Publicado hace Hace 6 meses por Guillermo Angarita | 543 lecturas
Remedios para la hipertensión o presión arterial alta

La hipertensión o presión arterial alta se considera el asesino silencioso y es causado por la vida sedentaria del mundo moderno, las presiones mentales y físicas.

Aunque la presión alta  también puede deberse a anormalidades hormonales (feocromocitoma, hiperaldosteronismo, síndrome. de Cushing), enfermedades renales (pielonefritis, estenosis de la arteria renal), enfermedades cardiovasculares (coartación de la aorta), el uso de drogas y algunos medicamentos (anticonceptivos orales, cocaína, alcoholismo) y la pre eclampsia.

Por lo general ocurre debido a un endurecimiento de las arterias. Las paredes de las arterias tienen una capa muscular y tejido elástico que las hacen flexibles y capaces de dilatarse y contraerse según el flujo sanguíneo que pase por ellas. La presión sanguínea elevada puede hacer que las paredes de la arteria se engruesen y se endurezcan. Cuando la pared de la arteria se endurece, la luz interior del vaso sanguíneo se estrecha.

El colesterol y las grasas pueden dar lugar a la formación en las paredes de una placa que aún disminuye más el flujo de sangre. Los coágulos sanguíneos también pueden quedar atrapados en las arterias contraídas, bloqueando así el flujo de sangre. otros tejidos. El flujo sanguíneo reducido al corazón puede producir un ataque cardíaco o infarto al miocardio. Si se obstruye una arteria del cerebro, se produce un accidente vascular cerebral o infarto cerebral.

La hipertensión hace que el corazón deba trabajar más para bombear la sangre por todo el cuerpo. Esta sobrecarga de trabajo puede hacer que el músculo cardíaco se engruese y pierda elasticidad. Cuando el corazón es demasiado grande y no puede bombear suficiente sangre, puede producirse un fallo cardíaco si no se trata la hipertensión.

Los riñones eliminan los desechos de la sangre. Si la hipertensión engrosa las arterias de los riñones, se filtran menos residuos de la sangre. A medida que el cuadro empeora, los riñones fracasan en su función y los desechos se acumulan en la sangre. Puede ser necesaria una diálisis o un trasplante renal si el riñón falla como órgano. Aproximadamente el 25% de las personas que reciben diálisis tienen insuficiencia renal producida por hipertensión.

Resultado de imagen para Remedios naturales para la hipertensión o presión arterial alta

Entre los síntomas más comunes de hipertensión tenemos:

    Respiración corta

    Dolor de cabeza

    Sudoraciones

    Rubor facial

    Pulso rápido

    Mareo

    Alteraciones visuales

    Sonido de zumbido en los oídos

    Manchas en los ojos como objetos oscuros volantes

La presión arterial se mide con un instrumento llamado sphygnomanometero en milímetros de mercurio.

La presión más alta que se alcanza durante cada latido del corazón recibe el nombre de presión sistólica, y la más baja entre dos latidos; presión diastólica.

La mayoría de los adultos jóvenes tienen presión aproximada de 120/80. Sin embargo, ésta aumenta con la edad  hasta llegar incluso a160/90.

Resultado de imagen para Remedios naturales para la hipertensión o presión arterial alta

Curase usted mismo con remedios naturales

- Tomar tres veces al día un vaso de cocimiento de ajo.

- Hacer un batido de pepino y tomarlo diariamente.

- Colocar 10 gotas de aceite de lavanda en un pañuelo e inhalar sus vapores para controlar los casos hipertensión que atracan de forma sorpresiva. (Remedio proveniente de la aromaterapia).

- Verter una taza de agua hirviendo sobre 2 puñaditos de flores de espino albar y dejar reposar durante 25 minutos. Tomar una taza tres veces al día.

-  Cocer un puñado de hojas de olivo en un litro de agua, colar y guardar en un recipiente. Beber uno o dos vasos al día.

