Publicado hace Hace 4 meses por Guillermo Angarita | 112 lecturas
Remedios naturales para la tiña

La tiña es una infección por hongos que usualmente afecta a los niños aunque también puede presentarse en los adultos.

Las dos formas de tiña más frecuentes son la del cuero cabelludo, conocida como tiña capitis, y la tiña en el cuerpo, llamada tinea corporis.

La tiña en el cuero cabelludo se manifiesta primeramente como una resequedad o descamación en un área de la cabeza. En esta etapa se confunde con la caspa.

Sin embargo, a medida que la infección avanza, se nota que la zona se hace más grande y circular, con el centro plano y un borde rosado o rojo levantado. Algunas veces hay comezón y se puede observar zonas con el nacimiento del pelo roto o con pérdida de cabello.

En cuanto a la tiña corporal, desarrolla manchas muy similares a la del cuero cabelludo, pero ocurren solamente en zonas del cuerpo donde no hay vellos. También puede existir comezón.  Un ejemplo de este tipo de tiña es la tiña crural llamada también inguinal,  prurito del jockey o tiña de la ingle la cual se desarrolla en esa región debido a la humedad que se acumula allí.

A continuación, se presenta varios remedios para la tiña que se pueden preparar en casa con ingredientes naturales y hasta económicos.

Resultado de imagen para Remedios naturales para la tiña

Curase usted mismo con remedios naturales

- Extraer el jugo de 6 limones y luego, a parte, realizar una infusión con 2 cucharadas de malva y 2 de llantén en una taza de agua hirviente. Mezclar y aplicar en la zona con tiña.

- Elaborar una especie de pomada homogénea con 15 gramos de pimienta en polvo y 100 gramos de manteca de cerdo y aplicar en la parte afectada mañana y noche.

- Machacar 7 dientes de ajos y verter en  1 litro de agua. Hervir por 20 minutos. Retirar del fuego y refrescar. Lavar y frotar la parte afectada, por lo menos, 3 veces al día.

- Hervir, durante 5 minutos, 3 cucharadas de flores de tilo en una taza de agua. Retirar del fuego y refrescar. Friccionar la parte afectada 3 veces al día.

- Hacer una decocción con 7 cucharadas de romaza en un litro de agua. Hervir por 15 minutos y dejar refrescar. Aplicar en la parte afectada 3 veces al día, hasta que desaparezca la afección.

- Aplicar 1 cucharada de aceite extraído de la semilla del aguacate en la zona con tiña ubicada en el cuero cabelludo y masajear frecuentemente.

- Aplicar varias hojas machacadas de bardana en forma de cataplasma sobre las zonas con tiña.

- Machacar varias hojas frescas de berro y aplicar del mismo modo sobre la cabeza

- Extraer la semilla de una aguacate y molerla.  Luego, mezclar suficiente aceite de ricino para lograr una pasta. Friccionar sobre el cuero cabelludo, cubrir con una gorra plástica la cabeza y dejar puesta esta preparación toda la noche y lavar a la mañana.

- Picar las hojas del duraznero  y mezclar con la miel de abejas hasta formar una pasta. Aplicar sobre la cabeza, colocar un gorro plástico y dejar puesta toda la noche.  En la mañana, lavar la cabeza.

- Aplicar varias veces al día, mediante una bolita o  bastón de algodón, aceite del árbol de té el cual se considera un poderoso antihongos.

- Mezclar, en cantidades iguales, hollín molido, azufre y tuétano de hueso de res hasta obtener una pasta homogénea.  Aplicar en el área afectada y dejar puesta por 30 minutos.

- Aplicar directamente sobre el área afectada una ampolla de propóleos tres veces al día.

- Mezclar el jugo de ½ lima con un poco de polvo de cúrcuma hasta obtener una pasta suave (si queda muy espesa agregar un poco de agua) y aplicar directamente sobre la zona afectada

- Hervir, a partes iguales,  bardana, tomillo y boj. Lavar la parte afectada con esta tisana, dejada macerar unas horas antes de filtrar

- Verter 4 gotas de aceite de lavanda, 2 gotas de aceite de ciprés, 3 gotas de aceite de árbol del té y 1 gota de aceite de mirra en una tina o bañera llena de agua caliente. Sumergirse en este baño de 15 a 20 minutos. Repetir este remedio diariamente, según se requiera.

