Publicado hace Hace 1 meses por Guillermo Angarita | 399 lecturas
¿Qué es y cómo se hace el vinagre de los cuatro ladrones

Hace tiempo leí en un libro de aromaterapia que me encanta sobre la historia del “vinagre de los cuatro ladrones” y me resultó muy interesantes, pensé en escribir sobre ello, y aquí esta el artículo.

Hace unos días, por casualidad, leyendo el blog antibioticosnaturales.com un blog que les recomiendo un montón, volví a leer sobre esta historia y esta vez si me decidí a probar con la receta de los cuatro ladrones.
Se conocen muchos relatos que cuentan como individuos y grupos de personas escaparon a la Peste bubónica (esta enfermedad está provocada por la bacteria Pasteurella pestis que es trasportada por las pulgas de las ratas) debido a la acción de las plantas medicinales. Personas que trabajaban en campos lavanda, curtidores que usaban aceites esenciales, perfumistas, jardineros que trabajaban en jardines medicinales, etc. quedaron más protegidas frente a la infección.

El relato de “el vinagre de los cuatro ladrones“, cuenta que en Toulouse. (Francia) en el siglo XVII una banda de ladrones desnudaba y robaba los cuerpos de las víctimas de la peste sin infectarse gracias a un compuesto que fabricaban ellos mismos. Al cabo de un tiempo la policía les apresó, en su juicio les pidieron a cambio de su libertad la receta de este vinagre, los ladrones aceptaron y facilitaron la receta pero aquí la historia cambia, en algunas versiones los ladrones salen en libertad y en otras les dan muerte.

La receta se conservo durante muchos años en vademécum farmacéutico dentro de las recetas magistrales, realizando mejoras y variaciones de dicho vinagre, gracias a esto, todavía podemos seguir conociendo este remedio y de su historia. Incluso en algunos lugares de Francia se sigue vendiendo este vinagre para no enfermar.

USOS Y BENEFICIOS DEL VINAGRE DE LOS CUATRO LADRONES

Vía oral:

  • Cuando ya estamos enfermos podemos tomar una cucharada varias veces al día en adultos y en caso de niños una cucharita varias veces al día, en todos los casos de disolverá en agua, zumo, té, etc. Nos ayudará a recuperarnos más rápidamente.

Uso externo:

  • Tanto de manera preventiva como si ya estamos enfermos, podemos añadir un poco de este vinagre en el agua de baño, esto nos ayudará a recuperarnos o evitar contagiarnos.
  • En spray lo usaremos como desinfectante para nuestro hogar. Lo usaremos tanto en caso de prevención o cuando alguien de la familia ya está enfermo. También lo podemos usar en la ropa, ropa de cama, etc.
  • Es muy útil en caso de micosis, por ej. hongos en las uñas. Aplicar un poco del vinagre en agua y dejar los pies en remojo unos 20 minutos.
  • Es un eficaz repelente de insectos. Debemos mezclar un poco del vinagre en un spray con agua, 1/4 de vinagre en 500 ml. de agua aproximadamente. Nos lo aplicaremos en la ropa y piel. Ojo con las mucosas.

    INGREDIENTES DE LA RECETA
  • 500 ml. de vinagre de manzana o vino blanco.
  • 2 cucharadas de hojas de tomillo.
  • 2 cucharadas de hojas de romero.
  • 2 cucharadas de salvia.
  • 2 cucharadas de flores de lavanda.
  • 2 cucharadas de hojas de menta.
  • De 4 a 8 dientes de ajo.

Opcionales:

  • 1 ramita de canela.
  • 8 clavos de olor.
  • 1 hoja de laurel

    ELABORACIÓN

¿Qué es y cómo se hace el vinagre de los cuatro ladrones?

La primera foto es justo después de echar los ingredientes y la segunda foto es la mezcla semanas después.

  1. En un bote de vidrio echamos las plantas, el ajo y las especias, después añadimos el vinagre.
  2. Cerramos el bote y lo dejamos  macerar varias semanas, se recomienda unas 3 semanas aproximadamente. Lo debemos dejar en un lugar seco y sin humedad.
  3. Agitar el envase todos los días, para que todos los ingredientes se mezclen bien.
  4. Pasado las tres semanas lo filtraremos la mezcla, el vinagre resultante lo guardaremos en un bote de vidrio, si puede ser de color oscuro.

Para que nuestro “vinagre de los cuatro ladrones” nos dure mucho tiempo os recomiendo que lo guardéis en un lugar oscuro y seco.

