionales, haga comidas pequeñas pero frecuentes.
- Reduzca el consumo de proteína animal.
- Llame a un amigo o amiga de su confianza y converse acerca de sus problemas. Desahóguese.
- Hacer una dieta sana y tomar los suplementos nutricionales adecuados son medidas sumamente beneficiosas que ayudan a reducir la ansiedad e, incluso, la frecuencia y la intensidad de los ataques de pánico. Si usted está tomando algún ansiolítico (medicamento para calmar la ansiedad), no deje de seguir las pautas de prevención. Es probable que en un momento dado usted pueda dejar la droga o, por lo menos, reducir la dosis.
- No consuma alcohol. La deficiencia de cromo es frecuente en los alcohólicos y en quienes consumen grandes cantidades de azúcares refinados.
Diagnostico
Debido a las diferentes causas posibles, es muy difícil y complejo diagnosticar la ansiedad, ya que cada persona la sufre de una manera individualizada. El paciente debe ser examinado exhaustivamente partiendo de su condición de persona debatiéndose con sus circunstancias, las que pueden ser poco comunes. El médico debe primero descartar trastornos o enfermedades físicas que pueden ser el origen de la ansiedad, y en seguida realizar varias pruebas psicológicas breves.
Tratamiento Ortodoxo
La sola presencia de síntomas de ansiedad no es un incentivo suficiente para que la persona con un trastorno de ansiedad busque ayuda. El tratamiento de los trastornos de ansiedad ha estado mal definido y no se ha basado siempre en datos científicos; recién ahora, cuando existen tratamientos nuevos y eficaces, se está desarrollando un algoritmo de tratamiento estructurado para los diferentes trastornos de ansiedad. Muchos tratamientos utilizados con frecuencia, como las benzodiacepinas, tienen limitaciones y efectos secundarios que afectan negativamente el cumplimiento terapéutico del paciente y el desenlace clínico.
No hay ninguna medicación o intervención disponible que cure un trastorno de ansiedad. Sin embargo, el entrenamiento mental y la meditación pueden beneficiar a pacientes que presentan fobias o trastornos de pánico. Algunas alternativas como la hidroterapia, masaje terapéutico, aromaterapia, favorecen la relajación general del sistema nervioso. El entrenamiento de relajación para el control de la ansiedad, incluye ejercicios respiratorios con la intención de ayudar al paciente a evitar la hiperventilación y disminuir la tensión muscular asociada con la reacción de lucha. El yoga, el taichi, el aikido, ayudan al paciente a enfrentarse a las tensiones físicas y emocionales que favorecen la ansiedad o que son creadas por la misma.
La ansiedad puede tratarse normalmente con éxito mediante psicoterapia y/o farma­coterapia Sin tratamiento, los síntomas de ansiedad pueden persistir, con frecuencia empeorar, y la vida puede interrumpirse en consecuencia. Algunas personas que sufren trastornos de ansiedad se quedan en su casa y sufren depresión, toxicomanías u otros trastornos mentales concurrentes.
Plantas Medicinales para Ansiedad
Anís
Estas son sus propiedades: |- Sobre el aparato digestivo: El anís es el prototipo de las plantas con acción carminativa, aperitiva, tonificante del estómago y digestiva.| Limpia los intestinos de fermentaciones y putrefacciones.| Forma parte de la "tisana de las cuatro simientes", junto con la alcaravea, el hinojo y el cilantro, y de la que Font Quer afirma que no hay flato que se le resista. |A los niños y lactantes les resulta muy eficaz la infusión de anís en casos de gases o de diarreas malolientes. Es una buena costumbre dar infusiones de anís a los lactantes, a modo de refresco. |- Sobre el aparato respiratorio: expectorante. Facilita la eliminación de las mucosidades bronquiales, haciéndolas más fluidas. Conviene a asmáticos y bronquíticos.| Se recomienda especialmente a los que siguen un plan para dejar de fumar, pues actúa como un verdadero antídoto de la nicotina y de los alquitranes del tabaco: limpia los bronquios de mucosidad irritante, y facilita la regeneración de las células de las mucosas. |- Sobre la glándula mamaria: Acción galactógena, es decir, que aumenta la producción de leche. Por eso los ganaderos dan anís a las vacas y ovejas, mezclándolo con el pienso. Curiosamente, el anís se elimina con la leche, por lo que las madres que lactan, al tomarlo benefician también a sus niños.|- Se puede tomar en polvo, en infusión, como condimento alimentario o en preparaciones galénicas como extractos y aceite esencial.
