Publicado hace Hace 4 meses por Guillermo Angarita | 238 lecturas
Remedios naturales para el reumatismo o reuma

El término reumatismo viene de la palabra griega ‘ reuma’, que significa  hinchazón.

Ésta es una enfermedad aguda o crónica caracterizada por dolor y congestión de las articulaciones o en las partes musculares y fibrosas del cuerpo.

Entre sus principales causas están la predisposición genética y, además, el medio ambiente juega un papel importante como son las infecciones y el trauma.

Las personas con reumatismo no sólo sufren en el aspecto físico muchas también presentan problemas psicológicos o sociales, que pueden conllevar una reducción  de  sus actividades en la comunidad

A continuación se detallan algunos remedios caseros y naturales que ayuda a aliviar esta dolencia.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el reumatismo o reuma

Curase usted mismo con remedios naturales

- Un remedio tradicional muy curioso, pero altamente efectivo para la cura del reumatismo, consiste en llevar siempre en el bolsillo del pantalón una patata pequeña la cual no se pudrirá sino que se irá, poco a poco, secándose y endureciéndose y cuando esté muy dura, se debe desecharla para reponerla por otra nueva.

- Extraer jugo de hojas de mostaza, luego se calienta el jugo, se remoja en unas tiras de tela limpias y se aplica en las áreas donde se siente dolor.  Luego se coloca encima de las tiras unas toallas para conservar el calor por más tiempo.

- En Italia, algunos aseguran que comer diez aceitunas negras diarias cura el reumatismo.

- En otros lugares, se dice que para aliviar el reumatismo es necesario masajear con frecuencia la base del cuello, la boca del estómago, debajo de la nuez de Adán y la sien derecha.

-  Elaborar un alcohol para masajes con 20 g de flor de árnica,  20 g de lavanda, 40 g de romero, 40 g de hipérico y un litro de alcohol   Se introducir todos los ingredientes dentro de un recipiente y se dejar 9 días macerando a oscuras. Durante ese tiempo, se debe agitar cada noche. Luego, pasados los 9 días, ha de colarse mediante una gasa, exprimiendo bien las hierbas.  Se aplicar sobre la zona dolorida friccionando y masajeando  Si la piel queda algo tirante, puede utilizarse tras el masaje el gel hidratante de lavanda.

- Preparar un jugo curativo con un diente de ajo, un cuarto de cebolla morada, una rama de perejil, una naranja y una vara de apio. Colocar todos los ingredientes en una batidora.  Es importante que este jugo no sea colado. Tomar preferiblemente por la mañana.

- Hervir 150 gr. de salvia en 2 litros de agua durante 10 minutos. Deja reposar, colar y agregar al agua del baño.

- Aplicar una cataplasma. Para su elaboración se debe llenar una bolsita de tela con flores de grama aromática e introducir dentro de 3 litros de agua. Deja hervir durante 1 minuto y después se mantiene dentro del agua, sin fuego.   Luego exprimir y aplicar, bien caliente, sobre la zona afectada.

- Hervir varias hojas de nogal en un litro de agua.  Añadir 3 cucharadas de sal marina.  Seguir con la cocción.  Cuando esté en ebullición, retirar del fuego.  Realizar un baño con esta preparación todos los días por 15 días sucesivos.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el reumatismo o reuma

- Llevar un imán en el bolsillo (según creencias populares en ciertas regiones.)

- Efectuar un cocimiento de flores de laurel y hojas de saúco y aplicar esta preparación en las articulaciones adoloridas.

- Preparar un cocimiento con un puñado de  hojas de eucalipto, romero y ramas de pino en suficiente agua.  Lavar las articulaciones adoloridas, con esta preparción aún tibia y envolver en una toalla para resguardarlas del frío.

- Hervir 2 puñados de ortiga en medio litro de agua y lavar, aún tibia, las zonas adoloridas.

- Calentar tres puñados de hojas de floripondio y aplicar, a modo de cataplasma, sobre las articulaciones con reumatismo.

