Publicado hace Hace 7 dias por Guillermo Angarita | 134 lecturas
ARCILLA DE USO INTERNO: CÓMO PREPARARLA Y UTILIZARLA

La arcilla de uso interno (barro medicinal) es un poderoso remedio que tradicionalmente se ha utilizado contra situaciones puntuales como intoxicaciones, diarreas o vómitos, y también en planes de desintoxicación, remineralización, como depurativa, contra úlceras... entre otras muchas importantes aplicaciones que se le pueden dar. Es por esto que muchos la consideramos un básico del botiquín natural.

Y no sólo es útil para las personas, suele ser muy eficaz también para los animales, no en vano estos, cuando viven en estado salvaje, se tratan instintivamente con arcilla.

Contrariamente a lo que pueda parecer, es agradable de tomar ya que la arcilla pura no tiene ningún sabor.

Evidentemente, esta información es general y un repaso a los usos tradicionales de la arcilla, pero cada uno es responsable de buscar el asesoramiento médico adecuado ante problemas de salud que lo requieran.

CÓMO SE TOMA

No hace falta tomar grandes cantidades, pues la acción de la arcilla suele funcionar a dosis homeopáticas o muy pequeñas.

  1. Echar la arcilla en un vaso de agua (filtrada, de manantial, etc. debe ser sin cloro), y remover. Hay que manipular la arcilla con cuchara de madera y echar en vaso de cristal. Se puede tomar inmediatamente si es necesario, o dejar reposando varias horas. Si ha reposado, antes de tomarla

    se puede remover un poco de nuevo.
  2. Beber sólo el agua, a pequeños sorbos, y dejar el poso. La ingesta del poso se puede hacer de forma progresiva en tomas de arcilla que duren varios días o semanas, una vez comprobado que se va tolerando bien y que no causa estreñimiento.
  3. El momento de ingerirla será por la mañana en ayunas, o por la noche antes de acostarse. También se puede repartir la ingesta en varias tomas a lo largo del día, siempre alejada de las comidas (p. ej. una hora antes de comer).
  4. Las curas largas suelen ser de 3 semanas, descansando una y volviendo a comenzar el ciclo durante dos meses. Después se suele continuar la cura tomándola semana sí, semana no.

Si se prefiere mezclar con algún otro líquido para cambiar el sabor, se puede hacer el preparado con infusión de menta o de regaliz, o echar un poco de zumo de limón al agua.

ADULTOS:
Una cucharadita de arcilla al día en un vaso de agua. Dependiendo de casos puede llegar a aumentarse la dosis hasta a varias cucharadas por día.

NIÑOS:
Media cucharadita de arcilla al día en un vaso de agua. Dependiendo de la edad y la situación la ingesta será desde varias cucharaditas hasta cucharadas del agua arcillosa sin el poso. La medida tradicionalmente usada para los bebés es de una cucharadita del agua arcillosa, 3 veces al día, antes de alimentarse.

ANIMALES:
4 cucharadas soperas por litro de agua al día. Echar en el bebedero y remover, dejar así durante el día para que el animal beba libremente. En caso necesario se le puede dar con biberón... etc. Cambiar la arcilla y el agua a diario.

PRECAUCIONES

La arcilla medicinal no es una sustancia inocua aunque sea muy natural, por lo tanto hay que observar una serie de precauciones al ingerirla.

- Durante la cura es recomendable reducir el consumo de grasas y aceites, y siempre tomar la arcilla alejada de la ingesta de cualquier grasa.
- La arcilla es incompatible con productos que contengan parafina. Por lo tanto no debe tomarse si se está ingiriendo algún producto con parafina (p. ej. algunos laxantes), o se ha tomado durante los 15 días previos.

- La arcilla es incompatible con medicamentos alopáticos u homeopáticos, ya que puede reducir o anular la acción de estos. 

- A veces puede producir estreñimientoen ese caso hay que dejar de tomarla inmediatamente y solucionar el problema. Hay quienes prefieren beberla por la noche antes de acostarse en lugar de en ayunas por la mañana, pues aseguran que así no lo causa.
- No está recomendada en caso de estreñimiento crónico.
- No debe tomarse en caso de riesgo de oclusión intestinal.
- No debe ingerirse en caso de riesgo de estrangulamiento de hernia.
- Las personas que padezcan hipertensión deben controlar el consumo de arcilla, bajando la dosis o absteniéndose de la misma.

Resultado de imagen para ARCILLA DE USO INTERNO: CÃ?MO PREPARARLA Y UTILIZARLA

A LA HORA DE ADQUIRIRLA EN TIENDAS

Aunque en realidad cualquier arcilla pura, fina y libre de arena serviría para uso interno, con el problema de contaminación que tenemos actualmente (campos fumigados, industrias, tráfico, contaminantes acumulados en una zona...), y dado que la arcilla es un poderoso absorbente de tóxicos, no es recomendable tomar ninguna arcilla a no ser que venga etiquetada como apta para uso interno, o que nos garanticen su pureza y calidadMejor si ha sido una arcilla soleada y si se especifica que procede de zonas limpias y controladas.

TERRENO PROPIO

Otra posibilidad es obtenerla de un terreno propio en el caso de que se tenga la certeza de la calidad de la misma. Hay que cribarla, airearla y solearla antes de su uso.
Como vemos, la arcilla de uso oral es muy fácil de utilizar y su acción en determinadas circunstancias suele ser bastante rápida, por eso siempre puede ser interesante tenerla a mano y estar familiarizados con sus múltiples aplicaciones.

BIBLIOGRAFÍA
Clay Cures, Anjou Musafir, Pascal Chazot, Maping Publishing, 2006.
Upon a Clay Tablet, The Definitive Guide to Healing with Homeostatic Clay, volume I, A. V. Website Marketing Group, 2010.
Cómo Cura la Arcilla, Marie-France Muller, editorial Integral, 1998.
Cura natural por la Arcilla, Raymond Dextreit, editorial Arín, 1984.
Curarse y Rejuvenecer por la Tierra, el Sol, las Plantas, el Aire y el Agua, Raymond Dextreit, editorial Acuario.
El Poder Curativo de la Arcilla, Raymond Dextreit, editorial Océano Ibis, 1998.
El Poder Curativo de la Arcilla, Jorge Sintes Pros, editorial Sintes 1973.

 

Resultado de imagen para ARCILLA DE USO INTERNO: CÃ?MO PREPARARLA Y UTILIZARLA