Publicado hace Hace 1 años por Guillermo Angarita | 1337 lecturas
Manejo medico-naturista de las crisis de Angustia.

Todos, en un momento dado de nuestras vidas, hemos sentido ansiedad.   Sin embargo, cuando ésta se convierte en una sensación difusa e indeterminada de angustia o miedo que no guarda proporción con la posible amenaza que lo provoca o surge el deseo de huir sin saber cuál es el verdadero peligro, requiere de especial atención

Ésta tiene diversos orígenes; puede ser de orden:

Fisiológico Reacción medicamentosa, abuso de sustancias, drogas, desordenes glandulares, hipoglucemia y enfermedades cardiovasculares

Psicológico: Trauma subconscientemente escondido; como experiencias de guerra o traumas personales de infancia, adolescencia; accidentes, asaltos o desastres naturales.

Mientras espera para recibir atención médica, haga uso de los siguientes recursos terapeuticos.

Aunque de efecto general, estos recursos son útiles y en ciertos casos suficientes para resolver el problema.

Resultado de imagen para relajación

1. LA RELAJACION: Esta debe ser física y mental. La relajación física debe ir acompañada de imágenes mentales positivas (alegría, paz, tranquilidad, armonía) siendo entonces más factible que ésta crisis disminuya, es un gran recurso, el hábito de la relajación ha sido en muchos casos suficientes para lograr la curación del problema, en casos de angustia crónica o que viene en forma de crisis recidivante.

2. RESPIRACION ABDOMINAL: Hay una técnica de esta respiración usada por los yoguis que consiste en colocar en la mano derecha sobre el plexo solar y la izquierda sobre el corazón, los mismos la relacionan con la circulación de las chacras: ir respirando profundamente y hacerlo mínimo 40 veces, crea la conexión que casi siempre está interrumpida y que hace superar la angustia. Hay un músculo muy importante, el diafragma que divide al cuerpo en dos parte: superior e inferior, esta división no es sólo anatómica, también lo es psicológica y espiritual: los impulsos animales son generados  en la parte inferior, mientras que lo espiritual se genera en la parte superior del cuerpo, en esta concepción, la angustia se produce cuando se pierde la unidad de ambos, lo que sucede es una interferencia energética de ambas partes, la persona no se puede centrar y se genera una angustia, esta técnica crea una reconexión útil.

3- RESPIRACION ZURDA: Se respira por la fosa nasal izquierda lenta y profunda.

Resultado de imagen para respiraciones relajantes

4. RESPIRACIONES RELAJANTES: Útil en casos leves consiste en inspirar corto y un poco rápido expirando lenta y prolongadamente mientras se afloja el cuerpo.

5. BAÑOS DE VAPOR CON ORTIGA: La ortiga produce cambios importantes en los niveles de angustia, aún en los casos intensos, es muy útil en la angustia del síndrome de abstinencia.

6. FITOTERAPIA: Muchas plantas son útiles en estos casos, nosotros recomendamos una tisana de 3 plantas que son las siguientes:

Toronjil: 10 gr. a 20 gr.

Mejorana: 10 gr. a 20 gr.

Hojas de naranjo agrio: igual.

El uso de la cantidad de planta depende de la gravedad de los casos así:

En casos moderados 10 gr.

En casos severos 20 gr.

Hervir en agua suficiente, 3 - 4 tazas, durante 1 minuto, al empezar a hervir tapar y apagar, tomar durante el día.

- Hervir tres cucharadas de avena en ¼ litro de agua que deberá tomarse una taza antes de cada comida.

- Un excelente sedante y somnífero suave es la infusión de las hojas de naranjo.

- La levadura de cerveza, por su alto contenido en vitamina B, se trata de un gran complemento para combatir la ansiedad y puede ser consumida junto a la leche o el yogur.

Resultado de imagen para te de albahaca

- Albahaca: (Ocimum basilicum) Infusión de una cucharadita de hojas secas por vaso de agua. Tomar un par de tazas al día después de las comidas principales. Si se aumenta la dosis tiene propiedades narcóticas.

- Melisa o toronjil (Melisa officinalis) Muy útil para toda clase de alteraciones del sistema nervioso (Infusión de un pellizco de hojas secas en un vaso de agua durante 1/4 de hora. (3 vasos al día)

 - Mejorana: (Origanum majorana) La mejorana tiene efecto sedante y se utiliza para el tratamiento del insomnio, nerviosismo y estrés. También se utilizan baños con aceite esencial de mejorana) (Tomar infusión 1 cucharadita de hojas y sumidades florales por taza. Tres veces al día la misma cantidad)

7- La técnica más eficaz en la angustia es que la persona se siente, se relaje físicamente, detecte y preste atención y continua a la parte somática donde se percibe la angustia, esto al principio puede aumentar la misma, pero luego mejorará, poco a poco en los casos más severos, pero inexorablemente. Sensaciones de angustia más frecuentes: presión en el pecho, dolor en la espalda, epigastralgia.

8- CROMOTEAPIA: Se usan determinados colores especialmente el rosado, vestirse de rosado, pintar un área o habitación en rosado, otros colores buenos son verde y azul pastel.

Resultado de imagen para musicoterapia para la angustia

9- MUSICOTERAPIA: Música relajante especialmente aquella donde predominan las frecuencias bajas, tonos bajos.

10- MASAJES: Relajantes con aceite de ajonjolí virgen, mejor efecto, si se realiza después del baño de hipertermia.

11- Es muy bueno friccionar el cuerpo con agua tibia, en la que previamente se haya disuelto una cucharada de sal, para propiciar el relajamiento.

12- Machacar muy bien un diente de ajo. Luego, hervirlo en un 1/4 litro de leche. Tomarlo tibio, de a pequeños sorbos.

13- Beber un vaso de leche tibia con un chorrito de alguna bebida alcohólica mezclada (por ejemplo ron). Esto reducirá los niveles de tensión y ayudará a consiliar el sueño.

14- Es valiosa la práctica de una ducha de agua muy fría y corta.

15- Hipnoterapia con sugestiones de calma y cambio del marco de referencia del problema que la generó (cuando se conoce).

16- Para tener en cuenta:

- El calcio dismiñuye la tensión y relaja, consumir productos lácteos y nabos. También verduras y frutas como báse de la dieta.

- Especialmente comer ensaladas todos los días mezcladas con ajo y cebolla. También duraznos (melocotones), paltas (aguacates) y ensalada de apio.