- Hervir 2 hojas de naranja y 2 de guanábana en medio litro de agua durante 10 minutos. Retirar de fuego y dejar enfriar.  Tomar esta infusión dos veces al día.

- Colocar una cebolla pequeña y troceada, 7 dientes de ajo pelados y el zumo de un limón. Agregar agua hasta cubrir los ingredientes y dejar toda la noche. Colar y beber en ayunas durante 9 días.

- Masajear lentamente y en forma circular el pecho con 7 a 10 gotas de aceite esencial de lavanda y mejorana con 20 ml de aceite de jojoba.

- Combinar angélica con tila, cola de caballo, abedul e hinojo, a partes iguales y colocar 1 cucharada de esta mezcla en una taza. Hervir durante 3 minutos, dejar en reposo y colar. Tomar una o dos tazas al día.

- Lavar, sacar las semillas y las cáscaras de 15 uvas grandes. Extraer su jugo y mezclarlo con medio vaso de agua.  Tomar como desayuno durante 10 días.

- Lavar y cortar una berenjena.  Colocar con todo y cáscara en una licuadora junto con un vaso de agua.  Licuar por unos instantes. Colar y tomar  durante 10 días tomar en ayunas.  Este remedio no es recomendable para las personas que sufren de tensión baja.

- Verter en una licuadora, previamente lavada y picada, 50 gr de espinacas, el jugo de un limón, 1 cucharadita de miel y un vaso de agua.  Batir por unos instantes.  Tomar un vaso cada tercer día.

- Verter en una taza de agua que esté hirviendo dos hojas de mango, previamente lavadas.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar dos tazas de esta infusión al día durante 3 días consecutivos todas las semanas.

- Preparar una mezcla con 30 gr de drosera, 30 gr de hojas de olivo, 30 gr de espino albar, 20 gr de muérdago y 20 gr de cola de caballo. Extraer 1 cucharada la cual se  verterá en 1 taza de agua que esté hirviendo. Tomar 3 veces al día.

- Preparar una mezcla con 30 gr de hojas de olivo y 30 gr de espino albar y extraer 1 cucharadita de la mezcla. Verter en 1 taza de agua que esté hirviendo. Beber 2 tazas al día.

- Hervir durante 3 minutos, 15 hojitas de muérdago en 1/2 litro de agua y tomar 2 tazas al día durante 5 a 7 días, después de las comidas por 20 días.

- El remedio homeopático dependerá de los síntomas y del tipo constitucional:

    Aconitum napellus. Individuos fuertes y vigorosos en los cuales la hipertensión viene acompañada de angustia. Se tomarán 5 gránulos en disolución cada seis horas.

    Aurum metallicum. Tipo constitucional moreno y pletórico, con muchas venillas en la nariz, irascible y con poca confianza en sí mismo. La hipertensión produce palpitaciones, que parecen mejorar en verano.

    Baryta carbónica. Indicado para ancianos que padecen arteriosclerosis.

    Calcárea carbónica. Adultos pequeños y rechonchos que se desaniman con facilidad. Les sube la tensión ante el más mínimo esfuerzo físico o intelectual.

    Lachesis. Individuos obesos que hablan mucho cuando están excitados, pero que se deprimen con facilidad. La presión se modera al aire libre.

    Phosphorus. Individuos altos y delgados, así como adolescentes con intensos deseos sexuales

- La acupuntura ha demostrado ser muy buena en el tratamiento de la hipertensión, ocupándose de la debilidad subyacente y de los bloqueos en el sistema energético. En general, se estimularán los siguientes acupuntos: sanyinjiao, baihui, mingmen, zusanli, fenglong, chongyang, renying, yintang, taichung, tianchuang, quchi, hegu, yongquan, taixi, jueyinshu, shenshu y zuqiaoyin…

- Colocar en infusión 2 cucharadas de hojas secas de vincapervinca en 1/2 litro de agua que esté hirviendo.  Beber de dos a tres al día

- Verter 4 gotas de aceite de ilang-ilang, 3 gotas de aceite de amaro o salvia romana y 2 gotas de aceite de mejorana en una tina o bañera llena con agua caliente. Sumergirse en este baño durante 20 minutos.

