Anorexia nerviosa
Anorexia nerviosa

La anorexia nerviosa es un trastorno alimentario caracterizado por un temor irreal a ganar peso, autoinanición y distorsión notable de la imagen corporal. Hasta 1988 se utilizó por primera vez el término para definir este tipo de trastorno. |Las principales características de la anorexia nerviosa son el rechazo a mantener un peso corporal mínimo, un miedo intenso a ganar peso y una alteración significativa de la percepción del cuerpo. Las mujeres afectadas por este trastorno sufren, además, amenorrea (falta de regla) aunque hayan pasado la menarquía (primera regla). Normalmente la pérdida de peso la consiguen disminuyendo totalmente la ingesta de alimentos. Aunque los anoréxicos empiezan por excluir de su dieta todos los alimentos con alto contenido calórico, la mayoría acaba con una dieta muy restringida, limitada a unos pocos alimentos. Existen otras formas de perder peso, como la utilización de purgas, vómitos provocados o ejercicio físico excesivo.|

Clasificación
En la anorexia nerviosa se distinguen dos subtipos:
Tipo restrictivo. Describe cuadros clínicos en los cuales la pérdida de peso se consigue a base de dieta o ejercicios intenso. Se utiliza para identificar al individuo que recurre de manera regular a purgas o atracones.
Tipo compulsivo purgativo. La persona recurre a purgas después de haber ingerido alimentos.
Causas
Generalmente la causa de la anorexia es una enfermedad aguda febril, así como cualquier trastorno digestivo. Puede ser pasajera, ocasionada por una indigestión, por fatiga mental, calor estival, nerviosismo, entre otras causas. La inapetencia de larga duración es síntoma de enfermedad crónica del aparato digestivo, o bien del hígado. Otra de las causas es la falta de ejercicio y la tuberculosis.
Aunque la causa precisa de la anorexia nerviosa no se conoce, se encuentra relacionada con lo siguiente:
- Influencias sociales. Creencia de que la delgadez es propia de la clase alta y de belleza femenina. Incluye una conducta de imitación y se presenta mucho en la adolescencia.
- Objetivos ocupacionales. La angustia de engordar cuando sus carreras tienen que ver con su aspecto físico: bailarinas, modelos, actrices, deportistas, entre otras.
- Influencias genéticas y biológicas. Si algún familiar en primer grado de consanguinidad la sufre o la ha sufrido.
- Factores psicológicos. Entre estos factores la anorexia se presenta cuando existe rechazo hacia su madurez sexual femenina; un énfasis excesivo sobre la autonomía, la independencia y el control; deseo de parecer más frágil; evidencia de problemas familiares; incapacidad para interpretar de manera correcta las señales corporales de hambre debido a experiencias previas de alimentación inapropiada.
Sintomas
- Rechazo total hacia las comidas hasta el punto de llegar a la inanición.
- Temor intenso a engordar, aunque esté muy delgada.
- Inducción del vómito o toma de laxantes después de comer.
- Falta de peso.
- Debilidad extrema.
- Fin de la menstruación.
- Úlceras y corrosión del esófago.
- Desgaste del esmalte de los dientes.
- Ruptura de vasos sanguíneos en la cara.
- Presión arterial baja.
- Inflamación del cuello.
- Continuar haciendo dieta a pesar de estar delgado.
- Rápida pérdida de peso a lo largo de vanas semanas.
- Temor intenso a subir de peso.
- Depresión, ansiedad o irritabilidad.
- Períodos menstruales irregulares.
- Extraños hábitos alimenticios.
- Usar ropa suelta para esconder la pérdida de peso.
- Baja extrema de la autoestima.
- Aislamiento social.
- Realizar ejercicios compulsivamente.
- Tener excesivo interés en las calorías de los alimentos.
- Hacer ejercicios de manera compulsiva.
- Los síntomas físicos que se desarrollan a lo largo del tiempo, incluyen: poca tolerancia al clima frío, cabello y uñas quebradizas, piel seca o amarillenta, anemia, estreñimiento, articulaciones hinchadas y un crecimiento de nuevo pelo fino sobre el cuerpo
- Cambio en el humor.
- Irritabilidad.
Prevencion
La mejor estrategia para la prevención de la anorexia es el cultivo de actitudes saludables frente a los alimentos, el control del peso y la belleza o imagen corporal dentro de las propias familias.
Consuma los siguientes suplementos alimentarios:
- Puede ser de gran ayuda estimular la adquisición de hábitos alimentarios saludables y de actitudes realistas en cuanto al peso y la dieta.
