Publicado hace Hace 3 meses por Guillermo Angarita | 356 lecturas
Granada

La granada es una baya con muchas semi­llas y de cáscara gruesa, en colores que van desde el amarillo hasta el rojo. Esta atractiva fruta en forma de manzana tiene una piel correosa de color dorado rojizo y un gran cáliz o corona. En su interior se encuentra una masa de semillas comestibles de color blanco cremoso, cada una de las cuales está encerrada en una bolsa translúcida de pulpa color rosa o carmesí, y unidas entre sí por unos segmentos de membrana amarilla, amarga y no comestible, que se extiende hacia la parte exterior de la piel. Estas semi­llas dan a la fruta su nombre, que significa "manzana con granos". Comer una granada es bastante complicado, ya que cada semilla pulposa tiene que ser separada individual­mente, pero su sabor delicadamente ácido y refrescante y su textura jugosa hacen que el esfuerzo valga la pena. Tenga cuidado, pues el zumo de granada provoca manchas indelebles.

En Grecia era la fruta ceremonial en los ritos dionisiacos, junto con uvas e higos; en algu­nos textos se atribuyen virtudes afrodisíacas y se asocia con ceremonias de fertilidad.

La granada es originaria de Asia. Se cultiva en las zonas cálidas del mundo. El árbol alcanza una altura de 6 m, sus ramas delga­das a menudo presentan espinas en la punta, las hojas opuestas oblongas y brillantes, tie­nen de 2 a 5 cm de largo, y en las puntas de las ramas sale un ramillete de flores grandes, rojas o anaranjadas.

Valor nutritivo

Es rica en vitamina C, proteínas, fósforo, sodio, cloro, potasio, calcio y magnesio. Contiene además ácido málico y pigmentos flavónicos.

A- PROPIEDADES E INDICACIONES: 

La granada contiene una cantidad de hidratos de carbono (en forma de azúcares), superior a la mayoría de las frutas: 15,6% (el plátano alcanza los 21%). En cuanto a proteínas, se acerca al 1%, lo cual supone una cantidad respetable, teniendo en cuenta que se trata de una fruta fresca. Las grasas no superan el 0,3% de su peso.

La granada es bastante rica en vitaminas C, E y B6, conteniendo también cantidades significativas de B1, B2 y niacina. No contiene betacaroteno (provitamina A). Los minerales más abundantes son el potasio, el cobre y el hierro.

Entre los componentes no nutritivos destacan los siguientes:

Taninos, en pequeña cantidad. Son mucho más abundantes en la CORTEZA del fruto y en las láminas o TABIQUES amarillentos que separan los granos o vesículas. Los taninos ejercen una acción astringente y antiinflamatoria en las mucosas del tracto digestivo.

Ácido cítrico y otros ácidos orgánicos, a los que debe su agradable sabor acidulado y parte de su acción favorable sobre el intestino (contribuyen a regenerar la flora bacteriana intestinal).

Antocianinas: Pigmentos vegetales de color rojizo o azulado, pertenecientes al grupo de los flavonoides. Actúan como antisépticos y antiinflamatorios en el conducto digestivo y como poderosos antioxidantes en las células, frenando los procesos de envejecimiento y degeneración cancerosa. Ejercen también acción diurética.

Pelletierina: Alcaloide de acción (vermífuga) hace expulsar los parásitos intestinales), que se encuentra sobre todo en la corteza de la RAÍZ del árbol.

Todos estos componentes otorgan a la granada las siguientes propiedades: astringente, antiinflamatoria, vermífuga (si se ingieren los tabiques internos), remineralizante, alcalinizante y depurativa.

B- Preparación y empleo

1- Al natural: La granada es una de las fru­tas que mejor se conservan una vez reco­lectada. Madura bien fuera del árbol, sin que ello afecte a sus propiedades nutritivas. Las granadas, guardadas en un lugar fresco y se­co, pueden durar hasta seis meses.

Si no se desea obtener un efecto antipara­sitario, conviene eliminar las láminas o tabi­ques amarillentos que separan las vesículas, por su sabor amargo.

2- Jugo: Es muy refrescante y sabroso. Se puede obtener fácilmente con un exprimidor de cítricos.

3- Granadina: Es el jarabe que se obtiene tras hervir el jugo de granada con azúcar. Se conserva durante varios meses. Se usa como refresco, diluyéndolo en agua, o para aro­matizar ensaladas de frutas.

C- SU USO ESTÁ ESPECIALMENTE INDICADO EN LOS SIGUIENTES CASOS:

• Trastornos intestinales: Por su acción astringente y antiinflamatoria sobre el tracto digestivo, la granada conviene en caso de diarreas infecciosas debidas a gastroenteritis o colitis. También son beneficiosas cuando hay flatulencias (exceso de gases) y cólicos intestinales. Se han obtenido resultados sorprendentes en caso de enfermedades crónicas del intestino tales como la colitis ulcerosa y la colitis granulomatosa (enfermedad de Crohn).

• Acidez de estómago: Por su efecto astringente, frena la producción de jugo gástrico y lo­gra desinflamar el estómago irritado.

• Anemia por falta de hierro: La granada aporta bastante cobre (70 ug/100 g), oligoelemento que facilita la absorción del hierro.

• Arteriosclerosis: Por su riqueza en flavonoides y en vitaminas antioxidantes (C y E), que detienen el proceso de envejecimiento arterial, se recomienda la granada en caso de falta de riego arterial. Resulta, pues de gran utilidad como preventiva del infarto, y en la alimentación del cardíaco.