- Verter 10 gotas de aceite de amaro, 8 gotas de aceite de ilang-ilang, 10 gotas de aceite de lavanda, 4 gotas de aceite de mejorana y 10 gotas de aceite de limón  en una botella pequeña de vidrio con tapa de cerrado hermético y mezclar. Añadir una porción de esta preparación a un difusor o lámpara, según se necesite.

- Mezclar muérdago, 5 gr.; bolsa de pastor, 10 gr.; diente de león, 20 gr.; cola de caballo, 15 gr.; sanguinaria, 10 gr. y milenrama, 10 gr.  y extraer una cucharada de esta mezcla. Verter en una taza de agua que esté hirviendo y dejar en infusión. Tomar 2 o 3 tazas al día.

- Mezclar fuco vejigoso, 10 gr.; milenrama, 20 gr.; espino blanco, 5 gr.; muérdago, 10 gr. Extraer una cucharadita de la mezcla y verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en infusión.  Beber 2 tazas al día.

- Mezclar corazoncillo, 30 gr. y milenrama, 20 gr. y extraer una cucharadita.  Hervir en una taza de agua por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar. Tomar 2 veces al día.

- Lavar 2 hojas de naranjas y 2 de guanábana y colocar en un recipiente que contenga 1/2 litro de agua.  Hervir por 10 minutos.  Tomar esta preparación a lo largo del día.

- Lavar y picar 3 ramas de apio y colocar en una licuadora junto con un poco de agua.  Licuar por unos instantes. Tomar un vaso de este jugo todos los días.

- Lavar, partir un limón por la mitad y extraer su jugo. Colocar éste junto con un puñado de perejil, previamente lavado, en una licuadora. Luego, licuar por unos instantes.  Tomar este jugo a diario preferiblemente en ayunas.

Resultado de imagen para Remedios naturales para la hipertensión o presión arterial alta

- Utilizar los estigmas de las flores (o hilos) de azafrán para preparar una infusión en la proporción de 12 a 15 por taza de agua. Después, dejar en reposo y beber una taza diaria

- Verter un puñado de brotes y hojas de hierba de las siete sangrías en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar, dejar en reposo y colar. Tomar 2 tazas una antes de levantarse y otra en ayunas. Se recomienda tomarlo durante la primavera, desde marzo en adelante.

- Verter 1 cucharada de agracejo en una taza de agua que esté hirviendo. Dejar refrescar, colar y tomar hasta 2 tazas al día.  Es importante observar que  esta planta contiene  berberina que tiene la propiedad de hacer bajar la tensión. Por esto se hace entrar el agracejo en la composición de mezclas utilizadas contra la presión alta..

- Hervir un puñado de hojas frescas de siempreviva, previamente lavadas, y 20 hojas del árbol del aguacate picadas en 3 litros de agua hasta que sólo quede 1 litro. Tomar a diario 2 vasos

- Hervir un puñado, previamente lavado, de hierba de zorrillo en 3 litros hasta que sólo quede 1. Colar y añadir 1/2 taza de agua de coco verde o pipa.  Tomar a lo largo del día.

-  Lavar un par de hojas frescas de la planta ajo de oso y cortadas en trozos finos para condimentar, de forma diaria, sopas, salsas y guisos de legumbres.

- Lavar y picar 4 chayotes (que recibe también el nombre, según el país, de papa de pobre, cidra, Chayote o papa del aire) y extraer la cáscara blanca interna de un coco verde.  Colocar en una olla que contenga 1 1/2 litro de agua y añadir también 20 hojas de aguacate, previamente lavadas.  Hervir hasta que sólo quede 1 litro y tomar 3 tazas al día.

- Efectuar baños de pies con agua arcillosa fría cada noche durante cinco minutos, antes de acostarse siempre que no se sufra de problemas venosos.

