Publicado hace Hace 1 años por Guillermo Angarita | 812 lecturas
Vitamina D; Vea el lado soleado

¿Va a asolearse sin loción o crema protectora? ¿Es en serio? ¿Arriesgarse a las quemaduras, las arrugas o incluso el cáncer de la piel? Adelante, desafíe el peligro, pero sólo diez minutos al día. Es todo el sol que se necesita de una agradable tarde de julio para conseguir ¡a dosis diaria de vitamina D, El organismo produce esta importante vitamina al recibir los rayos solares en la piel.

La vitamina D es esencial para mantener sanos los huesos y el sistema inmunitario; y también podría prevenir el cáncer de colon y otros tipos de cáncer. Así, la próxima vez que salga temprano de la oficina para ir a la playa, no se sienta culpable, ¡siéntase saludable! Pero no olvide ponerse una crema protectora tan pronto haya recibido suficientes rayos solares para obtener su vitamina D.

Resultado de imagen para Vitamina D, fuentes naturales, funciones, deficiencias

Por qué necesita la vitamina D

El calcio en la leche es lo que ayuda a hacer los huesos más fuertes, ¿no es así? Correcto, pero sin la vitamina D que se añade a la leche, el calcio no funcionaría. El papel más importante de la vitamina D es el de regular la cantidad de calcio que se absorbe de los alimentos. La mayor parte de ese calcio es para construir huesos y dientes fuertes. También es necesario para enviar mensajes a través de los nervios y para que los músculos se contraigan (como cuando late el corazón). La vitamina D regula la cantidad de calcio en la-sangre y se asegura de que siempre se tenga suficiente. Apenas empezamos a percatamos de que la vitamina D desempeña un importante papel en otras funciones orgánicas. El sistema inmunitario necesita vitamina D, y puede ayudar a prevenir el cáncer, especialmente el de colon. ¡El futuro de esta vitamina se ve muy soleado!

La vitamina de los rayos solares

La vitamina D es el tío excéntrico de la familia de las vitaminas; hace las cosas a su manera. Para obtener todas las demás vitaminas, hay que ingerirlas, pero para obtener la vitamina D, todo lo que hay que hacer es asolearse. Esto es porque la vitamina D en realidad se produce cuando los rayos solares llegan a la piel. ¿Cómo? Básicamente por medio de la luz ultravioleta de los rayos solares, que convierten un tipo de colesterol que se encuentra debajo de la piel en algo llamado vitamina D3 o colecalciferol. La vitamina D3 se transporta al hígado, donde se convierte en una forma más activa. De ahí, se dirige a los riñones, donde se activa todavía más. Parte de la vitamina D, se queda en el hígado y en los riñones, donde ayuda a reabsorber el calcio de la sangre. Otra parte de ésta se va a los huesos para ayudados a retener el calcio. Y el resto se  va a los intestinos para absorber el calcio de los alimentos.

Hasta los tíos excéntricos algunas veces son normales; lo mismo le ocurre a la vitamina D. Se encuentra en forma natural en pocos alimentos, pero en una forma ligeramente diferente llamado vitamina D2, o ergocalciferol. El organismo puede usar esta sustancia igualmente bien; de hecho, es la forma que se usa en casi todos los complementos de vitamina D. 

¿Es usted deficiente?

Puede serlo, si usted no se asolea. Por regla básica, una persona promedio necesita que el sol le dé en la cara durante dos horas al día en el invierno, para producir suficiente vitamina D. En un soleado y brillante día de verano, diez minutos de exposición al sol es más que suficiente.

Si usted sales de casa, y solo se sienta frente a una ventana soleada para sentir el calor, no recibirá ningún rayo ultravioleta, pues el vidrio bloquea el paso de los rayos solares.

La vitamina D es soluble en grasa, así que cuando se produce mucha (por pasar un día en la playa, por ejemplo), parte de ella se almacena en los tejidos grasas y en el hígado. Una vez que el organismo ha producido suficiente cantidad como para que dure cierto tiempo, automáticamente cesa de producir más. Si usted sale mucho cuando el clima es agradable, quizá almacenará suficiente vitamina D para el invierno.

