Publicado hace Hace 4 meses por Guillermo Angarita | 292 lecturas
Remedios naturales para papiloma humano (VPH)

Muchas personas nos han preguntado recientemente si existen remedios para el papiloma humano que sean naturales.

Para dar respuesta a este interrogante, es importante conocer primeramente sobre este virus y su vía de contagio.

Existen muchos tipos de infecciones que se transmiten por vía sexual como la gonorrea, sífilis, herpes genital, sida, pero, tal vez, una de las más conocidas sea del virus del papiloma humano (VPH) o papilomavirus, ya que es vinculada en el desarrollo de las lesiones precursoras del cáncer de útero.

En el mundo, la frecuencia de la infección por el virus del papiloma humano (VPH) en mujeres es del 20 por ciento, siendo más frecuente en países subdesarrollados y en vías de desarrollo.

Resultado de imagen para Remedios naturales para papiloma humano (VPH)

El Virus del Papiloma Humano se transmite, fundamentalmente, a través de las relaciones sexuales, aunque también puede transmitirse de madre a hijo en el parto.

La tasa de transmisibilidad (la contagiosidad del virus) es la mayor de todas las infecciones de transmisión sexual, por encima del VIH, sobre todo en mujeres jóvenes y al inicio de las relaciones sexuales.

Al año de iniciar las relaciones sexuales, seis de cada diez mujeres han tenido contacto con el virus, aunque no hayan desarrollado la enfermedad, y a los dos años, lo son ocho de cada diez mujeres sexualmente activas.

El VPH está relacionado con el cien por cien de los cánceres de cuello uterino, con el 90 por ciento de los de año, con el 40 por ciento de los cánceres de vulva, vagina y pene y con el 12 por ciento de los de orofaringe. Además, es la causa de casi todas las verrugas genitales. También tiene vinculación con la displasia cervical.

Existen diferentes tipos de VPH, pero lo más oncogénicos, es decir, aquellos que tienen más potencial de producir cáncer de cérvix son el 16 y el 18.

Cuando se produce la infección y el virus entra en contacto con nuestro organismo, su material genético se integra en el de la célula huésped y produce una lesión que afecta a la capa más superficial del revestimiento del cuello uterino (epitelio escamoso).

Para diagnosticar esta lesión (neoplasia cervical intraepitelial tipo I), hay que biopsiar el cuello uterino. Esta lesión no es precancerosa; de hecho el 90 por ciento de las neoplasias cervicales intraepiteliales tipo I remiten espontáneamente entre 18 y 24 meses después de la infección, y sólo un 10 por ciento evolucionan en un plazo medio de 15 años, hacia lesiones más avanzadas, que ya sí son consideradas lesiones precancerosas y deben ser tratadas, para que no acaben en un cáncer de cérvix y posteriormente en un cáncer invasor.

Es importante observar que en el 10 por ciento de mujeres en las que no se logra eliminar el virus, parece existir una predisposición genética a no poder solventar la infección, pero, indudablemente, cuanto más joven es la mujer en el inicio de las relaciones sexuales, más inmaduro es el revestimiento del cuello uterino y esto facilita la penetración viral hasta capas más profundas.

Resultado de imagen para Remedios naturales para papiloma humano (VPH)

Entre los factores de riesgo de infección por VPH, está no sólo el inicio precoz de las relaciones sexuales, sino también otros factores importantes:

• Número elevado de parejas sexuales, a más promiscuidad, mayor riesgo de contagiarse del VPH.

•Tipo de prácticas sexuales: el coito anal es una práctica de riesgo para el contagio del VPH, porque produce microtraumatismos en la mucosa anal que facilitan la entrada del virus hacia capas más profundas.

• El tabaquismo dobla el riesgo de progresión hacia lesiones cervicales más avanzadas en mujeres con presencia del virus.

• La toma de anticonceptivos hormonales incrementa el riesgo de progresión de la infección, sin embargo, esto no ocurre con el DIU.

• Haber tenido muchos hijos y tener un sistema inmunológico deficiente, por ejemplo las mujeres que, además, son VIH positivas.

• El preservativo protege en un 70 por ciento de la infección por VPH, no en un cien por cien, ya que puede haber fallos en la técnica de utilización y lesiones que pueden estar asentadas én zonas no cubiertas por el preservativo.

Es importante observar que los remedios para el virus de papiloma humano (VPH) aquí expuestos son complementarios al tratamiento médico y, a continuación, se detallan:

Resultado de imagen para Remedios naturales para papiloma humano (VPH)

Curase usted mismo

- Verter 1 cucharada de raíz de astrágalo en una taza de agua y hervir por 5 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar una taza al día.  Este remedio contiene compuestos antioxidantes capaces de impulsar las células blancas de la sangre y fortalecer así el sistema inmune.

-  Consumir a diario jugo de goji el cual, al igual que el remedio anterior, es altamente antioxidante y estimula el sistema defensivo del organismo ante la presencia de virus.

- Ingerir a diario un jugo que contenga mandarina y naranja.  Este remedio es rico en vitamina C reforzador del sistema inmunológico.

- Hervir 1 taza de agua y cuando llegue al punto de ebullición, verter 1 cucharada de hojas de sello de oro.  Dejar refrescar, colar y tomar 1 taza al día.  Este remedio tiene propiedades antivirales y, por ello, resulta valiosa para el tratamiento del VPH.