- Dejar macerar durante unas dos semanas 100 g de diente de león en 1 litro de vinagre de sidra de manzana y, pasado ese tiempo, filtrar.  Tomar 2 cucharadas de esta preparación diluidas en un vaso de agua endulzada con miel.

-  Verter 1 cucharada de hojas de la planta marcela en una taza de agua  tan pronto esté en el punto de ebullición.  Dejar que se refresque y después colar.  Beber este té 2 tazas al día.

- Verter en una taza de agua 1 cucharada de hojas de zapote  y hervir por 5 minutos.  Cubrir y dejar refrescar.  Filtrar y beber 2 veces al día.

- Verter en un litro de agua 9 g de raíz de anemarrhena (planta china que se puede adquirir en las farmacias botánicas y herbolarios) y hervir por 10 minutos  Pasado ese tiempo, retirar del fuego y dejar que se refresque.  Colar y tomar a lo largo del día.

- Combinación de hierbas naturales con el fin debajar la presión (disponible en nuestra tienda)

Resultado de imagen para Remedios naturales para la hipertensión o presión arterial alta

Recomendaciones

Recomendaciones nutricionales

Reducir el consumo de sal (sodio) debido a que contribuye a que el organismo retenga más líquidos, causando un aumento de presión sobre las arterias. Para ello se debe evitar la ingesta de alimentos como:

 Ketchup (Una cucharada contiene 156 miligramos de sodio).

    Frutas secas

    Hojuelas de todo tipo

    Bicarbonato (como el polvo de hornear, ya que está hecho de sodio).

    Queso (Una porción de media taza del requesón contiene 425 miligramos de sodio).

    Patatas fritas

    Carne o pescado ahumado o salado,

    Jamones

    Cubitos para caldo y salsas

También se sugiere leer las etiquetas de las latas y de otros productos alimenticios con el fin de verificar su contenido de sodio. Una lata de8 onzas (224 g) de tomate cocido, por ejemplo, puede contener más de 800 miligramos de sodio, mientras que otra tal vez sólo tenga 70. Se debe buscar en la etiqueta el término “sodium-free” sin sodio o también “low-sodium” bajo en sodio.

Por el contrario, desconfíe al ver la palabra “light”, ya que una salsa de soya light, por ejemplo, de todas maneras puede contener 605 miligramos de sodio por cucharada.

Comer frutas y verduras particularmente rico en potasio, calcio y magnesio. Según varios estudios, se ha detectado que las personas que consumen calcio y magnesio obtenido de los alimentos corren menos riesgo de sufrir hipertensión debido a que gracias a estos minerales los vasos sanguíneos se dilatan. Es decir, se hacen más grandes, y le dan a la sangre el espacio que necesita para fluir sin presión. Se puede obtener calcio de la leche descremada, el tofu, el jugo de naranja enriquecido con calcio, la col rizada, el brócoli y el repollo.

En cuanto al potasio, éste ayuda al cuerpo a expulsar el sodio. Por ello, resulta beneficioso su consumo en el caso de hipertensión. Alimentos que contienen potasio son los frijoles, la papa, el aguacate o palta, las habas blancas, el plátano amarillo (guineo, banana) y las frutas secas, como los albaricoques y las uvas pasas.

Comer pescado azules ricos en ácidos grasos omega 3 Varios estudios han demostrado que la ingesta de 200 g de pescado azul (como salmón, sardina, atún, entre otros), o seis cápsulas de aceite de pescado al día es un remedio efectivo a la hora de reducir la presión arterial.  Los aceites omega-3 también previenen de una forma eficaz la hipertensión en los pacientes sometidos a cirugía cardíaca.

Reemplazar la sal Las personas sometidas a una dieta sin sodio, debido a problemas de hipertensión, podrían agregar una o dos cebollas verdes a sus comidas la cual tiene un sabor parecido a la sal sin serlo

Resultado de imagen para Remedios naturales para la hipertensión o presión arterial alta

Recomendaciones generales

Evitar el estrés tanto como sea posible. Un medio para controlarlo consiste en aprender técnicas de relajación y visualización, ya que pueden ayudar a bajar la tensión arterial cuando la enfermedad tiene motivos psíquicos o emocionales..