Por otro lado, es difícil decir si se está ingiriendo el lA todos los días, porque no se puede saber realmente cuánta vitamina D producen los rayos solares. Si usted vive en un lugar con clima soleado, probablemente reciba mucha vitamina durante todo el año al realizar sus actividades normales al aire libre. Pero si vive en un lugar con clima lluvioso, con neblina, o que siempre está nublado, o en una zona con mucha contaminación, puede ser que no reciba suficiente vitamina D, porque la luz ultravioleta del sol se bloquea con todos estos elementos. Quizá tampoco esté obteniendo bastante vitamina D, si su piel es muy oscura.

Puede tener una deficiencia de vitamina D en los siguientes casos:

- Si es un adulto de edad avanzada. Ahora sólo produce la mitad de la vitamina D en la piel que cuando era joven.

- Si no se asolea. La gente que pasa mucho tiempo en el interior o que vive en asilos, tiene un riesgo especial.

- Si tiene una enfermedad renal o hepática, no puede convertir la vitamina D3 en sus formas más activas. Consulte a su médico acerca de los complementos.

- Si toma medicamentos como la colestiramina o el colestipol para bajar el colesterol, estos fármacos bloquean la absorción de la vitamina D y otras vitaminas solubles en grasa. Consulte a su médico acerca de los complementos.

- Si toma medicamentos corticosteroides como la cortisona, prednisona, o dexametasona para las alergias, el asma, la artritis o algunos otros padecimientos. Estos fármacos pueden disminuir el nivel de la vitamina D,. Consulte a su médico acerca de los complementos.

- Si toma medicamentos anticonvulsivos como la fenitoína o el fenobarbital, pues interfieren con el aprovechamiento de la vitamina D. Consulte a su médico acerca de los complementos.

- Si es un vegetariano o vegan estricto. Hay muy poca vitamina D en los alimentos vegetales.

- Si no toma leche y tampoco está mucho tiempo al aire libre, usted -y sus hijos vegans- quizá no estén recibiendo suficiente vitamina D.

- Si abusa del alcohol, éste bloquea la capacidad del intestino para absorber la vitamina D y almacenarla en el hígado.

Los niños que no obtienen suficiente vitamina D desarrollan el raquitismo; sus huesos no crecen ni se fortalecen en forma apropiada. Afortunadamente, la mayoría de los niños toman bastante vitamina D, por lo que el raquitismo casi ha desaparecido en EUA. En la actualidad, los adultos mayores, especialmente los que no toman mucho sol por estar recluidos en un asilo o no pueden salir mucho al aire libre, son los que posiblemente presenten carencia de vitamina D. La deficiencia se presenta como osteomalacia, o sea, huesos suaves, débiles y dolorosos. (la osteoporosis, huesos débiles y quebradizos, se origina casi siempre por falta de calcio.).

Resultado de imagen para Vitamina D, fuentes naturales, funciones, deficiencias

Como obtener la Vitamina D

Mucho antes de que alguien supiera qué causaba el raquitismo (la vitamina D no se descubrió hasta los años treinta), se sabía que para prevenirlo había que tomar una cucharada diaria del desagradable aceite de hígado de bacalao. El aceite de pescado contiene mucha vitamina D, así que se obtiene cierta cantidad al comer hígado de pescado, macarela, arenque, sardina, salmón, atún y otros ti­pos de pescados aceitosos.

No hay muchos alimentos que tengan de forma natural la vitamina D. El hígado de res, las yemas de huevo, la mantequilla y la margarina tienen algo, pero no mucho. Los alimentos vegetales casi no la tienen, por ello se añade la vitamina D a muchos cereales.

Hoy en día, casi toda la vitamina D se obtiene de la leche reforzada. No hay mucha vitamina D de forma natural en la leche, pero los productores han estado añadiendo 400 UI a cada litro de leche –entera, semidescremada y descremada- durante decadas

Fuentes naturales: Leche, mantequilla, polen, pescados (salmón, sardinas, bacalao, arenque, atún, almejas), aceite de hígado de bacalao (se encuentra junto con la vitamina A), almendras, aceites de girasol, oliva y de germen de maíz; nueces, yema de huevo, ostras, tofú, queso cottage, yogur, almendras, polen, coco, champiñones, aguacate, plátano, banano y germen de trigo.

Resultado de imagen para Vitamina D, fuentes naturales, funciones, deficiencias

LO QUE DEBES SABER DE LA VITAMINA D

- Es liposoluble. Se adquiere a través de la dieta o de la luz del sol. (Los rayos ultravioleta actúan sobre los aceites de la piel para producir la vitamina que es luego absorbida por el cuerpo.)

- Cuando se toma en forma oral, la vitamina D se absorbe con las grasas a través de las paredes intestinales.

- Se mide en unidades internacionales (UI) o microgramos de colecalciferol.

- La recomendación diaria para los adultos es de 400 UI o 5 a 10 microgramos.

- La contaminación reduce los rayos de sol productores de la vita­mina D.

- Después de que se ha adquirido un bronceado, la producción de vitamina D a través del cuerpo, se detiene.

- Nota: Algunas vitaminas son solubles en grasas, mientras que otras lo son en agua. Estas deben ser tomadas a diario debido a que no pueden ser almacenadas y se excretan en unos días. Las vitaminas liposolubles pueden ser almacenadas en los tejidos grasos del organismo y en el hígado. Su digestión mejora cuando se toman con alimentos que contienen grasas.

QUÉ PUEDE HACER POR USTED

- Asegura una utilización idónea del calcio y el fósforo necesarios para unos dientes y huesos fuertes.

- Tomada junto con las vitaminas A y C ayuda a prevenir los resfriados.

- Ayuda al tratamiento de la conjuntivitis.

- Ayuda a asimilar la vitamina A.

- Ayuda en el tratamiento de la conjuntivitis y el glaucoma.

- Ayuda a tratar los trastornos del sistema inmunológico.

- Ayuda prevenir la osteoporosis y la deficiencia de calcio.

- Ayuda a mantener una correcta función de la glán­dula tiroides.

Resultado de imagen para Vitamina D, fuentes naturales, funciones, deficiencias

ENFERMEDADES DEFICITARIÁS

Raquitismo, caries dentales graves, osteomalacia, osteoporosis senil. 

Suplementos

- Generalmente disponible en cápsulas de 500 UI, la vitamina se de­riva del aceite de hígado de pescado.

- Las dosis diarias que se toman más frecuentemente son de 400 a 1.000 UI.

TOXICIDAD

Una dosis de 25.000 UI diarias durante un período largo de tiem­po puede producir efectos tóxicos en los adultos.

Dosis de más de 5.000 UI diarias pueden afectar a algunos indi­viduos en forma adversa.

Signos de toxicidad son sed desacostumbrada, dolores en los ojos, picazón en la piel, vómitos, diarrea, necesidad urgente de orinar, de­pósitos anormales de calcio en las paredes de los vasos sanguíneos, hígado, pulmones, riñones y estómago.

ENEMIGOS

El aceite mineral y la contaminación.

Consejos de su www.elabcnaturista.com para un mejor aprovechamiento de la vitamina D

- La gente que vive en las ciudades, especialmente en las áreas de fuerte contaminación, debe aumentar su ingestión de vitamina D.

- Los trabajadores nocturnos, especialmente aquellos en zonas de alta contaminación y otros cuya vestimenta o estilo de vida los mantiene apartados de la luz del sol, deben aumentar su ingestión de vitamina D.

- Si toma drogas anticonvulsivas, probablemente necesitará aumentar su ingestión de vitamina D.

- No le de a su gato o a su perro suplementos de vitamina D a menos que esto haya sido recomendado específicamente por el veterinario.

- La vitamina D actúa mejor con las vitaminas A, C, colina, calcio y fósforo.

- Las personas mayores deben asegurarse de incrementar su consumo de vitamina D, debido a que con los años nuestra capacidad de producir vitamina D en la piel declina, y nuestra capacidad de absorberla decrece.

- Algunos productos lácteos no son buenas fuentes de vitamina D, ya que la forma añadida de esta vitamina es la sintética o vitamina D2. Lea las etiquetas.