• Hipertensión: Por su riqueza en potasio y su carencia en sodio, conviene en la dieta de los hipertensos. Contribuye a evitar las cifras altas de tensión máxima o mínima.

• Trastornos del metabolismo: Recomendable en caso de gota, exceso de ácido úrico y obesidad, por su efecto alcalinizante y depurativo.

D- COMO UTILIZAR LA GRANADA EN LAS DIFERENTES DOLENCIAS

Con el extracto de la granada se obtiene un líquido con poderes desinfectantes.

- Jarabe diurético (Ayuda a eliminar líquidos anormales acumulados en el cuerpo): macerar 100 g de pulpa en 300 cm3 de alcohol a 30°, durante 5 días. Hervir 1/3 kg de azúcar en 165 cm3 de agua hasta formar un jarabe. Mezclar y dejar en reposo por un día. Filtrar y tomar una cucharada, 2 ó 3 veces diarias.

- Para el dolor de estómago y la amibiasis: cocine 20 g de cáscara de granada en 2 tazas de agua, luego añada una cucharada de linaza, deje hervir por espacio de 10 minutos. Tome el contenido repartido en tres tomas diarias.

- El jugo de la perla de granada fresca aplicado una vez por semana, de manera constante, en personas afectadas por cataratas y terigio los controla y disminuye.

- El cocimiento de la corteza de la raíz es muy activo contra las tenias intestinales. Cocine 100 g de corteza de granada en 1 litro de agua, hasta reducida a 1/4 de litro. Este cocimiento se administra en tres tomas separadas por intervalos de media hora.

- Para expulsar los parásitos intestinales  Secar las semillas de 7 a 9 granadas al sol o colocarlas en una bandeja para hornear en el horno a temperatura baja durante 7 horas. Luego, machacarlas hasta hacerlas polvo con un martillo u otro objeto pesado. Tomar 1 cucharada de semilla en polvo en un vaso de 6 onzas (175 ml) de jugo de piña (ananá) sin endulzar de 3 a 4 veces al día, con el estómago vacío. Se recomienda realizar en conjunto un ayuno moderado.

- La granada contra la tos y el resfriado Mezclar media taza de jugo fresco de granada y otra media taza de infusión de raíz de jengibre.  Anadir 1 cucharada de miel.   Tomar 3 veces al día.

- granada para el dolor de garganta. Verter una cáscara previamente lavada de granada en 1/2 taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar  refrescar.  Hacer gárgaras con esta infusión varias veces al día.

- La granada para combatir las arrugas: Aplicar directamente el jugo de granada con unas gotas de limón sobre el rostro.  Realizar este remedio 3 veces a la semana justo antes de dormir.

- La  Granada como afrodisíaco: Mezclar un vaso de jugo de granada con dos cucharadas de miel y una cucharadita de canela en polvo.  Tomar esta bebida  tres veces por semana.

- La granada contra el mal aliento o halitosis: Masticar una cucharada de semillas de granada después de cada comida.

E- Jugos y batidos curativos con la granada

E1- Jugo afrodisiaco de granada

Ingredientes

2 granadas mediana

1 cucharada de miel

2 vasos llenos de hielo molido

Preparación

Lavar y, luego, desgranar las granadas. Colocar la pulpa en la licuadora y procesar hasta que la todo quede perfectamente bien integrado.  Después añadir la miel y mezclar perfectamente.   Servir sobre los vasos con hielo molido y decorar a su gusto. Tomar dos o tres vasos por semana.

E-" Jugo de granada para adelgazar

Ingredientes

1 toronja

2 rebanadas de piña

1 granada

½ vaso de agua

Preparación

Lavar y partir en dos la toronja.  Extraer el jugo de ésta.  Colocar en la licuadora, junto con las rebanadas de piña, la granada sin semillas y el agua.  Licuar por unos segundos. Servir de inmediato y tomar un vaso de este jugo preferiblemente durante la mañana.

Licuado de granada antioxidante

Ingredientes

1 granadas

1 manzana

1 yogur natural

Preparación

Desgrana la granada y pasa los granos por la batidora junto con la manzana pelada y picada y el yogur.  Si está un poco amargo, añade azúcar al gusto.  Tomar 1 vaso cada dos días.

Recomendaciones

Seleccionar para consumir granadas que tengan una piel de color rojo uniforme con ligeros tintes castaños y su textura sea lisa al tacto.

Desgranarla mediante un corte por la mitad y luego presionar un poco para que se aflojen los granos. A continuación, una vez liberadas las semillas, hay que eliminar todas las pieles blanquecinas porque tienen un sabor amargo.

Guardar las granadas en algún lugar fresco, protegido de la luz. Conservar no  más de un mes en el frigorífico.

F- SABÍA QUE..

Es sabido que el granado se cultivaba en tiempos muy remotos porque se han encontrado indicios del consumo de esta fruta en tumbas egipcias de 2,500 años antes de la era cristiana. Se cree que los cartagineses introdujeron el granado en la región mediterránea a raíz de las guerras púnicas, de donde se deriva su nombre propuesto por Linneo: Punica granatum. Teofrasto describió este árbol alrededor del año 300 a. C. y Plinio se refirió a él como uno de los frutales más valiosos.

Resultado de imagen para granadas arbol