Publicado hace Hace 7 meses por Guillermo Angarita | 229 lecturas
Remedios para la rigidez de las manos

Nos han preguntado si existen remedios para la rigidez de las manos la cual puede ser causada por diferentes dolencias.

Antes de dar respuesta a esta interrogante, nos gustaría explicar de qué manera está conformada la mano y las enfermedades o trastornos que pueden causar su rigidez.

En la mano, se consideran dos caras: la anterior o palma y la dorsal, cuyos límites son los bordes laterales de la mano. En la palma se reconocen tres eminencias que rodean un hueco: la eminencia tenar (externa) en la raíz del pulgar, la hipotenar en el lado interno y el llamado talón de los dedos en la base de los mismos; asimismo se distinguen dos regiones, una palmar y otra dorsal.

En la región palmar se encuentran los músculos interóseos (situados entre los metacarpianos), cubiertos por la aponeurosis palmar profunda; más superficialmente se encuentran los músculos de la eminencia tenar, los de la eminencia hipotenar y los flexores de los dedos, cubiertos todos por la aponeurosis palmar superficial.

Resultado de imagen para Remedios para la rigidez de las manos

Los tendones de los flexores discurren por unos conductos osteofibrosos situados en la cara anterior de las falanges; asimismo, estos conductos rodean las vainas sinoviales de los flexores en los dedos (vainas digitales); las vainas digitales del meñique y del pulgar se prolongan hasta el antebrazo (vainas digito-carpianas).

Las arterias de esta región están representadas por los arcos palmares procedentes de las arterias cubital y radial; la inervación proviene de los nervios radial, cubital y mediano.

Es importante observar que los músculos y las articulaciones son las partes más sensibles de las manos y, por ello, expuestas a las enfermedades reumáticas y las lesiones.

El problema más frecuente que afecta a las manos es la artrosis. es decir, el desgaste de alguna de sus articulaciones. La padecen especialmente las mujeres (solo un 25% de los que la sufren son hombres) y lo más habitual es que afecte a la movilidad del dedo pulgar, lo que se conoce como rizartrosis.

También suele ocurrir que se inflamen las articulaciones (artritis) o los tendones (tendinitis), que aparezcan problemas en los ligamentos (distensiones) o una lesión tras una caída.

Existen, como mencionamos, varios remedios para la rigidez de las manos que puedes elaborar en casa.

Resultado de imagen para Remedios para la rigidez de las manos

Curase usted mismo con remedios naturales

- Verter 1 cucharada de raíz de harpagofito en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Dejar refrescar y colar.  Tomar 1 taza al día.  Este remedio ayuda a combatir el dolor que muchas veces acompaña la rigidez de las manos.

- Hervir 1 taza de agua por 5 minutos y una vez llegue al punto de ebullición verter 1 cucharada de boswellia en polvo y 1 cucharada de cúrcuma en polvo.  Dejar refrescar   Este remedio es un antiinflamatorio natural y ayuda a combatir los dolores y la rigidez de las manos que sufren de artritis.

- Lavar y picar un pedazo de corteza de sauce y hervir en una taza de agua por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 taza al día.

- Verter un puñado de semillas de apio en medio litro de agua y hervir por 10 minutos.  Luego, dejar en maceración unos 3 horas.  Tomar a lo largo del día.

- Sumergir las manos en un recipiente que contenga agua tibia con 1 cucharada de sal y otra de vinagre de sidra de manzana y realizar movimientos como si se tuviera apretando y soltando una pelota en la mano.

Resultado de imagen para Remedios para la rigidez de las manos

Recomendaciones

Realizar ejercicios con una pelota Colocar sobre su palma una pelota de espuma no demasiado blanda. Puedes usar una de las que se utilizan para jugar a tenis. Aprieta bien fuerte con los 5 dedos aguantando 3 segundos y descansando. Haz lo mismo con la palma de la mano mirando hacia un lado y por último con la palma hacia abajo. Realiza cada movimiento 15 veces, repite todo el ejercicio con la otra mano y después con las dos a la vez, con una pelota en cada una.

Efectuar ejercicio sujetando un peso Este ejercicio te ayudará a ganar fuerza en las muñecas, lo que permitirá evitar posibles trastornos en ella y reducir sus consecuencias:  Siéntate de lado ante una mesa con todo el antebrazo apoyado en ella, desde el codo hasta la muñeca. La mano debe quedar por fuera y con la palma mirando hacia el suelo. Agarra una bolsa de plástico (previamente rellenada con 1 kilo de sal, o azúcar) o una pequeña pesa.

Mueve la mano hacia abajo y hacia arriba, manteniendo la muñeca horizontal. Muévela a la derecha y a la izquierda y haz medio giro para que la palma de la mano quede mirando hacia el techo, y otro medio giro para que quede orientada de nuevo al suelo. Repite 10 veces cada movimiento lentamente y cambia de mano.

Hacer ejercicio apretando una pinza  Este sencillo ejercicio sirve para ganar movilidad en los dedos y para reforzar todas sus articulaciones.  Apoya los brazos en la mesa y la palma de la mano mirando hacia abajo, coge una pinza de colgar la ropa. Ábrela y ciérrala lentamente 5 veces con cada uno de los dedos. Hazlo otra vez con la palma mirando hacia arriba y hacia un lado. Cambia de mano.

Efectuar ejercicio de tomar  un objeto y moverlo procurando que no se caiga.  De pie con los codos pegados al cuerpo y doblados en ángulo recto y las palmas mirando al suelo. Coge una n naranja con cada mano y realiza movimientos circulares, girando 20 veces hacia un lado, y lo mismo hacia el otro.