- Multivitaminas y minerales: las personas con trastornos alimentarios que restrin­gen su ingestión de comida están en riesgo de sufrir deficiencias de varios nutrientes, incluyendo proteínas, calcio, hierro, riboflavina, niacina, ácido fólico, vitamina A, vitamina C, vitamina B6 y ácidos grasas esenciales.
- Una fórmula general de vitaminas y minerales múltiples puede reducir los efectos negativos que tienen estas deficiencias sobre la salud.
- Zinc (para anorexia): de 15 a 30 mg de zinc tres veces al día.
- Siga una dieta restringida: una dieta sin alcohol, cafeína, azúcar refinada y alimentos que contengan harina blanca, sal, glutamato monosódico y sustancias para realzar el sabor, además de un suplemento con algunas vitaminas y minerales.
- Acuda a apoyo psicológico: el cambio más importante en la dieta de una per­sona con un trastorno de la alimentación es consumir una cantidad suficiente de calorías sin purgarse. Para lograrlo, la mayoría de los pacientes necesitan asesoría sicológica y nutricional.
- La detección temprana pueden reducir la gravedad de los síntomas, estimular el crecimiento normal del adolescente y mejorar su calidad de vida para evitar que sufra de anorexia nerviosa.
Diagnostico
El diagnóstico de la anorexia se complica por una serie de factores. Un primer factor está basado en que la gravedad varía de paciente en paciente. Un segundo factor es la negación, que se contempla como un signo precoz del mismo trastorno. La anorexia se basa no sólo en la ausencia de un origen orgánico definido, sino en la presencia de ciertas características. En este sentido conviene recordar los criterios considerados por la Sociedad Americana de Psiquiatría para el diagnóstico de la anorexia psíquica:
- Excesivo miedo a aumentar de peso o a ser obeso incluso con peso inferior al normal.
- Distorsión de la apreciación del peso, el tamaño o la forma del propio cuerpo.
- Rechazo a mantener el peso corporal por encima del mínimo normal para la edad y talla.
- En las mujeres, ausencia de al menos tres ciclos menstruales consecutivos en el plazo previsto (amenorrea primaria o secundaria).
- Dependiendo del diagnóstico es muy importante efectuar una entrevista con un especialista en psiquiatría. Habitualmente es la familia la que aporta toda la información necesaria sobre los síntomas que experimenta el paciente, los cuales son por lo regular: amenorrea, estreñimiento, preocupación por las calorías de los alimentos, dolor abdominal, preocupación por el frío, vómitos, preocupación por la preparación de las comidas, restricción progresiva de alimentos y obsesión por la báscula, preocupación por la imagen, discordancia entre la imagen y la idea, abundancia de trampas y mentiras, hiperactividad y preocupación obsesiva por los estudios, sin disfrute de ello.
Es importante que el médico diferencie entre anorexia y otros trastornos psiquiátricas, como la esquizofrenia, la depresión, el trastorno obsesivo-compulsivo, trastorno dismórfico corporal, fobia social, entre otros.
Tratamiento Ortodoxo
Lo realmente difícil es el tratamiento, dadas las implicaciones individuales, familiares y sociales del síndrome. Se han ensayado muchos tratamientos en los pacientes anoréxicos: psicoterapia, terapia comporta­mental, medicamentosa, hiper alimentación, terapia familiar, entre otras. Además incluyen dieta, alimentación, fitoterapia, hidroterapia, aroma terapia, medicina ayurvédica y medicina cuerpo / mente.
Los objetivos más importantes del tratamiento son la corrección de la malnutrición y la resolución de las disfunciones síquicas del paciente y su familia. El fracaso en la solución de estos problemas a corto y largo plazo puede abocar al fallo terapéutico. Técnicas como la hipnoterapia pueden ayudar a resolver asuntos inconscientes que contribuyen al comportamiento anoréxico.
Plantas Medicinales para Anorexia nerviosa
Berro
Con su sabor picante, el berro tiene mucho éxito como tónico energético tradicional. Esta hoja de sabor intenso constituye un poderoso estimulante de nuestro sistema inmunológico. Perteneciente a la familia de las crucíferas, el berro es famoso por su potencial en la lucha contra el cáncer. Su fenetil isotio­cianato es especialmente potente contra el cáncer de pulmón y la bronquitis causada por el humo del tabaco. El berro es una buena fuente de iodina (muy útil para las personas con poca actividad tiroidea). Es diurético y tiene propiedades expectorantes y depurativas, por lo que reduce las inflamaciones, las úlceras y los forúnculos. Abunda en magnesio y hierro, minerales que protegen al organismo de las infecciones.
Metodo de preparación
Ensaladas
Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados