Publicado hace Hace 6 meses por Guillermo Angarita | 355 lecturas
Remedios naturales para el vitiligo o leucoderma

El vitíligo (llamado  también mal del pinto,  jiricua o leucoderma) afecta en promedio a una de cada 200 personas y se caracteriza por la aparición en la piel de  parches blancos o rosa muy pálido circundados por bordes oscuros.

Estos parches suelen aparecer con mayor frecuencia en el área de la cara (especialmente alrededor de los ojos y la boca), en el tórax (sobre todo en las axilas y las ingles) y en las manos.

No produce lesiones ni prurito y puede afectar tanto a niños como adultos sin respetar sexo, raza o grupo étnico.

El vitíligo ocurre cuando las células (llamadas melanocitos) que generan el pigmento (melanina), no lo produce más o las células se destruyen.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el vitiligo o leucoderma

Se desconoce la causa exacta del vitíligo.  Sin embargo, podría deberse a:

Malfuncionamiento de la glándula tiroides

Estrés

Cambios hormonales

Heridas

Trastorno subyacente de otras enfermedades como anemia perniciosa, enfermedad de Addison o diabetes mellitus.

Sin embargo, la teoría más aceptada es que el vitíligo es causado por problemas del sistema autoinmunológico cuando el cuerpo reacciona como si los melanocitos fueran un agente invasor perjudicial y los destruyen.

Es importante que la persona que padece el vitíligo comprenda esta enfermedad para que tenga una expectativa realista de ella.  Aunque no es una enfermedad mortal  resulta molesta e impredecible. En algunos casos (el 20 %) se produce una repigmentación espontánea y en otros queda estática o se esparce por todo el cuerpo

Los factores que dan un buen pronóstico para la re pigmentación son: el reciente comienzo (menos de 6 meses), que el afectado sea un individuo joven y que las manchas se encuentren ubicadas en el área facial.

En cuanto a los factores desfavorable para una repigmentación están la aparición tardía en la vida y localización en las extremidades y en los labios.

A continación, se detallan remedios para el vitiligo o leucoderma que son caseros y naturales:

Resultado de imagen para Remedios naturales para el vitiligo o leucoderma

Curase usted mismo

- Tomar cápsula de aceite de onagra en concentraciones de 500 mg por cápsula de gelatina blanda las cuales se pueden adquirir en las farmacias botánicas

- Aplicar aceite de germen de trigo con algodón sólo las manchas. Asolear el área por espacio de 5 minutos.  No lavarse después. Repetir esta operación todos los días.

- Pelar dos limas y colocar sólo las cáscaras en trozos en un frasco de vidrio limpio. No usar el resto de esta fruta. Agregar 1/4 de litro de alcohol y dejar macerar por 3 días.  Aplicar la loción con un algodón, a partir del cuarto día en las manchas. Exponer la piel manchada con esta preparación al sol por unos minutos. Lavar las partes afectadas con agua natural, después de asolearse. Repetir este tratamiento todos los días hasta que la piel se pigmente.

-  Triturar 50 gramos de raíz del mango y dejar en maceración en un recipiente que contenga 2 tazas de alcohol de 96 grados por un lapso de 20 días seguidos. Luego, empapar esta preparación en alcohol sobre las áreas afectadas

- Mezclar 3 cucharadas de cúrcuma en polvo en 1/2 taza de aceite de mostaza hasta lograr una consistencia parecida a una crema. Aplicar en las áreas afectadas dos veces al día.

-  Mezclar 3 gotas de extracto de hojas de albahaca en 1 cucharada de aceite de oliva.  Aplicar a diario sobre la zona afectada.

- Verter 1 cucharadita de semillas molidas de rábano en 2 cucharadas de vinagre y mezclar hasta obtener una pasta. Aplicar en las zonas afectadas una vez al día por 6 meses

- Calentar 1 taza de aceite de oliva y luego agregar 1/4 taza de granos de pimienta negra triturados. Dejar reposar durante 5 minutos, enfriar, filtrar y poner en un frasco de vidrio con tapa. Aplicar sobre la zona afectada a diario.

