Publicado hace Hace 6 meses por Guillermo Angarita | 266 lecturas
Remedios naturales para el hipo

Es una contracción espasmódica del diafragma y músculos intercostales respiratorios y es causado por:

    Comida  muy condimentada

    Comer de forma rápida

    Bebidas frías

    Aire frío

    Emociones intensas

    Nerviosismo

    Fumar

El hipo puede ser agudo, transitorio o benigno cuando dura menos de 48 horas

Si persistente más de ese tiempo, puede indicar alguna anomalía seria.

Es importante observar que muchas personas después de una operación, especialmente del estómago, intestinos, vejiga o próstata pueden sufrir de ataques de  hipo en los primeros cuatro días lo cual se considera normal.  Sin embargo, es necesario, en estos casos, tener cuidado con las heridas porque las suturas podrían abrirse.

A continuación se presentan varios remedios para el hipo que se pueden preparar en casa de forma rápida y fácil.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el hipo

 Curase usted mismo con remedios naturales

- Ingerir una cucharadita de azúcar normal seca

-  Agarrar la lengua con el pulgar y el índice mediante un pañuelo y tirar ligeramente hacia fuera.

- Ingerir un poco de hielo triturado.

- Asustar ligeramente a la persona que tiene el hipo.

- Mantener un trozo de hielo durante un minuto junto a la nuez de Adán.

- Tomar tres sorbos de agua.  En el  primero sorbo decir en voz alta: “Hipo de Dios, en el segundo: San Pedro me lo dio y en el tercero: Ya se me quitó”.

- Hundir el dedo en la boca del estómago mientras se cuenta hasta sesenta.

- Elaborar una infusión a base de una pizca de menta piperita, una pizca de toronjil y una taza de agua. Impregnar un terrón de azúcar en zumo de limón y disuélvalo en la boca si el hipo lo ha tomado de improviso.

- Preparar una infusión con una pizca de menta y otra de melisa. Endulzar con miel y tomar.

- Tomar un vaso de agua de un solo trago.

- Inhalar con fuerza para llenar completamente los pulmones de aire y luego mantener cortada la respiración durante 20 segundos.

- Oler un paño empapado en alcohol blanco.

- Moler una semilla de anís y verter el resultado en un vaso de agua. Tomar un sorbo a la vez.

- Colocar un terrón de azúcar en una cuchara y luego verter, gota a gota, vinagre sobre el terrón hasta que lo absorba bien y luego masticarlo de forma lenta.

- Mojar los dedos índice y pulgar con un poco de saliva y tirar del lóbulo de la oreja derecha (si es zurdo de la izquierda)

- Masticar una almendra de forma lenta y concentrarse en ello.

- Respirar el aire de una bolsa de papel  Este remedio es uno de los más simples que se emplean corrientemente para atajar accesos de hipo. A veces da resultados positivos, ya que al practicar este método se respira un aire que, progresivamente, aumenta su contenido de dióxido de carbono (C02) y la presencia de éste en la sangre inhibe el hipo.

- Comprimir el epigastrio, es decir, la región superior y media del abdomen.  Para ello, es necesario tumbarse en el suelo con las rodillas dobladas sobre el vientre

- Verter 1 cucharadita de semillas de eneldo y el zumo de medio limón en una taza de agua que esté hirviendo.  Tomar, aùn caliente (pero que no queme) a sorbos pequeños.

- Poner rápidamente una pequeña mota de hilo húmedo sobre la frente de un bebé si esté se le presenta el hipo.

- Verter   1 cucharadita de cardamomo en polvo en una taza de agua que esté hirviendo.  Cubrir y dejar en infusión por unos minutos.  Colar y tomar  a sorbos y de forma lenta.  Esta especia se considera un relajante muscular natural ideal para estos casos.

- Verter 1 cucharadita de manzanilla en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar en reposo por varios minutos.  Tomar lentamente.  Este remedio, al igual que el anterior, ayuda a relajar los músculos del diafragma causante de los hipos.

- Colocar el dedo índice en el canal auditivo y luego tapar con las manos el oído.  Es importante observar que el nervio vago del canal auditivo envía una señal al diafragma lo que ayuda a eliminar el hipo.

- Beber un poco de vinagre de sidra puro o ligeramente diluido suele acabar con el hipo. Combine esto con el truco que consiste en beber colocando los labios en el borde superior del vaso.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el hipo

Recomendaciones

Acudir al doctor, si a pesar de los remedios populares aplicados, éstos no surten efecto y el hipo continua con una duración prolongada (de una hora hasta 12 horas) o se hace frecuente,  ya que esto puede indicar la existencia de un problema de salud grave como:

    Insuficiencia renal (principalmente en personas hospitalizadas)

    Diabetes (cuando va acompañada de sed)

    Problemas del sistema nervioso (puede ser un síntoma de una infección como la meningitis)

    Trastornos del corazón como infarto de miocardio (si está acompañado de una fuerte presión en el pecho).

Acudir al doctor, si ha sido operado recientemente del abdomen (menos de una semana) y tiene hipo persistente, ya que podría indicar  una posible complicación, como hemorragias o infección, que está irritando los nervios de esa área.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el hipo