Publicado hace Hace 4 meses por Guillermo Angarita | 168 lecturas
Remedios naturales para aliviar el dolor de parto

El nacimiento del bebé es el evento que ha esperado durante largos meses toda embarazada. Sin embargo, la mayoría de ellas experimentan cierto temor por lo que sucederá durante el parto.

Otras, incluso, manifiestan su preocupación por el  dolor que tendrán que enfrentar especialmente cuando se trata de un parto natural.

En este sentido, surge la siguiente pregunta. ¿Qué causa el dolor durante el trabajo de parto? La respuesta a esta pregunta puede dar muchas pistas para ayudar a aliviar gran parte del malestar durante el trabajo de parto.

    La contracción real del músculo uterino se acompaña de un dolor similar al de un calambre.

    El estiramiento del perineo, la gruesa porción muscular entre la vagina y el ano, en el momento en que sale la cabeza del bebé.

    Un bebé que viene en posición de espaldas puede provocar dolor de espalda en la madre.

    La posición de espaldas durante el trabajo de parto puede ser muy incómoda para muchas mujeres, porque el útero en contracción se mueve hacia la pared abdominal, lo que genera mucho esfuerzo y molestias mayores. La segunda etapa, generalmente es más dolorosa si la madre está acostada, ya que el bebé debe hacer presión en contra de la gravedad y la pelvis se hace menos espaciosa en esta posición.

    Un trabajo inducido es mucho más doloroso que aquel que ha seguido su curso natural. La madre no tiene tiempo de acostumbrarse a la sensación gradualmente, sino que las contracciones parecen no desaparecer nunca entre picos.

    Para algunas mujeres, el examen vaginal para chequear el grado de dilatación es muy incómodo, y probablemente no tenga que realizarse con tanta regularidad si la persona que atiende el parto es experta en cuanto a la interpretación de otras señales de progreso del trabajo de parto.

Resultado de imagen para Remedios naturales para aliviar el dolor de parto

    La tensión, indudablemente, aumenta la sensación de dolor. Es aconsejable negociar sus preferencias con tiempo y elegir un profesional con el que usted se sienta cómoda. La capacidad para relajarse en circunstancias agobiantes le será de gran utilidad.

A continuación se detallan algunos remedios naturales que pueden ayudar, también, para aliviar el dolor durante el proceso del parto

Sin embargo, los remedios homeopáticos, que también aparecen listados, no tratan el dolor del parto en sí sino, más bien, la actitud hacia él para quitar el miedo, desbloquear, etc.. Estos pueden ser utilizados con seguridad durante el embarazo y el parto.

El remedio homeopático debe ser seleccionado de acuerdo con la sensación que se está experimentando durante el trabajo de parto. Algunos pueden ser utilizados antes, para preparar el útero o para evitar la ansiedad, aunque su uso durante el trabajo de parto también es de utilidad. El bebé no sufrirá efectos adversos..

Curase usted mismo con remedios naturales

- Aplicar en la zona lumbar o en el bajo vientre una bolsa térmica o paño de franela precalentado.

- Darse una ducha o meterse en una bañera de agua tibia es placentero y efectivo para amortiguar el dolor. Algunos centros de partos disponen de piscinas especiales para que las mamas se relajen en el proceso de dilatación e incluso parir en ellas. También hay piscinas portátiles por si el parto se lleva a cabo en casa

- Envolver el cuerpo con toallas humedecidas con agua tibia  (no muy caliente para no sentir desvanecimiento).

Resultado de imagen para Remedios naturales para aliviar el dolor de parto

- Usar el Caulophyllum.  Éste es uno de los mejores remedios homeopáticos para el trabajo de parto y muchas mujeres se pueden beneficiar de su uso. Este, al relajar la tensa abertura del cérvix, disminuye el esfuerzo muscular que se requeriría para dilatar, y, por consiguiente, la duración del dolor durante el trabajo de parto. También ayuda a aliviar los dolores que parecen dispersarse en todas direcciones y entorpecen el progreso del trabajo de parto. Si el trabajo parece ir y venir, este es el remedio apropiado. Puede ser utilizado por unas cuantas semanas para preparar el útero, pero, generalmente, al comenzar el trabajo se toma una dosis cada treinta a sesenta minutos. Las náuseas del trabajo de parto también responden bien a este remedio. La dosis más efectiva para el trabajo de parto es una de Ch 30.

- Usar Actea Racemosa para ayudar a elevar el umbral del dolor. Las mujeres inherentemente cautelosas respecto a este la deben tomar. También se recomienda si siente demasiado cansancio durante el trabajo de parto y no encuentra una posición confortable. Si usted tiene tendencia a la histeria a medida que el trabajo avanza, este es su remedio. Se debe tomar a una potencia de Ch 30, cada treinta a sesenta minutos.

- Usar pulsatilla si la embaraza se siente asustada y llorosa. También encauza el trabajo que tiende a detenerse, fortalece la firmeza y mejora la irritabilidad. La potencia es Ch 200, una o dos veces por hora. La pulsatilla ayuda también a que el bebé que viene de nalgas adopte la posición cefálica (con la cabeza hacia abajo) y que pase de una posición occipital posterior a una anterior, pues esta última reduce la duración del trabajo y garantiza menos dolor de espalda en el momento del parto.

- Usar Nux Vómica con el fin de relajarse lo suficiente para dejar que la madre Naturaleza realice su trabajo. También ayuda si se presentan mareos o incomodidad durante el trabajo de parto. Si usted se siente enfadada o resentida, tome Nux Vómica. Utilícela en potencia D6 cada una a dos horas.

- Usar el remedio de mantenimiento Natura Rescue en tabletas o gotas. Este ayuda a aliviar la ansiedad y a hacer que el trabajo no represente una conmoción para el sistema. Utilícelo cada 30 a 60 minutos si se siente temblorosa (algo muy común durante el trabajo de parto) y si el hecho de pensar en el parto la aterroriza. Hemos visto que la ansiedad eleva los niveles de adrenalina y de cortisol, los cuales inhiben directamente la hormona oxitocina, que favorece un parto más fácil.

Recomendaciones

Practicar la visualización, ya que ayuda a que algunas mujeres se reconcilien con el trabajo de parto. Ellas utilizan su mente para enfatizar la creatividad del nacimiento y se “ven” en capacidad de lograrlo. Si el trabajo parece hacerse lento, la visualización del bebé naciendo puede acelerar el proceso nuevamente..

Utilizar la hipnosis médica  Esta técnica debe practicarse con tiempo y con la ayuda de un psicólogo clínico especializado en hipnosis médica. Esto contribuye a la producción de endorfinas para el control natural del dolor, mejora la capacidad de adaptación y aumenta el umbral del dolor.

Practicar técnicas de control de la respiración Muchas embarazadas se ven beneficiadas con la práctica de técnicas de respiración a la hora del parto. Cada exhalación limpia su cuerpo de gases utilizados y permite que las fibras musculares se relajen y descansen momentáneamente antes de que el ciclo se repita.

    Cuando inicie el trabajo de parto, simplemente inhale a través de la nariz y exhale por la boca. Observe mentalmente cómo la inhalación se esparce por todo su cuerpo. Cierre los ojos si lo cree necesario. Permita que su cuerpo se arrugue un poco con la exhalación. Si puede pararse durante la contracción, inclínese hacia delante y apóyese sobre el respaldo de una silla o sobre un mueble.

    A medida que las contracciones se vayan haciendo más fuertes, intente mantener el ritmo de su respiración tan normal como le sea posible, aunque, inevitablemente, este aumentará un poco. Continúe inhalando por la nariz, pero comience a expulsar el aire con más fuerza. Los labios deben estar sueltos y ligeramente abiertos. La exhalación debe separarlos.

    A medida que la primera etapa avance y el trabajo de parto se estabilice con contracciones fuertes, es muy útil emitir un sonido grave y profundo con cada exhalación. Esto ayuda a liberar del cerebro uno de los calmantes del dolor. Un sonido en tono alto puede aumentar la ansiedad. Si usted se encuentra en buena sintonía con su cuerpo, no tendrá que preocuparse por estos sonidos. Y si está demasiado consciente de otros, puede escuchar música con tonos básicos bajos para disimularlos.

    La respiración le puede ayudar mucho cuando llegue el momento de pujar para expulsar al bebé. Tome aire profundamente cuando sienta que u contracción comienza, apoye el mentón sobre el pecho para sostenerlo r un momento y puje con todas sus fuerzas. Suelte el aire lentamente cuando sienta que lo ha retenido por suficiente tiempo. Haga una nueva toma de aire tan pronto como pueda y repita. Se deben realizar por lo menos seis ¡¦espiraciones por contracción. No sostenga el aire demasiado tiempo.

Resultado de imagen para Remedios naturales para aliviar el dolor de parto

    Utilice la respiración para relajarse entre contracciones. De alguna manera, usted hiperventilará, así que tome algunas respiraciones cortas y profundas. Sosténgalas durante un rato y exhale completamente. A medida que la respiración se haga más lenta, cierre los ojos, permanezca quieta y callada y permita que la respiración involuntaria continúe normalmente..

Procurar un ambiente para el nacimiento cómodo y reconfortante, ya que ayuda a acabar con el ciclo tensión-dolor de manera bastante efectiva. Por esa razón, se recomienda tomar una almohada o una foto familiar, escuchar música relajante y pedir que bajen las luces para aumentar la intimidad.

Usar las terapias de contacto, como masajes y reflexología, ya que proporcionan bienestar y ayudan a mantener los niveles de calmantes naturales del dolor. Las mujeres en trabajo de parto se sienten consentidas, respetadas, animadas y con fuerzas para continuar con el trabajo.