Alergia
Alergia

La alergia es una reacción anormal del sistema inmunitario en respuesta a ciertas sustancias que, en otras circunstancias son inocuas. La sustancia a la que se es alérgico se llama alérgeno, y los síntomas provocados son definidos como reacciones alérgicas. Cuando el alérgeno penetra en el organismo de un sujeto alérgico, el sistema inmunitario de éste responde produciendo una gran cantidad de anticuerpos denominados inmuno­globulina E (IgE). La constante exposición al mismo alérgeno producirá la liberación de mediadores químicos, en particular la histamina, que producirán los síntomas característicos de la reacción alérgica.

Causas
Las alergias son uno de los trastornos de salud más comunes, y tanto la genética como los factores ambientales pueden desempeñar un papel en su desarrollo. La alergia es causada por un sistema inmunitario altamente sensible que lleva a una respuesta inmunitaria equivocada. El sistema inmunitario normalmente protege al cuerpo de sustancias nocivas como las bacterias y los virus. Este sistema reacciona ante ciertas sustancias (alérgenos) que normalmente son inocuas y que en la mayoría de las personas no causan ningún problema, pero que en una persona con alergias, la respuesta inmunitaria es hipersensible.
Las reacciones alérgicas se dividen en dos tipos: reacciones de hipersensibilidad inmediata, y reacciones de hipersensibilidad retardada.
En las vías respiratorias superiores y los ojos, las reacciones de hipersensibilidad inmediata causan secreción nasal, enrojecimiento de los ojos y picor, síntomas típicos de la rinitis alérgica. En el tracto gastrointestinal puede producir dolor abdominal, cólicos, diarrea, náuseas, vómito o reacciones graves potencialmente mortales. Las alergias a las plantas producen erupción cutánea y normalmente las alergias a medicamentos comprometen a todo el cuerpo r pueden llevar a una variedad de síntomas como urticaria, angioedema, dermatitis atópica, anafilaxia. Las reacciones alérgicas también pueden ser causadas por picaduras de insectos, joyas, cosméticos, cambios de temperatura, fricciones con algunos elementos, y otras sustancias.
La alergia no es hereditaria, pero la probabilidad de desarrollar algún tipo de ella, sí. Los alérgenos que más se conocen son: disolventes, jabones, pelo de animales, polen de las plantas, productos químicos, polvo, etc. Entre los alimentos que más producen alergias están: pescado, mariscos, chocolates, tomates, fresas, nueces, leche, trigo, huevos, conservantes artificiales, etc.
Algunos animales como las avispas, las abejas, los tábanos, los mosquitos, las moscas, los ácaros, entre otros, producen también alergias.
Sintomas
Los síntomas varían dependiendo del tipo de alergia. Entre los más comunes se encuentran:
- Problemas respiratorios.
- Dolor de cabeza.
- Conjuntivitis (ojos rojos e hinchados).
- Aumento del lagrimeo, ardor o prurito en los ojos.
- Prurito en la nariz, boca, garganta, piel o en cualquier otra área.
- La dermatitis de contacto se caracteriza por la aparición de ampollas, enrojecimiento y picor.
- La rinitis alérgica se caracteriza por la secreción nasal y el prurito.
- Tos.
- Rinorrea.
- Diarrea.
- Vómitos.
- Sibilancias. El asma se caracteriza por dificultad al respirar, tos y sibilancias.
- Erupción cutánea.
- Cólicos estomacales.
- Edema en los ojos.
- Ronchas.
Entre las manifestaciones más frecuentes de la alergia a los alimentos se encuentran:
- Acné. - Artritis. - Aumento o pérdida de peso. - Colitis. - Obesidad. - Depresión. - Dolores de cabeza. - Problemas intestinales. - Úlceras. - Trastornos musculares. - Antojos incontrolables de algunos alimentos. - Asma. - Problemas intestinales.
A su médico le interesará saber si usted tiene los siguientes síntomas:
- Retención de líquido. - Síntomas menstruales agudos. - Anemia. - Babeo excesivo. - Congestión nasal. - Conjuntivitis. - Fobias. - Dolor de ojos. - Hiperactividad. - Pérdida de la audición. - Períodos de visión borrosa. - Ruidos en los oídos. - Sensibilidad a la luz. - Dedos hinchados o manos frías. - Enuresis. - Círculos oscuros debajo de los ojos. - Círculos rojos en las mejillas. - Vahídos.
Prevencion
Cuando se conocen los alérgenos que provocan las reacciones, la mayoría de las personas pueden aprender a evitar los trastornos dejando de consumir esos alimentos o fármacos que se consideran los causantes de la alergia. Los niños que han sido alimentados con leche materna tienen menos probabilidades de tener alergias. Además, una madre que evita la leche de vaca, los huevos, las nueces y el maní mientras lacta puede prevenir condiciones relacionadas con alergias, incluyendo eczema, en algunos niños.
Una vez que las alergias se han desarrollado, el hecho de tratadas y evitar cuidadosamente las cosas que causan reacciones pueden prevenir las alergias en el futuro.
- Aprenda a detectar alergias ocultas a los alimentos. Haga una lista de alimentos sospechosos y registre la frecuencia con que los consume. - Consuma mucha vitamina C, ya que ésta tiene actividad antihistamínica y descongestiva. - El zinc puede reforzar el sistema inmunitario. - Las vitaminas A y E son antioxidantes y ayudan al buen funcionamiento del sistema inmunitario. - Procure tener un dormitorio individual, bien ventilado al exterior y sin manchas de humedad. La temperatura no debe sobrepasar los 22°C. - Ventile la habitación para provocar un descenso de la humedad ambiental y de la temperatura. - La limpieza del dormitorio debe hacerse por la mañana y con la ventana abierta. - Revise y cambie continuamente el colchón, las almohadas, las mantas, los edredones, ya que éstos son fuentes de ácaros.
- Mantenga en su habitación únicamente lo necesario.
- El aislamiento del contacto alergénico por parte de la persona debe realizarse mediante cobertores o fundas de plástico de almohadas, colchones y cobijas.
- Emplee un paño húmedo para retirar el polvo, así evitará que éste penetre en su nariz.
- Cuide su tensión arterial, haga ejercicio y controle su mente. Este Último le ayudará a controlar el estrés producido por los problemas cotidianos.
- Si le gustan los animales debe tener en cuenta que cada uno debe tener su propio espacio. Si le gusta tener como mascota un gato, procure lavado semanalmente con agua destilada, ya que esto reducirá la cantidad de alérgenos en el aire en un 90%. Controle el acceso del animal a su habitación o a las demás habitaciones de la casa. Limpie la casa a conciencia. No permita que su gatito haga sus necesidades dentro de la casa.
- Tome aceite de ricino en media taza de jugo de cualquier fruta, o agua y con el estómago vacío en horas de la mañana. Es muy beneficioso para las alergias de la zona intestinal.
- La coenzima Q10 puede ayudar al funcionamiento normal del sistema inmunitario.
- La hidroterapia recomienda un baño de limpieza para su sistema inmunitario.
Diagnostico
Las alergias se diagnostican mediante la realización de un meticuloso examen físico y ciertas preguntas alusivas a los síntomas. Se pueden necesitar pruebas a fin de determinar cuál fue la causa de la alergia real. La prueba RAST (o prueba de radioalergoabsorción) que se realiza por medio de la sangre, mide el nivel de anticuerpos reactivos en la sangre. También se realizan pruebas de comprobación, las cuales se realizan de manera habitual en forma directa o a través de la vía que suele estar implicada. Esta prueba no se puede utilizar en personas que tengan el riesgo de padecer anafilaxia (reacción alérgica severa en todo el cuerpo).
Tratamiento Ortodoxo
La mejor forma de reducir los síntomas es tratar de evitar lo que causa las alergias y esto es especialmente importante en el caso de las alergias a medicamentos y alimentos. El medicamento apropiado depende del tipo y severidad de los síntomas. Las enfermedades específicas que son causadas por las alergias (como asma, rinitis alérgica y eczema) pueden requerir otros tratamientos. Los medicamentos que se pueden utilizar para tratar las alergias abarcan:
- Antihistamínicos: son de venta libre, ayudan a aliviar los síntomas producidos por la alergia. Los que requieren de una prescripción médica, son de acción prolongada
- Aerosoles nasales: muy efectivos y seguros para las personas con síntomas que no se alivian únicamente con los antihistamínicos.
- Otros medicamentos: los inhibidores de leucotrienos son medicamentos que blo­quean las sustancias que desencadenan las alergias.
- Inyecciones: en algunas ocasiones, se recomienda el uso de inyecciones para las alergias (inmunoterapia) en caso de que el alérgeno no se pueda evitar y los síntomas sean difíciles de controlar; sin embargo, estas inyecciones no funcionan para todos los pacientes y requieren control frecuente.
- Las reacciones alérgicas graves (anafilaxia) requieren un medicamento llamado epinefrina, que puede salvar la vida del paciente si se administra de inmediato.
Evite Complicaciones
Cuando se conocen los alérgenos que provocan las reacciones, la mayoría de las personas pueden aprender a evitar los trastornos dejando de consumir esos alimentos o fármacos que se consideran los causantes de la alergia. Los niños que han sido alimentados con leche materna tienen menos probabilidades de tener alergias. Además, una madre que evita la leche de vaca, los huevos, las nueces y el maní mientras lacta puede prevenir condiciones relacionadas con alergias, incluyendo eccema, en algunos niños.
Una vez que las alergias se han desarrollado, el hecho de tratadas y evitar cuidadosamente las cosas que causan reacciones pueden prevenir las alergias en el futuro.
- Aprenda a detectar alergias ocultas a los alimentos. Haga una lista de alimentos sospechosos y registre la frecuencia con que los consume.
- Consuma mucha vitamina C, ya que ésta tiene actividad antihistamínica y descongestiva.
- El zinc puede reforzar el sistema inmunitario.
- Las vitaminas A y E son antioxidantes y ayudan al buen funcionamiento del sistema inmunitario.
- Procure tener un dormitorio individual, bien ventilado al exterior y sin manchas de humedad. La temperatura no debe sobrepasar los 22°C.
- Ventile la habitación para provocar un descenso de la humedad ambiental y de la temperatura.
- La limpieza del dormitorio debe hacerse por la mañana y con la ventana abierta.
- Revise y cambie continuamente el colchón, las almohadas, las mantas, los edredones, ya que éstos son fuentes de ácaros.
- Mantenga en su habitación únicamente lo necesario.
- El aislamiento del contacto alergénico por parte de la persona debe realizarse mediante cobertores o fundas de plástico de almohadas, colchones y cobijas.
- Emplee un paño húmedo para retirar el polvo, así evitará que éste penetre en su nariz.
- Cuide su tensión arterial, haga ejercicio y controle su mente. Este Último le ayudará a controlar el estrés producido por los problemas cotidianos.
- Si le gustan los animales debe tener en cuenta que cada uno debe tener su propio espacio. Si le gusta tener como mascota un gato, procure lavado semanalmente con agua destilada, ya que esto reducirá la cantidad de alérgenos en el aire en un 90%. Controle el acceso del animal a su habitación o a las demás habitaciones de la casa. Limpie la casa a conciencia. No permita que su gatito haga sus necesidades dentro de la casa.
- Tome aceite de ricino en media taza de jugo de cualquier fruta, o agua y con el estómago vacío en horas de la mañana. Es muy beneficioso para las alergias de la zona intestinal.
- La coenzima Q10 puede ayudar al funcionamiento normal del sistema inmunitario.
Plantas Medicinales para Alergia
Cebada
La cebada está indicada en los siguientes casos: Afecciones digestivas: La cebada perlada, la harina de cebada, y sobre todo los granos malteados y la harina de malta, son muy bien tolerados por los estómagos delicados. Su uso conviene en caso de gastritis, dispepsia (mala digestión), Úlcera gastroduodenal, gastroenteritis y colitis. - Exceso de colesterol: El consumo de cebada en cualquiera de sus preparaciones, produce una reducción en los niveles de colesterol total, colesterol LDL (nocivo) y triglicéridos. - Diabetes: Los animales de experimentación diabéticos, alimentados con cebada, presentan unos menores niveles de glucosa en sangre que las alimentadas con trigo. Este efecto se atribuye a la presencia en la cebada de algún factor hipoglucemiante, todavía en estudio. - Es nutritiva, emoliente y demulcente. - Posee una acción pectoral en casos de tos irritativa y espasmódica. - La cebada fermentada es emoliente y digestiva, se denomina malta y contiene fermentos como la maltina y una diastasa, que favorece la digestión de los hidratos de carbono. - La malta de cebada se elabora haciendo germinar la cebada durante un periodo limitado de tiempo, desecándola y eliminando la plántula. Con la adición de agua, levadura y lúpulo, se obtiene la cerveza. La cebada también se utiliza para la elaboración de whisky escocés, y una pequeña parte está destinada al consumo humano, así como a la fabricación de piensas para animales.
Metodo de preparación
Cocimiento o Decocción Hervir 100 g de granos de cebada preferiblemente perlada, en un litro y ½ de agua hasta que se reduzca a un litro. Se puede endulzar con miel y unas rodajas de limón. El agua de cebada se toma como bebida a lo largo del día.
Orientación Naturista y Dietética de Calidad
Calle 2 Numero 9-81, La Grita Edo. Táchira Venezuela
02778814589 / 04167760764
contacto@elabcnaturista.com
Plantas Medicinales
Lista de Enfermedad
Metodos de Preparación
Terapias Alternativas
Consulta un Naturopara
Nuestras Publicaciones
© 2015 @elabcnaturista. Todos los derechos reservados