Dormir lo suficiente.

Limitar el consumo de alcohol a una o dos copas al día (preferiblemente vino rojo)

Evitar el consumo de fármacos efervescentes Según investigaciones realizadas, gran parte de los medicamentos efervescentes de uso común contienen mucha sal “oculta”.  Esto es debido al hecho que para que se produzca burbujeo, se requiere como ingrediente el bicarbonato de sodio el cual contribuye a la retención de líquido y al aumento de la presión arterial. En este sentido, se ha podido detectar que  los hipertensos que los toman con regularidad tienen un 20% más riesgo de sufrir un infarto.

Cuidar el peso, ya que existen estudios que indican que las personas con sobrepeso tienen más probabilidades de sufrir de hipertensión.

Hacer ejercicios, pero no los isométricos. El ejercicio como caminar a paso rápido, andar en bicicleta y nadar ayudan a reducir la hipertensión.  Sin embargo, se debe evitar los ejercicios isométricos como el levantamiento de pesas, que ocasiona una meteórica elevación temporal de la presión sanguínea

Realizar auto masajes como los siguientes:

     Con la palma derecha e izquierda alternativamente, se amasa profundamente el abdomen, girando lentamente en el sentido de las agujas del reloj. A continuación, se restriega la parte inferior de la espalda con los puños cerrados hasta que la piel se caliente ligeramente.

    De pie con las piernas separadas, se levantan las manos hasta la altura del pecho. En primer lugar se mueve la mano izquierda: se extiende lo máximo posible hacia la izquierda, siguiéndola con los ojos y volviendo al mismo tiempo la cabeza y el tronco también hacia la izquierda lo máximo posible. Se dejará que la mano derecha cuelgue naturalmente, con la palma mirando hacia adentro y los dedos ligeramente doblados. Empleando un máximo de concentración, se lleva muy despacio la mano derecha hasta el rostro, para a continuación extenderla hacia la derecha. Los ojos seguirán la mano, y la cabeza y el tronco girarán hacia el mismo lado. A continuación, se deja colgar la mano izquierda del mismo modo que habíamos hecho con la derecha. Se repite el ejercicio las veces que se desee..

Llevar un control de la presión arterial. Se aconseja que las personas que sufren de hipertensión midan regularmente su presión sanguínea en casa con el fin de vigilar su estado de salud lo cual es beneficioso, ya que ayuda a percatarse de cómo la dieta y los ejercicios están afectando la presión sanguínea y también elude la reacción a “la bata blanca”: debido a la cual muchas personas, al entrar en el consultorio médico, se ponen tensas y sus presiones se elevan considerablemente.

Si una mujer está embarazada, se aconseja que se tome la presión arterial frecuentemente, ya que la hipertensión no tratada durante el embarazo puede representar una seria amenaza para la madre y el niño.

Sin embargo, a la hora de tomar la presión arterial, es importante tener en cuenta los siguientes requerimientos para conseguir cifras correctas:

? Que el antebrazo esté distendido y apoyado en una mesa a la altura del corazón.

? Adoptar una postura adecuada (sentado); no poner una pierna sobre otra.

? Estar antes unos cinco minutos, como mínimo, en reposo.

? No comer ni beber nada treinta minutos antes de tomarse la presión.

? Conviene hacerlo dos veces seguidas al levantarse, dos veces seguidas antes de comer y dos veces seguidas antes de cenar.

Discutir menos. Según investigaciones realizadas, no sólo el discutir eleva la presión arterial sino que se ha demostrado que prácticamente cualquier comunicación (no sólo la palabra hablada sino también hasta el lenguaje a señas que usan los sordo) puede aumentar la presión sanguínea.

Tener una mascota. Según varios estudios, se confirma la aceptación de la terapia con animales  la cual ayuda no sólo a las personas que sufren de hipertensión sino también de enfermedades coronarias.