- Humedecer con plata coloidal una gaza estéril y aplicar sobre el área afectada.  Poner una cinta adhesiva sobre la gaza para que ésta permanezca fija durante 12 horas.  Transcurrido ese tiempo, retirar y dejar que la zona quede descubierta por 12 horas y después aplicar el remedio nuevamente.

- Mezclar en 1 cucharadita de aceite de sésamo 1 gota de canela de China, 2 gotas de tomillo y 2 gotas de árbol del té. Aplicar 3 o 4 gotas de la mezcla 3 veces al día por dos o tres semanas.

- Aplicar gel de aloe vera o sábila directamente a la zona afectada varias veces al día. El aloe vera tiene propiedades antiinflamatorias y antifúngicas.  Además, ayuda a aliviar el dolor y el malestar asociados con esta condición.

- Aplicar directamente unas gotas de aceite de coco sobre la zona afectada y dejar de la noche a la mañana. Las propiedades naturales antihongos del aceite de coco trabajarán rápidamente para aliviar la picazón y la infección.

Resultado de imagen para Remedios naturales para la tiña

Recomendaciones

Separar sus peines, cepillos y sombreros. Debido a que este hongo se puede transmitir fácilmente mediante objetos contaminados, se aconseja no compartir objetos personales como peines, cepillos y sombreros.

 

Considerar una revisión en común. Debido a que la tiña es contagiosa es importante que el resto de la familia se revise con el objetivo de verificar si se tiene esta infección en el cuero cabelludo o en el cuerpo.

Aplicar un champú con espuma especial Si se tiene tiña en el cuero cabelludo, se puede usar algún champú que contenga sulfuro de selenio, ya que el selenio mata las esporas del hongo y parece agilizar la terapia. Otros miembros de la familia pueden usar el champú de sulfuro de selenio como medida preventiva.

Evitar la pérdida masiva de cabello.  La persona que sufre de tiña en el cuero cabelludo es probable que pierda algo de pelo. Sin embargo, si aplica los remedios a tiempo, esa pérdida será sólo temporal y el cabello volverá a crecer.   La pérdida permanente de pelo puede ocurrir si la persona con tiña del cuero cabelludo tiene una reacción alérgica al hongo.

En estos casos, que no son muy comunes, se forma una costra en la zona llamada kerion el cual, a menudo, es del tamaño de una moneda de 10 centavos. El kerion tiene pústulas o placas elevadas. No sólo es blando, sino que puede romperse y se podrá ver que hay secreción y supuración. Después se forma una cicatriz y allí puede desarrollarse una zona de calvicie.

Ocupar las manos de los niños. Si un niño o niña padece de tiña, querrá rascarse con frecuencia lo que puede irritar aún más el área afectada. En ese sentido, se recomienda tratar de distraerlo de la comezón mediante actividades que involucren el uso de las manos como en los trabajos con masilla, crayones o pinturas.

Hablar con el maestro si es un niño tiene tiña.  No hay razón alguna para mantener a un niño fuera de la escuela sólo porque tiene tiña.   Sin embargo, es necesario explicar al maestro el problema y decirle dónde se localiza la infección y discutir qué se le dirá a los demás niños en la clase. El maestro puede ser cuidadoso y, sin señalar al niño, aprovechar la oportunidad para reforzar los buenos hábitos de higiene que incluyen no compartir peines, cepillos y sombreros.

Verificar si se está mejorando. Una señal de que la zona mejora es cuando la urticaria empieza a aplanarse, y las ámpulas, a secarse. La piel puede tener escamación y pelarse, pero si la zona es tan plana que puede cerrar los ojos y pasar su dedo por encima sin sentir absolutamente nada, entonces ya está cediendo la tina. En caso de que no mejore, es necesario acudir a un dermatólogo.

Resultado de imagen para Remedios naturales para la tiña