Metodo de preparación
Infusiones El anís es también aconsejado para calmar los nervios y la ansiedad, gracias a sus propiedades sedantes. Para calmar los nervios se recomienda también beber un té preparado con una cucharadita de frutos secos por taza de agua hirviendo, y tomar un par de tazas al día.
Cebolla
Planta herbácea bianual de la familia de las amarilidáceas. El primer año se forma el bulbo y el segundo año entra en la fase reproductiva, emitiendo un tallo o escapo floral de un metro de altura que acaba en un capuchón que se abre y deja al descubierto una inflorescencia de tipo umbela con numerosas flores diminutas. El fruto es de tipo cápsula. El bulbo está compuesto de células que tienen un tamaño considerable, de forma alargada u ovalada, unidas por una sustancia llamada péctico. Las virtudes nutricionales de este bulbo son numerosísimas, sobre todo contra el reumatismo, el exceso de ácido úrico y las infecciones; previene la osteoporosis y protege el sistema cardiovascular, por su riqueza en quercetina, además de mejorar el sistema urinario y la próstata. Posee azufre, fósforo, silicio, hierro, yodo y potasio, además de vitaminas A, B y C. La cebolla estimula el apetito y regula las funciones estomacales (si no se abusa), es diurética y depurativa, actúa contra las afecciones respiratorias, es un gran desinfectante y un laxante suave. De forma externa, se usa contra las picaduras de insectos, las verrugas, como loción capilar contra la caspa y para estimular el crecimiento del cabello, así como para eliminar el picor de los sabañones.
Metodo de preparación
Cocimiento o Decocción Cocimiento de una cebolla picada en trocitos en un litro de leche, acompañada de flores de tilo y hojas de borraja: 30 g/l, de cada una. Beber a lo largo del día una taza cada 6 horas.
Comino
- Son aperitivos, digestivos y carminativos (hacen desaparecer los gases intestinales). - Sobre el sistema digestivo, tiene efectos muy parecidos a otros carminativos con sabor a anís, como el hinojo, el anís o la alcaravea, y es especialmente carminativo y sedante, recomendado en las flatulencias, las digestiones lentas, los cólicos, los dolores abdominales, etc. - Es un buen sedante nervioso, sobre todo el aceite esencial, que produce relajación muscular, con efecto analgésico y algo soporífero, por lo que está indica en la dispepsia nerviosa, los cólicos intestinales, la diarrea y la flatulencia. - También proporcionan un cierto efecto galactógeno, es decir, que favorecen la secreción de leche de las madres que lactan. - Se puede tomar en polvo, como especia alimentaría, en infusión o en preparaciones farmacéuticas, como extracto, tintura, aceite esencial o hidrolato.
Metodo de preparación
Infusiones - Tranquilizante: El aceite esencial del comino tiene un efecto sedante, tiene efecto analgésico y ligeramente somnífero. Este fruto contiene al menos 7 componentes analgésicos demostrados, entre los que se encuentran muchas de sus sustancias aromáticas. Por ejemplo, el comino es una de las plantas más ricas en pcimeno, una sustancia analgésica, aromática y antimicrobiana. También contiene otros aromas para el dolor como el eugenol, el mirceno y el cariofileno. Por estas propiedades, el comino se recomienda en casos de dispepsia nerviosa ("nervios en el estómago"), diarrea y flatulencia. En la Medicina Ayurveda , se utiliza en el tratamiento del insomnio. ( Infusión de media cucharadita de comino por taza)
Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados