Publicado hace Hace 9 dias por Guillermo Angarita | 66 lecturas
Remedios para cálculos biliares o piedras en la vesícula

El hígado produce bilis la cual está compuesta por colesterol, lecitina y sales minerales biliares.

Ésta ayuda a la digestión, en especial de las grasas, en la parte superior del intestino delgado.

Si no hay ningún alimento, la bilis se deposita y concentra en la vesícula y luego vuelve al intestino cuando es necesario.

Sin embargo, el exceso de colesterol produce diminutos cristales alrededor de los cuales se acumulan sustancias sólidas formando cálculos o piedras biliares.

Éstos, cuando adquieren un gran tamaño, pueden bloquear uno de los conductos biliares que conectan a la vesícula con el hígado y el intestino delgado causando dolor muy intenso, náuseas, vómitos; síntomas que desaparecerán tan pronto como el cálculo regresa a la vesícula o es empujado hacia los intestinos y posteriormente eliminado.

Los factores que predisponen la aparición de esta dolencia son:

Herencia

Diabetes

Consumo de anticonceptivos orales o estrógeno suplementario

Obesidad

Existen remedios caseros que pueden ayudar a la prevención y control de las dolencias vesiculares como los siguientes:

Resultado de imagen para cálculos biliares o piedras en la vesícula remedios caseros

Curase usted mismo con remedios naturales

- Hervir varias hojas de aguacate en una taza de agua durante 5 minutos.  Retirar del fuego y tomar aún tibio tres tazas al día.

- Hervir una alcachofa pequeña entera, previamente lavada, en medio litro de agua durante 10 minutos. Retirar del fuego y tomar a lo largo del día. Procurar que la bebida se encuentre tibia.

- Beber una taza de infusión de menta una hora después de las dos principales comidas del día. Esta infusión es beneficiosa, ya que estimula la producción de bilis.

- Tomar un vaso diario de partes iguales de jugo de remolacha y lechuga reduce el tamaño de los cálculos más grandes y diluyen los diminutos cristales antes de que se conviertan en cálculos biliares.

- Dormir sobre el lado derecho acelera su expulsión (según creencias en ciertas regiones de Latinoamérica.)

- Tomar una cucharadita de aceite de oliva en 1/2 taza de jugo de toronja o pomelo antes del desayuno cada mañana. El aceite de oliva estimula la producción de bilis y alivia el dolor, actuando como lubricante para facilitar la eliminación de cálculos biliares

- Licuar y tomar 200 gramos de berro en 1 litro de agua en tres dosis diarias por 30 días seguidos.

- Hervir 20 gramos de cola de caballo en 1 litro de agua. Esta preparación debe ser consumida en tres dosis diarias durante 10 días seguidos.

- Tomar una cucharada de jugo de perejil al levantarse cada mañana y luego repetir varias veces más durante el día. Si el fuerte sabor del perejil resulta desagradable se puede mezclar con jugo de zanahoria.

 

- Hervir 30 gramos de boldo en 1 litro de agua. Tomar en forma de té o decocción esta cantidad diariamente en tres dosis durante 15 días seguidos.

- Combinar a partes iguales hojas de boldo, raíz de diente de león, semillas de hinojo y corteza de naranja amarga. Colocar 1 cucharada de la mezcla de estos ingredientes en una taza de agua. Hervir durante 3 minutos, dejar en reposo y colar. Tomar 3 tazas al día, tras las comidas principales, endulzadas con miel de tomillo.

- Lavar y picar un rábano.  Lavar, partir por la mitad y extraer el jugo de un limón.  Colocar los ingredientes en una licuadora. Batir por unos segundos. Colar y tomar una pequeña porción cada media hora.  Repetir la acción los siguientes días, pero cada dos horas, hasta que se sienta mejoría.

- Consumir apio y alcachofas en una ensalada.

- Consumir, durante cuatro días 5 veces al día, 1/2 taza de vinagre de sidra de manzana mezclado con 2 cucharadas de aceite de oliva virgen puro con el fin de expulsar el cálculo.

- Consumir 2 cucharadas de gránulos de lecitina en días alternos (un día sí y otro no), ya que parece que evita la formación de cálculos, luego que éstos son expulsados.

- Verter 2 cucharadas de borraja en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar, filtrar y tomar, aún tibio.  Este remedio ayuda a limpiar el hígado y la vesícula.

- Hervir durante 10 minutos varias hojas de achicoria en 1 litro de agua.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar a lo largo del día.

- Preparar una mezcla a partes iguales de boldo, angélica, alcachofa, fumaria y diente de león Extraer 1 cucharadita la cual  se verterá en una taza que esté hirviendo.  Beber 1 taza después de las comidas.

- Reducir a polvo los siguientes ingredientes: 20 gr de raíz de genciana, 40 gr de ruibarbo, 20 gr de boldo, 20 gr de romero y 40 gr de semillas de anís. Tomar 1 cucharadita de la mezcla diluida en un poco de agua, antes de las comidas

- Lavar y cortar en pedazos un nabo blanco crudo y colocar en una licuadora junto con un poco de agua.  Licuar por unos instantes. Este remedio previene la formación de cálculos biliares y ayuda hasta a reducir el colesterol malo.

- Hervir 30 gramos de flores y hojas de uña de gato (planta) en un litro de agua por 10 minutos. Pasado ese tiempo, retirar del fuego, colar y dejar refrescar. Tomar 3 tazas al día

- Mezclar, en partes iguales, boldo, agracejo, levístico, abedul y cola de caballo y extraer 1 cucharada.  Verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar hasta 5 tazas al día lejos de las comidas.

- Mezclar, a partes iguales, polipodio, arenaria y bardana  y extraer 1 cucharada de la mezcla.  Verter en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar 2 tazas al día, antes de las comidas.

- Verter 1 cucharada de la mezcla, a partes iguales, de vara de oro, menta, cardo bendito y boldo, en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en infusión.  Tomar 1 taza cada cuatro horas.

- Cocer 5 pepitas de corozos de cereza endulzado con miel de abejas por 30 minutos. Consumir 3 veces al día

- Se prepara una tisana con una cucharada de semilla de cuscuta seca y se toma una taza cada noche antes de acostarse. Mejor si se mezcla con una pizca de anís o badiana.y 1 cucharada de cúscuta en una  taza de agua que esté hirviendo.  Este remedio resulta excelente no sólo para los cálculos biliares, retención de bilis o en las retenciones biliares sino también para el hígado perezoso o lento y purifica la piel de manchas hepáticas.

- Verter 1 onza de cloruro de magnesio en un litro de agua caliente y mezclar. Tomar 2 copitas 15 minutos antes de cada comida

- Verter, en un litro de agua, 2 cucharadas de boldo, 1 cucharadita de doradilla, 1 ramita de ajenjo y una hoja de rábano negro,. Beber una taza tres veces al día una taza antes de cada comida.

- Hervir 30 g de raíces de apio en 1 litro de agua por 10 minutos y dejar reposar otros 10 minutos antes de colar el preparado.  Tomar 2 o 3 tazas al día

- Calentar una taza de aceite de ricino puro y luego empapar una gaza con este aceite.  Poner la gasa, previamente exprimida, sobre la zona de la vesícula (lado derecho del estómago). Cubrir la gasa con una lámina de plástico. y sobre ésta colocar  una bolsa de agua caliente. Dejar puesta hasta que se enfríe. Realizar este remedio tres veces a la semana.

- Verter el jugo de un limón en una taza y luego añadir 1 cucharada de aceite de oliva y 1/2 cucharada de sal de Epson.  Mezclar bien y tomar 3 veces a la semana por 2 semanas.

- Colocar en una licuadora los siguientes ingredientes, previamente lavados y picados, 3 zanahorias 1 remolacha y 1 pepino. Licuar por unos instantes. Colar y tomar dos veces al día.  Realizar este remedio durante dos semanas. Este jugo limpia el hígado y ayuda a fortalecer la vesícula.

- Hervir en 2 litros 60 g de flores de maravilla y reducir hasta que quede sólo 1 litro.  Colar y añadir 50 g de trébol de agua. Dejar hervir de nuevo durante 3 minutos, colar, distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces al día, durante 16 días consecutivos, descansar de 8 a 10 días y tomar de nuevo durante 16 días.

- Hervir en una taza de agua 1 cucharada de chancapiedra o rompepiedra y 1 cucharada de cardo mariano durante 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y beber 3 veces al día por 8 días y descansar una semana.   Después retomar y así sucesivamente.

- Hervir 2 litros de agua y cuando llegue al punto de ebullición, adicionar 6 cucharadas de café molido.  Dejar refrescar y colar.   Usar sólo 1/2 litro de esta preparación y el resto se debe conservar en la refrigeradora.  Colocar el ½ litro en una bolsa de enema e introducir en el organismo, por el ano, de forma suave.  Una vez el líquido esté dentro, acostarse del lado derecho, tratar que conservarlo por 20 minutos y luego expulsarlo.  Este remedio no debe realizar una vez a la semana.   La enema de café se ha usado desde la antigüedad como remedio para limpiar el hígado y la vesícula tanto de piedras como de arenilla.

- Entre los remedios homeopáticos empleados se incluyen:

Colocynthis: para tipos constitucionales irritables, que empeoran con la cólera reprimida y con el reposo, pero mejoran con el calor, el movimiento y la presión.

Magnesia phosphorica. Individuos delgados y nerviosos, cuyos dolores son erráticos y espasmódicos, empeoran con el frío y mejoran con el calor.

Bryonia alba. Tipo constitucional fuerte e irritable. Los síntomas empeoran con el calor y por las tardes, y mejoran con el frío y el reposo.

Resultado de imagen para cálculos biliares o piedras en la vesícula remedios caseros

 Recomendaciones

Evitar las comidas condimentadas o verduras que causen gas, como las coles (repollitos) de Bruselas  y la col, ya que algunas vesículas reaccionan negativamente a este tipo de comidas

Limitar las grasas a menos del 25 por ciento del total de calorías, y concentrarse en consumir frutas, vegetales y granos enteros, que tienen un alto contenido de fibra.

Mantener una dieta rica en fibra (salvado o afrecho no procesado ayuda a evitar la formación de cálculos biliares al estimular al hígado a producir bilis, y al impidiendo que se vuelva a absorber. Igualmente, beneficiosa es el consumo de manzanas, las peras, las hojas de remolacha y la soja.

Evitar el consumo de cantidades excesivas de alcohol, dulces o productos con harina blanca, ya que son metabolizados como grasas y aumentan el riesgo de problemas vesiculares.

Eliminar de la dieta las carnes especialmente las rojas, que contienen un elevado grado de colesterol; preferir en su lugar el pescado y carnes blancas (aves) cocinados al vapor, asados o a la parrilla.

Resultado de imagen para cálculos biliares o piedras en la vesícula remedios caseros