- Verter un puñado de hojas y flores de caléndula en un litro de agua y hervir por 10 minutos.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y efectuar un baño en la zona afectada por verrugas genitales causadas por el VPH.

- Consumir dientes de ajo crudo picado a diario en las ensaladas, ya que alicina; ingredientes que tiene una fuerte actividad antiviral.

- Añadir a las comidas cúrcuma la cual contiene curcumina; ingrediente que se ha comprobado tiene virtudes anti-cáncer y propiedades antivirales.   Por ello, puede aumentar significativamente la fuerza de su sistema inmune contra el virus de VPH.

 Aplicar, mediante un bastón de algodón, aceite del árbol del té en la zona afectada por verrugas genitales causadas por el virus de VPH por sus efectos antivirales potentes.

- Mezclar 1 cucharadita de aceite de orégano con 1 cucharada de aceite de almendra y aplicar en la zona afectada por verrugas genitales producidas por VPH.

- Sumergir, en 5 a 10 ml de aceite de espino amarillo, tampones y luego  insertarlo en la zona vaginal antes de ir a la cama.  Por la mañana (pasado 8 horas), retirar y desecharlos.

Resultado de imagen para Remedios naturales para papiloma humano (VPH)

Recomendaciones

Recomendaciones preventivas

Prevenir el virus es el mejor remedio o, en caso de contagio, evitar que evolucione a más es fácil siguiendo estas recomendaciones:

Usar condón El VPH se transmite por contacto, por fricción de la piel (sin la intervención de los fluidos sexuales) durante las relaciones. El uso del preservativo reduce la probabilidad de contagio, con una protección de alrededor del 70%. Aunque debes tener en cuenta que otros tipos de contacto genital sin penetración (como el contacto oral, manual y genital) pueden causar una infección por el VPH ya que los hombres infectados pueden tener pequeñas “verruguitas” bajo el vello púbico.

Al entrar en contacto con esa zona (no protegida por el preservativo) te puedes infectar. Recuerda esto, sobre todo, si no tienes una pareja estable ya que el hecho de haber tenido un elevado número de parejas sexuales, así como un inicio precoz en las relaciones y un débil estado del sistema inmunitario, son factores de riesgo ante un posible contagio.

Acudir regularmente al ginecólogo en el caso de la mujer. Este virus no presenta síntomas y, por ello, las visitas regulares al ginecólogo resultan imprescindibles para dar con la infección. Realizar citologías de forma periódica —cada 1,2 o 3 años— es esencial para diagnosticarla. De hecho, más del 60% de las mujeres que han desarrollado cáncer de cérvix no se habían sometido a esta prueba. El ginecólogo también puede decidir realizar una prueba genética (analizando el ADN), que detecta mejor el virus en mujeres maduras, aunque esta prueba es menos fiable en mujeres jóvenes.

Aplicar la vacuna. La vacuna frente al VPH es la primera vacuna que existe contra un tipo de cáncer. Pero es fundamental entender que se trata de una vacuna preventiva y no terapéutica.

Es muy importante tener en cuenta que la vacuna no debe suplir las otras medidas de prevención, como el uso del preservativo y las citologías periódicas, ya que la vacuna reduce mucho la posibilidad de sufrir un cáncer, pero no la elimina (hay un 30 por ciento de cánceres causados por tipos virales no cubiertos por la vacuna).

El momento más adecuado para vacunar a las niñas es la preadolescencia, porque se responde mucho mejor a la vacuna antes de los 15 años de edad, y además así se evita el haber entrado ya en contacto con el virus.

En las recomendaciones de las fichas técnicas de las vacunas el límite superior de edad para vacunar se fija entre los 25 y los 26 años. Esto es debido a que los ensayos clínicos hasta ahora publicados se han hecho sólo hasta esta franja de edad, pero estudios en curso sugieren que la vacuna es segura y eficaz, según las circunstancias, hasta los 45-55 años. De momento no se recomienda vacunar a los varones porque no hay datos suficientes de su eficacia.

Es frecuente que el virus del papiloma humano permanezca en estado latente y se reactive incluso varios años más tarde (diez o quince) de haberte infectado. Esto explica por qué suele detectarse en mujeres de más de 40 años que han mantenido una relación de monogamia durante mucho tiempo.

Ante la presencia del virus, se actúa de modo distinto según la gravedad:

Si aparecen verrugas genitales. Los virus más habituales de VPH (el 6 y el 11) con frecuencia causan verrugas genitales que raramente pueden producir problemas. Salen en forma de pequeños “granitos” individuales o en grupo en la vulva, la vagina o el ano. A veces desaparecen sin necesidad de tratamiento, pero también pueden permanecer e ir aumentando de tamaño. El ginecólogo las eliminará vaporizándolas con láser, quemándolas, a través de crioterapia (aplicación de frío) o bien siguiendo un tratamiento tópico. Una vez eliminadas el especialista determinará la periodicidad de su control.

Si se sospecha de un cáncer del cuello del útero. El VPH de tipo 16 y 18, los menos frecuentes en países de Occidente, pueden derivar en un tumor maligno. Solo en el caso de que exista la sospecha de un posible cáncer (y si no se hizo una citología en su momento) el ginecólogo programará una colposcopia, un examen del cuello del útero a través de una especie de lupa y una biopsia de la zona.

Es cierto que en algunos casos el VPH puede provocar un cáncer cérvico uterino pero, afortunadamente, este cáncer es curable si se detecta a tiempo.

Resultado de imagen para Remedios naturales para papiloma humano (VPH)