- Mezclar jugo de jengibre con suficiente arcilla roja para formar una pasta que se colocará sobre el área afectada a diario

- Moler un puñado de lenteja de agua hasta lograr una masa y luego agregar un poco de miel.  Aplicar sobre la piel esta mezcla varias veces al día.

- Cortar un pedazo de pulpa de papaya y frotar sobre la mancha varias veces al día.  Dejar que el jugo se seque en la piel.  Igualmente recomendable es tomar el jugo de la papaya con el fin de reforzar este remedio.

- Remojar, por 3 días, un puñado de semillas de babchi o bakuchi (Psoralea corylifolia) muy empleado en la medicina ayurvédica, en una taza de infusión de jengibre (cambiar esa infusión por otra nueva cada día). Pasado ese tiempo, retirar las cáscaras de las semillas las cuales deben desprenderse fácilmente. Secar al sol y molerlo hasta que quede reducido en un polvo fino. Verter 1 gramo de este polvo en un vaso de leche y beber a diario por 40 días. También puede aplicar de forma externa (mezclada con agua) sobre las zonas que han perdido color.

- Aplicar, mediante una bolita de algodón, aceite de babchi en las zonas afectadas y luego exponer al Sol de la mañana o del atardecer por 10 minutos.

- Aplicar unas gotas de aceite de coco sobre las zonas despigmentadas y luego exponer al sol temprano de la mañana o de la tarde por 15 minutos.

- Consumir garbanzo a diario, ya que es una legumbre que contiene aminoácidos y minerales que incrementan la producción de melanina.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el vitiligo o leucoderma

Recomendaciones

Existen varias recomendaciones para las personas que padecen vitíligo:

Evitar el estrés, ya que es un factor desencadenante de esta afección.

Educar a amigos y parientes a vencer la idea de que la enfermedad es infectocontagiosa.

Cuidar las áreas con pérdida de melanina  Debido a que las zonas despigmentadas no tiene melanina (la protección natural del cuerpo contra las quemaduras solares) éstas son sensibles a la menor exposición del Sol.  Por ello, se recomienda siempre llevar protección solar de factor alto, ropa de manga larga y un sombrero y así se evita que la piel que rodea a la mancha de vitíligo se oscurezca más haciéndola más visible.

Seguir una dieta sana que incluya complementos nutricionales como vitamina B5 o ácido Pantoténico, vitamina B6, vitamina C y zinc.  Es importante adicionar también alimentos ricos en cobre (como semillas de sandía, de calabaza, mariscos, nueces, cacao, ostras, etc), ya que este mineral tiene un papel importante en la producción de melanina.

Si la persona afectada lo desea, puede disimular temporalmente las manchas con productos cosméticos y las cremas especiales.

Preguntas y respuestas

¿Es cierto que es posible heredar esta enfermedad?

Se trata de una cuestión que no está esclarecida. Hace unos años se pensaba que el vitíligo no se heredaba. De hecho, se afirmaba que el vitíligo y el albinismo, enfermedades ambas en las que se manifiesta una carencia de melanina, se diferenciaban en que el primero no era congénito y que, en cambio, el albinismo sí lo era.

Sin embargo, a pesar de que actualmente sigue sin demostrarse un factor hereditario en el vitíligo, cerca del 30 % de quienes lo padecen tienen antecedentes de esta enfermedad en su familia. En definitiva, si bien no está confirmado que dicha dolencia se herede, las personas que tienen familiares que padecen la afección reúnen más posibilidades de sufrirla.

Como todos sabemos, la piel bronceada resiste mejor la acción de los rayos solares…

Ya que el aumento de la melanina la protege contra los efectos nocivos de dichos rayos. Por el contrario, las zonas afectadas por el vitíligo son, por carecer de melanina, más sensibles al sol, y en ellas es posible que aparezcan como pequeños parches similares al papel de lija.

Estas lesiones, denominadas queratosis solares, deben ser tratadas por un dermatólogo, ya que cabe la posibilidad de que se tornen malignas. En ocasiones, el problema se resuelve con la aplicación de cremas. De no ser así, deben extirparse dichas lesiones.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el vitiligo o leucoderma