Publicado hace Hace 8 meses por Guillermo Angarita | 449 lecturas
Remedios naturales para el hipertiroidismo

La tiroides es una glándula que pesa 28 g y tiene 5 cm de diámetro situada en la tráquea.

Ésta se encarga de producir las hormonas tiroxina (T4 ) y triyodotironina (T3,), que regulan la tasa metabólica del organismo, ayudan a formar el ácido ribonucleico (ARN) y aumentan la absorción de oxígeno por parte de las células.

Cuando existe un exceso de hormona tiroidea, se produce el hipertiroidismo.  Otros nombres hacen referencia a enfermedades específicas, como la enfermedad de Graves, bocio tóxico difuso o enfermedad de Basedow, la enfermedad de Parry y la tirotoxicosis.

Los pacientes con enfermedad de Graves suelen tener bocio  (aumento de tamaño visible de la glándula tiroides), aunque esto no ocurre en el 10% de los casos. Estos pacientes también pueden tener unos ojos protruyentes.

El hipertiroidismo es diez veces más frecuente en mujeres que en hombres. Aunque el hipertiroidismo se presenta a cualquier edad, es más probable después de los 15 años.

El hipertiroidismo suele asociarse a la producción corporal de autoanticuerpos en la sangre, lo que hace que el tiroides aumente de tamaño y segregue más hormona tiroidea. Este trastorno, al igual que otras formas de hipertiroidismo, puede ser hereditario.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el hipertiroidismo

Los síntomas más comunes de hipertiroidismo son:

    Pérdida de peso

    Aumento de apetito

    Dificultad para respirar

    Intolerancia hacia el calor

    Disminución del flujo menstrual y ciclos menstruales irregulares.

    Diarrea

    Hiperactividad

    Sobreexcitación, ansiedad o hipersensibilidad (todo preocupa o se tiene ganas de llorar por nada).

    Insomnio

    Taquicardia

    Sudoración excesiva

Es importante observar que los huesos también pueden resentirse con el hipertiroidismo y se puede acabar sufriendo, con el tiempo, de osteoporosis. 

Esto se debe al hecho que cuando la tiroides trabaja demasiado rápido (que es lo que ocurre en el hipertiroidismo) fabrica demasiada cantidad de una hormona llamada calcitonina y ésta en exceso no permite la correcta fijación del calcio en los huesos.

A continuación se presentan varios remedios para el hipertiroidismo que se pueden realizar en casa con elementos naturales.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el hipertiroidismo

Curase usted mismo con remedios naturales

- Lavar y picar un tallo de un apio.  Colocar en una licuadora junto con el jugo de 1 naranja y el de 1/2 limón.  Agregar un poco de agua y licuar por unos instantes. Tomar 1 vaso diario preferiblemente por la mañana. Este remedio ayuda a controlar la actividad tiroidea.

- Colocar un puñado de hojas de col, previamente lavadas y troceadas, en una licuadora, junto con un poco de agua. Licuar por unos instantes. Tomar un vaso diario.  Este remedio ayuda a controlar el hipertiroidismo ya que frena la absorción del yodo.

- Consumir una porción de arroz blanco hervido si se está sufriendo de diarrea causado por el hipertiroidismo, ya que tiene un efecto astringente.

- Consumir un puñado de cacahuetes (u otros frutos secos) al día el cual protege contra el daño oxidativo relacionado con esta dolencia y también ayuda a ganar peso, ya que el hipertiroidismo facilita su pérdida

- Hervir 1 cucharada de hierba luisa en 1 taza de agua por 5 minutos.  Pasado ese tiempo, tapar y dejar refrescar.  Tomar 1 taza para combatir la diarrea

- Consumir una manzana rallada.

- Verter 2 cucharadas de toronjil en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Tomar una taza 3 veces al día si se está sufriendo de diarrea.

- Lavar y cortar 3 higos y colocar en una licuadora junto con 1/2 vaso de yogurt natural y 1/2 vaso de leche.  Licuar por unos instantes.  Tomar un vaso al día. Este remedio es rico en calcio y necesario para impedir que el hipertiroidismo ocasione la aparición de la osteoporosis

- Usar el remedio verbena de la terapia de flores de Bach

- Se trata de un régimen de jugos naturales que se puede hacer durante 1 día. Se empieza a las 8 de la mañana con un vaso (300 mi) cada hora hasta las 8 de la tarde, alternando zumo (de zanahoria o manzana, el mismo todo el día) y agua. A los zumos se podrá añadir una rodaja de jengibre fresco. Tomar hasta tres cucharadas de aceite de cáñamo, semillas de lino, oliva o sésamo tres veces al día. Se pueden comer las mismas frutas y verduras que se utilizan para el zumo Para cenar, se moja apio, zanahoria o manzana en un bol. El día después del régimen, se comerá con moderación.

- Mezclar 1 cucharada de grosella espinosa de la india o amla en polvo con 1 cucharadita de miel hasta formar una pasta que se debe consumir en ayunas. Este remedio mejora el funcionamiento de la glándula tiroides controlando su generación de hormonas.

- Aplicar dos veces al día cataplasmas de arcilla fría sobre la garganta, durante dos horas. Si aparecen síntomas de cansancio o desasosiego nervioso, sustituir las cataplasmas por finas mascarillas que se retirarán una vez secas.  Poco a poco, el organismo se acostumbrará a la arcilla, pudiendo entonces aplicar las mencionadas cataplasmas.

- Usar el remedio homeopático Iodium o Natrum muriaticum para el  tratamiento sintomático.

Resultado de imagen para Remedios naturales para el hipertiroidismo

Recomendaciones

Acudir a un médico, si se sospecha que se sufre de hipertiroidismo (ya que se confunde con facilidad con otras dolencias), para realizar los exámenes médicos correspondientes (pruebas de sangre, gammagrafía tiroidea, ecografía, tomografía computarizada y resonancia magnética) y así confirmar o no la existencia de esta dolencia.   En caso que se tenga hipertiroidismo, se presenta, a continuación, una serie de recomendaciones:

No fumar Según un amplio estudio realizado por la Universidad de Boston (EE. UU.), los fumadores tienen un 93% más de riesgo de padecer hipertiroidismo. Los más afectados son los que llevan más años de adicción y encienden más cigarrillos al día. Se cree que algunas de las sustancias tóxicas contenidas en el tabaco pueden incrementar la síntesis de las hormonas tiroideas y, de allí, que tengan predisposición a esta enfermedad.

Tomar 8 o 10 vasos de agua diarios, ya que si existen diarreas frecuentes se corre el  riesgo de deshidratación.

Consumir, al mínimo, los mariscos, ya que su exceso activa la tiroides al ser rico en yodo

No abusar del ajo porque también favorece la absorción de yodo, estimulando así la glándula tiroidea.

Consumir alimentos ricos en triptófano como el banano o plátano y la leche debido a sus efectos sedativos que contrarrestan la sobreexcitación. Es importante tener en cuenta que el triptófano es un aminoácido clave para el equilibrio nervioso.

Evitar el consumo de alimentos ricos en fibra, ya que agudizará la diarrea; síntoma característico de esta dolencia.

Vigilar la presión arterial, ya que el hipertiroidismo puede producir hipertensión.  Por ello, se debe adoptar una dieta baja en sal donde se reduzcan el consumo de alimentos como embutidos, encurtidos, ahumados, quesos, conservas, precocinados y se recomienda aderezar con condimentos como limón o hierbas aromáticas.  Igualmente, se aconseja reducir las grasas saturadas y trans y aumenta el consumo de pescado azul, aceite de oliva virgen extra y frutos secos.

Acudir al centro de urgencias más próximo si, en reposo, se cuenta entre 90 y 120 pulsaciones por minuto.