- Hervir 20 gramos de hojas secas de laurel en 4 litros de agua durante 5 minutos.  Retirar del fuego y añadir al agua de la bañera.  Para tomar el baño, verificar que el agua está a 38ºC.  Los baños no deben ser mayores de 15 minutos tres veces semanales.

- Fundir 1 kilo de margarina sin sal y agregar 200 gramos de mejorana secada.  Remover y dejar al baño María durante media hora.  Verter en un frasco de vidrio y dejar tapado.  Cuando se vaya a usar, poner nuevamente al baño maria durante 30 minutos y colar aún caliente.  De esta preparación de obtiene una pomada que se fricciona sobre las zonas doloridas.

- Elaborar un caldo con varios puerros el cual debe ser consumido con frecuencia.

- Lavar un puñado de cerezas y colocar en la licuadora en conjunto con un vaso de leche. Licuar hasta obtener un jugo. Tomar un vaso a diario preferiblemente en la mañana. Su contenido en vitamina C retiene calcio para conservar la flexibilidad en las articulaciones.

-  Mezclar media taza de harina de avena con un poco de vinagre en un recipiente.  Batir hasta formar una pasta homogénea y colocar en un paño de algodón.  Poner, a modo de emplasto, sobre el área afectada. Si puede calentar la masa antes de aplicar sobre la zona, mucho mejor.

- Sumergir un puñado de hojas de tabaco en agua muy caliente.  Después, aplicar sobre las áreas afectadas. Evitar este remedio si la piel está inflamada.

- Hervir una col grande en un litro de agua durante 15 minutos. Empapar un paño de algodón en esta preparación  caliente y aplicar, como fomento, durante toda la noche en las articulaciones  sufrientes

- Remojar unos 6 higos en 2 ½ tazas de agua hirviendo durante unos minutos para suavizarlos un poco; machacar para hacer una cataplasma y aplicar ésta, aún caliente (pero sin llegar a quemar), sobre una tela delgada que se colocará sobre la parte afectada.

- Verter 1 cucharada de flores y hojas secas de malvavisco en 1 taza de agua que esté hirviendo. Colar después de algunos minutos y beber en caliente, endulzando con miel. Tomar dos o tres al día.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el reumatismo o reuma

- Derretir en un recipiente al baño maría 40 g de vaselina y luego añadir 1 cucharadita de nuez moscada rallada.  Remover durante 30 minutos, colar y dejar enfriar.  Adicionar 6 gotas de aceite esencial de neroli, verter en un frasco de vidrio y dejar reposar hasta que cuaje. Aplicar este ungüento sobre las zonas con dolor.

- Calentar 5 gramos de resina de pino al baño maría hasta que se disuelva y al enfriar añadir 3 gramos de aceite esencial de romero y 2 gramos de aceite esencial de enebro.  Aplicar esta preparación sobre el área afectada mediante masajes circulares.

- Calentar 1/4 taza de flores de manzanilla en 1/2 taza de aceite de oliva. Dejar macerar por 6 días en un recipiente de vidrio opaco  y de cierre hermético. Agitar el frasco 5 veces al día y al llegar al sexto día no se debe agitar.  Al día séptimo, filtrar  y guardar en el recipiente con tapa hermética. Realizar, cuando se requiera,  suaves fricciones sobre las articulaciones doloridas.

- Hacer fricciones con ajo machacado a diario en las zonas afectadas.

- Hervir, en 5 litros de agua, por 10 minutos 15 gr de romero, 10 gr de salvia, 15 gr de lavanda, 10 gr de ajenjo, 10 gr de flores de saúco y 2 cucharadas de sal marina integral. Retirar del fuego y cuando la infusión este fría, colar exprimiendo las hierbas. Verter el líquido en la bañera y agregar el agua caliente necesaria para el baño.  Tomar un baño de 15 minutos máximo.

-  Hervir en 1 litro de agua 1 puñado de hojas de abedul durante 10 minutos.  Transcurrido este tiempo, tapar y dejar refrescar.  Verter en una bañera con agua caliente (pero tolerable). Tomar un baño por 15 minutos

-  Machacar un puñado de semilla de amapola y luego mezclar con un poco de miel. Beber 2 cucharadas a diario

- Verter  en un recipiente que contenga 1/2 litro de agua que esté caliente un puñado de arcilla y un puñado de algas picadas y lavadas.  Mezclar hasta obtener una pasta homogénea. Poner a modo de emplasto caliente sobre las áreas afectadas por el dolor.  Dejar puesta este emplasto hasta que se enfríe

- Hervir por 10 minutos en 1 litro de agua 100 g. de frutos de biznaga.  Añadir esta preparación, aún caliente (sin quemar y agradable al tacto), en el agua de la tina de baño.  Tomar un baño por 15 minutos.  Al salir, procurar estar abrigado y alejado a fuentes de aire frío

- Hervir 500 g de brezo en 1 litro de agua durante 10 minutos, Filtrar el líquido y añadir al agua de la bañera.  Tomar un baño con el agua caliente (pero agradable, sin llegar a quemar) por 15 minutos.

- Colocar 60 g de sumidades floridas de brezo y 250 g de aceite de oliva en un frasco de vidrio.  Dejar en maceración durante 15 días; tiempo que se removerá a diario. Pasado ese tiempo, filtrar y guardar en un frasco con cierre hermético. Friccionar con este aceite las zonas afectadas.

- Mezclar 1 cucharadita de aceite esencial de canela (que puede ser obtenida en las farmacias boticarias) con 1 cucharada de aceite de almendra. Frotar esta mezcla sobre la zona que presenta dolor

- Ingerir sopa de cebada, por lo menos, una vez por semana.  La cebada resulta útil para eliminar toxinas que pueden producir reumatismo.

- Mezclar 20 gr de cola de caballo, 40 gr de harpagofito,  20 gr de abedul y 20 gr de sauce y extraer 1 cucharada.  Colocar ésta en una  taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar por 5 minutos. Beber 3 tazas diarias luego de las comidas

- Se prepara al baño maria, revolviendo hasta que todos los componentes se hayan mezclado perfectamente: 2 cucharadas de aceite de oliva, 2 cucharadas de resina de abeto, 2 cucharadas de cera de abejas. Dejar enfriar e incorporar 1 cucharadita de tintura de romero..

- Poner en 1 litro de agua que esté hirviendo un puñado de flores frescas de hisopo.  Tapar y dejar refrescar.  Agregar al agua de la tina de baño y permanecer por 15 minutos

- Lavar varias hojas de lechugas y hervir en un poco de agua. Colocar, aún caliente a modo de cataplasma, en el área afectada

- Consumir 2 cucharadas de gel de aloe, 2 o 3 veces al día, y aplicar, también, la hoja de aloe vera o sábila directamente en la zona del dolor.

- Mezclar 30 g. de yemas de abeto y 30 g. de bayas de enebro y extraer una cucharadita.  Verter ésta en una taza de agua y hervir por 3 minutos.  Dejar refrescar y filtrar.  Tomar 2 tazas al día.

- Fundir en baño María 100 g de manteca de karité y después agregar 20 gotas de aceite esencial de romero, 20 gotas de aceite esencial de jengibre y 20 gotas de aceite esencial de manzanilla.  Dar un masaje, con la preparación previamente calentada, sobre las áreas que presentan dolor

- Calentar 10 g de aceite de ajenuz y después agregar 5 gotas de aceite esencial de jengibre  Mezclar y aplicar, todavía caliente, con un paño sobre el área con dolor.  Dejar puesta hasta que se enfríe y después repetir hasta sentir mejoría

- Mezclar partes iguales de pensamiento silvestre, agracejo, abedul y raíz de peonia.  Extraer una cucharada y verter en una taza que contenga agua hirviente. Tapar y dejar refrescar.  Tomar 2 tazas al día

- Hervir  en un litro de agua una cucharada de uña de gato por 10 minutos a fuego lento. Luego, dejar reposar, añadir unas gotas de miel de abejas. Beber a lo lardo del día.

- Colocar un pedazo de calabaza amarga en una licuadora junto con un poco de agua.  Licuar por unos instantes. Agregar unas gotas de miel de abeja. Beber a diario por 3 meses, luego descasar un mes y continuar el remedio tres meses más y así sucesivamente

- Se prepara 25 gr. de hojas de acebo en un litro de agua, en cocimiento breve (3 minutos de ebullición). De este cocimiento se toman tres o más tazas cada día, según la edad y estado de quien sufre de reumatismo. Puede endulzarse con miel.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el reumatismo o reuma

- Se prepara un cocimiento con 100 gr. de la raíz limpia, cortada y machacada de calaguala en un litro de agua en la que hervirá hasta reducirse el líquido a la mitad. Este cocimiento se toma tibio a tacitas durante el día

- Hay una infinidad de remedios homeopáticos que actúan sobre el reumatismo. Se elegirá uno u otro dependiendo de los síntomas y del tipo constitucional:

    Bryonia alba: para tipo constitucional fuerte, que no aguanta el calor e irascible. Los síntomas empeoran con el movimiento y el calor, y mejoran con el frío y el reposo.

    Dulcamara: para individuo gordo, edematoso y piel helada. El dolor empeora por la noche y con la humedad, y mejora con el calor seco y con el movimiento.

    Ferrum metallicum (hierro metálico): para persona con debilidad, palidez, cansada y friolera.  El dolor empeora con la inmovilidad, el frío y por la noche, y mejora con el calor.

    Ledum palustre: para tipo constitucional fuerte, con la cara congestionada y granos rojos en las mejillas y en la frente. El reumatismo empeora con el movimiento y por la noche, y mejora con el reposo.

- Utilizar las siguientes sales de Schüessler: anhídrido silícico, cloruro sódico, fosfato ferroso, fosfato sódico y sulfato cálcico para combatir el reumatismo.

- Verter dos o tres cucharaditas de las hojas secas de grosellero negro en una taza con agua hirviendo. Dejar reposar 10 minutos y colar.  Tomar una taza varias veces al día lo que aumenta la diuresis aliviando las molestias reumáticas

- Verter 1 cucharadita de tronco triturado de guayaco en una taza de agua que esté hirviendo.  Dejar en reposo y colar. Tomar tres o cuatro tazas repartidas durante el día.

- Verter 1 cucharadita de yemas y hojas de abeto en una taza de cocimiento breve (3 minutos de ebullición).  Colar y tomar de cuatro a seis tazas al día.

- Macerar en un litro de vino blanco por 12 horas 3 raíces secas de celidonia.  Transcurrido ese tiempo,  usar esta preparación mediante masajes y fricciones sobre el área afectada.

- Dejar secar un pedazo de ñame silvestre y después machacar hasta que quede polvo.  Poner en un frasco de vidrio de tapa hermética.   Verter 1 cucharada de ese polvo en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar que se refresque. Beber 2 tazas al día.

- Machacar 3 frutas de chirimoya sin semilla hasta lograr una pasta y después aplicar, a modo de cataplasma, sobre el área afecta.  Verificar que esté bien caliente, pero sin llegar a quemar.  Dejar puesta hasta que se enfríe.

- Efectuar en 1 litro de agua una  decocción de la corteza de camu camu  durante 10 minutos. Colar y aún caliente empapar un paño.  Luego, aplicar sobre el área afectada en forma de compresas calientes.  Retirar al enfriar.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el reumatismo o reuma

Recomendaciones

Usar metales

Desde hace varios años, se dice que existen algunos metales, como el cobre y la plata, que tienen un efecto positivo sobre los problemas reumáticos.  Por ello, es altamente recomendable llevar un brazalete de uno de estos metales.

Con referencia a la ubicación de dicho brazalete.  En algunos sitios indican que debe ser en el antebrazo, entre el codo y la muñeca, pero otros dicen que puede estar en la muñeca.

Con respecto a las pulseras metálicas con dos bolitas en los extremos que se venden en el comercio, existen opiniones diversas.  Algunos manifiestan una gran mejoría al usarlas mientras que otros no.