Publicado hace Hace 1 meses por Guillermo Angarita | 383 lecturas
Los frutos secos -Marvillas de la naturaleza-

Los frutos secos han sido un alimento básico en todo el mundo a lo largo de la historia. Son parte tradicional de muchas cocinas étnicas y proporcionan intensos y deliciosos sabores que se complementan con casi cualquier hierba, especia, fruta, vegetal, queso o carne. Las almendras, las nueces del Brasil, las avellanas, las nueces de Macadamia, los anacardos, los piñones, las pacanas, los pistachos o las nueces ... los frutos secos son siempre un éxito y un complemento delicioso en casi cualquier plato. Se utilizan tanto en un plato principal, en una ensalada, en un bocadillo o en un postre, como para picar en una fiesta informal. Los frutos secos son tan sabrosos como versátiles.

Algunos estudios médicos recientes indican que los frutos secos podrían desempeñar un importante papel en la reducción del riesgo de padecer enfermedades cardíacas. En uno de esos estudios, se descubrió que, además de los beneficios de comerlos habitualmente, las personas que comían frutos secos al menos una vez a la semana padecían un 25% menos de enfermedades cardíacas que aquellos que no los comían nunca.

Algunos frutos secos, como las almendras, las avellanas, las pacanas o las nueces del Brasil, son grandes fuentes de antioxidantes como la vitamina E y el selenio.

Los frutos son los principales proveedores de proteínas y minerales, como fósforo, azufre y potasio.

Ventajas de las proteínas de los frutos secos sobre los animales

- No presentan producto de desecho del metabolismo, como ácido úrico, urea, etc. tan abundantes en la carne.

- No contiene hormonas de las carnes, ni las 2.700 sustancias químicas que se aplican al ganado, las aves, los cerdos, etc., tales como vacunas, antibióticos y tranquilizantes.

- Son ricos en vitaminas del grupo B, necesarias para la salud de los nervios y el cerebro.

- No son recomendados los frutos secos para los obesos por su elevado valor nutritivo, tampoco a los enfermos del hígado y de la vesícula biliar, ni a aquellos con diarrea, dispepsia, colesterol elevado arterioesclerosis.

- Están libres de parásitos como lombrices y triquina localizados normalmente en la carne.

Resultado de imagen para frutos secos

APROVECHE LOS FRUTOS SECOS

Si está cansado de comer siempre lo mismo, o tiene una visita inesperada pruebe los siguientes trucos. Con ellos sorprenderá a todos con su buen gusto:

ADIOS A LA CARNE _ los frutos secos son una gran fuente de proteína.  Añada unos cuantos a los sofritos, a las ensaladas o a la pasta.

CUBIERTO DE FRUTOS SECOS - espolvoree frutos secos picados sobre un plato de sopa, un salteado de verduras o su guiso favorito.

EMPIECE El DÍA CON FRUTOS SECOS - experimente con distintos tipos de frutos secos en sus bizcochos preferidos. Eche frutos secos  en el yogur o en los cereales.

LOS FRUTOS SECOS SON RIQUISIMOS CON QUESO - sirva sus frutos  secos preferidos junto con queso y galletas saladas como aperitivo o postre  especial.

Lleve una vida saludable

Los expertos recomiendan comer diaria­mente diversos alimentos de la U.S. Food Guide Pyramid (Pirámide de Guía Alimen­taria de Estados Unidos), a fin de obtener los nutrientes y las calorías necesarios. Los frutos secos se encuentran en el grupo de la carne, las aves, el pescado, las legumbres y los frutos secos. La dosis diaria recomendada en este grupo es de entre 2 y 3 raciones, o de entre 140 y 200 gramos de carne magra cocinada. Un tercio de taza equivale a unos 28 gramos de carne magra cocinada.

UNA FÁCIL RECETA CON MUCHO SABOR ...

Si requiere realizar un arreglo rápido y fácil para aderezar una cena a base de pescado o ave, mezcle a partes iguales unas migas de pan sazonadas y frutos secos tostados, variados y finamente picados; añada las hierbas o especias que prefiera, como tomillo, pimentón, albahaca o comino. Cubra el pescado o ave con la mezcla de migas hasta bañarlo. Áselo al horno o a la parrilla.

Algunos frutos secos

Almendras. Su cultivo tiene origen en Oriente Próximo, donde los griegos ya apreciaban las excelentes cualidades de este fruto seco. Posteriormente, los romanos extendieron su cultivo a España, desde donde llegaría hasta América. Las almendras son muy valiosas por su aporte de energía, vitaminas (destaca la vitamina B2 o riboflavina), calcio, fósforo y potasio. Gastronómicamente es uno de los frutos secos más importantes por su sabor, aroma y posibilidad de elaboración (pastelería, preparados alimenticios, recetas de cocina).

Avellanas. Las avellanas son de origen asiático, su consumo no tardó en hacerse popular en Europa gracias a sus excelentes características. Son ricas en proteínas, hidratos de carbono y sobre todo en calcio, magnesia, potasio, hierro, ácido fólico fósforo, y vitaminas (E, D Y B2). Reconocidas en todo el mundo por su calidad son muy sabrosas e ideales para picar o para combinar en sus guisos o postres preferidos.

Nueces. Comer nueces representa un magnífico aporte de fósforo, hierro, calcio, potasio, magnesia y cobre. Sin duda alguna, lo que hace que la nuez se convierta en la joya más preciada para el consumo, es su aportación de ácidos grasas poliinsaturados que contribuyen a reducir el nivel de colesterol "malo" y ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares, entre otros. Ideales para condimentar sus mejores ensaladas, postres y múltiples guisos.

Cacahuetes. El cacahuete tal vez es originario de Brasil. Sin embargo, no fue hasta principios del siglo XX cuando los agricultores del sur de Estados Unidos popularizaron definitivamente este fruto sembrándolo en sus plantaciones en vez de algodón. El cacahuete, el único fruto seco que crece bajo tierra, proporciona una cantidad de calcio, hierro y vitaminas del complejo B nada despreciables. Inconfundibles, crujientes, salados ... Son ideales para comer de uno en uno o de muchos en muchos, para picar en cualquier, momento en cualquier lugar. Se utilizan también para la obtención del aceite y la mantequilla.

Pistachos. Los pistachos son originarios de Sitia, desde donde se expandieron hacia Mesopotamia, Persia y el Mediterráneo. Destacan por su calidad los procedentes de Irán, que alcanzan un calibre de entre 28 y 30 milímetros. Imprescindibles cuando se quiere convertir el picar en una experiencia realmente distinta. Pruébelos. Le sorprenderán en ensaladas, guisos e incluso en sus postres favoritos.

Avellanas. Las avellanas son de origen asiático, su consumo no tardó en hacerse popular en Europa gracias a sus excelentes características. Son ricas en proteínas, hidrato s de carbono y sobre todo en calcio, hierro, magnesio, potasio, fósforo, ácido fólico y vitaminas (E, D Y B2). Reconocidas en todo el mundo por su calidad son muy sabrosas e ideales para picar o para combinar en sus guisos o postres preferidos.

Cocktail salado. Cada uno de los productos de esta mezcla es una auténtica sorpresa para el paladar. Cada pequeño momento que los disfrute será como sentir el mediterráneo. Una incomparable propuesta para disfrutar en cualquier momento y en cualquier lugar.

Anacardos. El anacardo procede de la especie de árboles con el mismo nombre, variedad que puede llegar a alcanzar los 20 metros de altura. Las pequeñas flores características de este árbol tropical tienen un pedúnculo que se hincha en forma de pera, de la que se extrae este delicioso fruto semejante a una pequeña almendra. Los anacardos son muy ricos en proteínas y oligoelementos, y destaca su alto nivel de magnesio, ácido pantoténico y vitaminas (B1 y B2). Los anacardos son frutos que se pelan antes de ser exportados, pues las cáscaras se tratan para obtener un líquido cáustico y muy valioso para la fabricación de medicamentos, resinas y otros productos industriales. La semilla se consume entera, en pastelería, en recetas culinarias, y son ideales para picar en cualquier momento o para incluirlos como complemento en un postre.

Curiosidades de la frutoterapia

La fruta del hombre es la pera, considerada así porque sus propiedades ayudan a contrarrestar las enfermedades de la próstata, problemas en el aparato reproductor y sexual masculino.

La fruta de la mujer es la breva, es un estimulante de los ovarios. Mejora problemas poli quísticos, miomas, fibromas, etc.

La fruta de los niños es la granadilla, con sus características pediátricas actúa inmunizando y haciendo crecer al bebé.