Ojo, ya que el vinagre puede dañar la tapa metálica de nuestro envase, os recomiendo que pongáis entre medias un poco de papel de cocina o algo similar. Yo he usado un tapón de corcho aunque otra solución es usar una tapa de plástico.

VARIACIONES DE LA RECETA

Hay muchas variaciones de la receta original, yo mismo he hecho una mezcla de dos recetas.

En la receta podemos usar tanto planta fresca como seca. Si usamos planta fresca debemos lavarla correctamente y cubrirla debidamente con el vinagre para que no se nos eche a perder el preparado.

Debemos tener en cuenta que depende de la receta que queramos hacer, algunas de ellas no se podrán tomar de manera oral, por ejemplo, algunas recetas tienen alcanfor o plantas que son tóxicas vía interna.

Resultado de imagen para vinagre de los cuatro ladrones

Si queres conocer algunas variaciones de esta receta,  aquí las tiene.

El origen de la receta: la leyenda de los cuatro ladrones 

En Europa en el siglo XVII, la gente se estaba muriendo de la peste negra (bubónica). No existía conocimiento sobre los antibióticos, no había manejo de aguas negras ni higiene y las ciudades estaban llenas de ratones y pulgas.

En Francia, donde se originó la receta, la mitad de la población falleció en un espacio de pocas semanas, los hospitales estaban sobre llenos y la situación causó un pánico incontrolable en toda la región.

En medio de esta situación, un pequeño grupo de personas tenía contacto constante con los cadáveres, pero (según la historia popular) nunca se enfermaba. La leyenda dice que ellos eran profanadores de tumbas que decidieron aprovechar los recursos que quedaban libres con la muerte de tanta gente. Una fuente inclusive dice que iban a las casas de los enfermos y los mataban para robar sus bienes. Cuando la policia les agarraró por su delito, fueron sentenciados a quemarse vivos. Entonces los ladrones ofrecieron la receta secreta a cambio de un castigo menos doloroso: los oficiales apuntaron la receta del vinagre de los cuatro ladrones y luego los ahorcaron.

Sea verdadera o no esta historia popular del origen de la receta, el vinagre de los cuatro ladrones llegó a ser utilizado ampliamente en toda Europa por su fama de alejar la enfermedad.

Se dice que originalmente la receta consistía de cuatro hierbas, una por cada ladrón, pero existen muchas variantes en la tradición casera europea. Aquí se presenta la receta "original" y dos variantes.

Vinagre de los cuatro ladrones
Receta "original" de cuatro hierbas

Es preferible utilizar hierbas frescas, sin embargo es probable que "los ladrones" originales también usaban hierbas secas cuando no era posible conseguirlas frescas.

El vinagre orignalmente empleada en la receta era vinagre de manzana (sidra) o de uva (vino), sin embargo cualquier vinagre claro puede servir.

1 parte lavanda
1 parte romero
1 parte tomillo
1 parte salvia
4 partes vinagre

Mezcla todos los ingredientes y déjalos reposar un mínimo de 10 días y un máximo de dos meses. Cuela y embotéllalo. Como es una historia popular con pocas evidencias verificables, no es posible saber si los ladrones tomaban esta mezcla o si la aplicaban sobre la piel, o ambos.

Variante popular

1 parte lavanda
1 parte romero
1 parte tomillo
1 parte salvia
1 parte ajenjo
1 parte menta
1 parte ajo fresco
7 partes vinagre de manzana (sidra) no pasteurizado

Mezcla los ingredientes y déjalos reposar una o dos semanas. Cuela y embotéllalo. Utiliza la mezcla para desinfectar cualquier superficie, sea el cuerpo o la cocina.

Resultado de imagen para vinagre de los cuatro ladrones

Receta del Dr. Valnet, aromaterapeuta francés (1920-1995)

**UNICAMENTE PARA USO EXTERNO**

2500 gramos de vinagre blanco
40 gramos de cada hierba : ajenjo mayor (Artemesia absinthum), ajenjo menor (Artemesia pontica), romero, menta, ruda, salvia, lavanda
5 gramos de canela
5 gramos de clavo
5 gramos de nuez moscada
5 gramos de ácoro (Acorus calamus)
5 gramos de ajo (aproximadamente 5 dientes)
10 gramos de alcanfor natural (no sirve el sintético)
40 gramos de ácido acético cristalizado

Mezcla los ingredientes y deja reposar 10 días. Filtra y embotéllalo. Esta mezcla se usa como desinfectante para la piel, frotándola sobre las manos y la cara. También se puede inhalar el vapor o quemar para desinfectar el aire. No se debe ingerir porque contiene varios ingredientes tóxicos.